Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Fidel Castro en 1950

View in slideshow mode

 

Fidel Castro en 1950

 

Photos in this album: 127

 

Luego de calmados un poco los ánimos, Fidel Castro dejó de esconderse (porque lo querían matar los líderes gangsteriles que denunció en noviembre de 1949), regresó a su hogar junto a su esposa Mirta y su recién nacido hijo Fidelito, y se volvió a concentrar de lleno en sus estudios. Aunque no dejaría de lado su participación en las actividades políticas, debía terminar su carrera y además pasar más tiempo junto a su familia.

El 28 de enero de 1950 asistió a la Asamblea Nacional del Partido Ortodoxo. Ya en aquel año, los distintos partidos políticos estaban comenzando a prepararse para las elecciones presidenciales de 1952, así que estaban empezando a barajar a sus posibles candidatos. Claramente, el candidato por el Partido Ortodoxo sería el líder de dicho movimiento, el Senador Eduardo Chibás.

Eduardo Chibás provenía del Partido Auténtico (de hecho participó en su creación en 1934) y en un principio apoyaba al Gobierno de Ramón Grau San Martín, aunque luego frente a los múltiples casos de corrupción de su Gobierno, decidió fundar el 15 de mayo de 1947 el Partido del Pueblo Cubano, también conocido como Partido Ortodoxo. Chibás había sido Senador por el Partido Auténtico desde 1944. Las bases ideológicas del Partido Ortodoxo podían catalogarse como antiimperialistas y apoyaban la total soberanía nacional, el cese de la constante intervención de intereses estadounidenses en asuntos cubanos, la independencia económica, la diversificación de la producción agrícola, la total eliminación del latifundio, la industrialización del país, la nacionalización de los servicios públicos, la defensa de los derechos de los trabajadores y la lucha contra la corrupción. Chibás había sido candidato a Presidente en 1948, aunque quedó en tercer puesto y resultó ganador Carlos Prío Socarrás del Partido Auténtico. Pero hacia 1950, las cosas habían cambiado bastante, el Gobierno de Prío Socarrás estaba envuelto en muchos casos de corrupción. La mayoría consideraba que Chibás era favorito entre la población y podría resultar vencedor en las elecciones de 1952. Se podría ubicar la ideología de Eduardo Chibás en una tercera posición, contraria tanto al comunismo como al capitalismo.

Llegando el mes de junio de 1950, Fidel Castro decidió meterse de lleno en política y quizás aspirar a algún cargo de importancia. Para ello, debería olvidar su aspiración a la beca Bustamante que le hubiese permitido estudiar una carrera de postgrado en el exterior. Así que optó por quedarse en Cuba, enfocarse únicamente en terminar su carrera de Derecho y dedicarse de lleno a la política.

Fidel buscaba destacarse dentro del Partido Ortodoxo para lograr una posición de liderazgo dentro del movimiento. Si bien hacia 1950 Fidel ya sentía cierta admiración por la doctrina comunista y tenía algún acercamiento a estudiantes comunistas, no le gustaba el Partido Comunista en sí. Sabía que no podría avanzar demasiado en política siendo miembro de dicho partido. Además, los comunistas cubanos de esa época eran cautelosos y moderados, no tolerarían una militancia revolucionaria. Incluso algunos de ellos habían apoyado a Fulgencio Batista durante su gobierno (1940-1944).

Por otro lado, Eduardo Chibás era un feroz anticomunista que consideraba al regimen comunista soviético como "totalitario, el más despótico, cruento y agresivo de la Historia". Chibás incluso brindó su apoyo a Harry Truman (el entonces primer mandatario de Estados Unidos) durante la Guerra de Corea.

Por esto, Fidel Castro moderó un poco su discurso que a veces sonaba muy marxista-leninista y lo alineó más con el del Partido Ortodoxo y su líder Chibás, que si bien era antiimperialista era claramente antisoviético y anticomunista. No obstante, Fidel no pudo esconder su disconformidad cuando en junio de 1950 estalló la Guerra de Corea y Chibás brindó su apoyo a la administración Truman y a Estados Unidos. Fidel nunca estuvo de acuerdo con dicha guerra entre Corea del Sur (apoyada por Estados Unidos) y Corea del Norte (apoyada por China y la Unión Soviética).

De acuerdo a lo dicho por José Pardo Llada (amigo de Fidel y compañero de militancia, así como más tarde del proceso revolucionario), en un primer momento Eduardo Chibás no confiaba demasiado en Fidel Castro. Consideraba que el joven oriundo de Birán buscaba impresionar demasiado a los líderes del partido y lo veía como una especie de oportunista. Por otro lado, le preocupaba el pasado turbulento -no tan lejano en el tiempo- de Fidel Castro cuando estuvo envuelto en conflictos con bandas gangsteriles como el Movimiento Socialista Revolucionario (MSR) y su relación con miembros de la Unión Insurreccional Revolucionaria (UIR). Pensaba que esto podría dañar la imagen del Partido Ortodoxo.

Así que en un principio, Chibás les pidió a los demás líderes del partido que sean cautelosos y no le ofrecieran un cargo de liderazgo a Fidel Castro, ya que de esta forma se convertiría en un blanco fácil para sus enemigos políticos. Chibás consideró que por el momento era suficiente con dejarlo participar en las actividades del partido. Pero con el paso del tiempo, Chibás empezó a notar mucho empeño por parte Fidel, quien seguía al líder ortodoxo en todas sus actividades, además notó una gran capacidad de liderazgo y poder de oratoria en él, por lo que comenzó a confiar más en él y darle un espacio más protagónico en el partido.

En la fotografía de arriba, Fidel Castro aparece hablando en un acto en el Aula Magna de la Universidad, en el año 1950.

Fuentes de información:

  • Fidel Castro Ruz GUERRILLERO DEL TIEMPO - Escrito por Katiuska Blanco Castiñeira
  • Así es Fidel - Escrito por Luis Báez. Publicado por Casa Editora Abril en 2009. ISBN: 978-959-210-552-2
  • Después de Fidel. Escrito por Brian Latell - ISBN: 9789584508423
  • Cronologías de Fidel Castro
Be the first to like it
Share


Follow Youbioit




Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.