Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

El hombre que se negó a hacer el saludo nazi a Hitler en 1936

View in slideshow mode

 

El hombre que se negó a hacer el saludo nazi a Hitler en 1936

 

Photos in this album: 27

 

El saludo conocido con el nombre de Sieg Heil (que en alemán significa viva la victoria) fue adoptado por el partido nazi en la década de los años 1930s. Una vez que Adolf Hitler llegó al poder, este saludo se volvió obligatorio para todos los ciudadanos alemanes como demostración de lealtad a Hitler, a su partido y a la nación.

August Landmesser fue el único alemán en negarse a levantar rígidamente el brazo derecho ante la presencia de Hitler en un mitin nazi en los astilleros Blohm & Voss, en Hamburgo el 13 de junio de 1936.

Hasta unos años antes, Landmesser había sido leal al nazismo. Se afilió al partido nazi en 1931 y de a poco comenzó a escalar rangos en dicho movimiento político. Pero en 1933 Landmesser se enamoró perdidamente de Irma Eckler, una mujer de religión judía a quien le propuso matrimonio en 1935. Luego de descubrirse su compromiso con Irma, Landmesser fue expulsado del partido nazi.

En 1935, August Landmesser e Irma Eckler efectuaron una solicitud de matrimonio en Hamburgo, pero les fue denegada de acuerdo a las nuevas Leyes de Nuremberg anunciadas durante la conferencia anual del partido nazi en dicha ciudad. Estas leyes institucionalizaron varias de las creencias ideológicas prevalentes en el nazismo relacionadas a temas raciales. Entre ellas, la exclusión de los judíos al derecho de ciudadanía del Tercer Reich, así como la prohibición a casarse con personas de lo que ellos llamaban "sangre alemana o relacionada a ella". Estas leyes no definían a un judío por sus creencias religiosas, con que alguien tuviera tres o cuatro abuelos de religión judía, alcanzaba para que también fuera considerado judío, sin importar si se sentía identificado con el judaísmo o si era miembro de la Comunidad Judía. Muchos alemanes cuyas familias no practicaban la religión judía por generaciones, igualmente fueron arrestados durante los años de terror nazi. Incluso aquellas personas cuyos abuelos se convirtieron al cristianismo eran calificados como judíos.

La pareja tuvo a su primera hija, Ingrid, en octubre de 1935. El 13 de junio de 1936, cuando Hitler se presentó en los astilleros Blohm & Voss de Hamburgo para bautizar un nuevo buque, August Landmesser, a modo de protesta, se cruzó de brazos y se negó a realizar el saludo nazi obligatorio ante la presencia de Hitler. Como se puede observar en la fotografía de arriba, su actitud desafiante se destacó entre la multitud de personas que levantaron sus brazos derechos al unísono.

En 1937, hartos de esta situación, Landmesser y su familia intentaron escapar de la Alemania nazi hacia Dinamarca. Sin embargo, fue detenido en la frontera bajo los cargos de "deshonra a la raza" o "infamia racial" de acuerdo a las Leyes de Nuremberg.

Un año después, Landmesser fue absuelto por falta de evidencias y se le prohibió volver a tener una relación con Irma Eckler. Pero se rehusó a abandonar a su familia y fue arrestado nuevamente en 1938 y sentenciado a pasar tres años en un campo de concentración. August Landmesser no volvió a ver ni a su amada ni a su hijo.

Por su parte, Irma Eckler fue arrestada estando embarazada de la segunda hija de Landmesser. Eckler dio a luz a su hija Irene en prisión y al poco tiempo fue enviada a un campo de concentración de mujeres. Se piensa que Irma Eckler fue transferida en 1942 a lo que los nazis llamaban un centro de eutanasia donde fue asesinada junto a otras miles de personas.

Luego de salir de prisión, August Landmesser tuvo algunos trabajos hasta que fue reclutado en el ejército en 1944. Unos meses más tarde fue declarado desaparecido en combate en Croacia.

Fuentes de información:

Be the first to like it
Share


Follow Youbioit




Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.