Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Fidel Castro y sus hermanos en 1940

Ver en modo diapositivas

 

Fidel Castro y sus hermanos en 1940

 

Fotos en el album: 105

 

Fidel Castro con 14 años de edad, junto a sus hermanos en la casa de su media hermana, Lidia Castro Argota, en Santiago de Cuba, en 1940. Fila de pie de izquierda a derecha: Fidel, Ángela y Ramón. Sentados de izquierda a derecha: Raúl, Lidia y Juanita.

Con Lidia, su hermana mayor, hija del primer matrimonio de su padre Ángel Castro con María Luisa Argota Reyes, Fidel siempre tuvo buenas relaciones porque se preocupaba por sus medios hermanos menores.

Si bien los hijos del primer matrimonio de Ángel Castro -Lidia y Pedro Emilio- nunca vivieron en la casa de Birán con sus medios hermanos y no existían las mismas sensaciones de cercanía fraternal entre los hermanos del primero y segundo matrimonio, igualmente se llevaban bien y cuando Fidel, Ángela, Ramón y Raúl estudiaban en Santiago de Cuba como alumnos internos, tanto del La Salle como del Dolores, eran invitados por Lidia con cierta frecuencia a la casa donde vivía con su esposo, Narciso Montero, un médico que tenía un laboratorio farmacéutico. La casa, a pesar de no ser muy lujosa, era cómoda y estaba bien amueblada.

Cuando Fidel ya estaba en el Colegio Dolores, Lidia solía invitar a sus medios hermanos los domingos, y les preparaba buena comida con un rico postre. Un postre en particular que preparaba Lidia que le encantaba a Fidel era la charlota rusa, que se hace con huevos, frutas y gelatina.

Muchos años más tarde, Lidia sería compañera en la lucha revolucionaria de Fidel y simpatizante de sus políticas. De hecho, ella fue la primera simpatizante de las ideas de Fidel Castro entre los dos grupos de hermanos y luego le siguió Raúl.
 
Fidel le tenía mucha admiración al mayor de los dos medio hermanos, Pedro Emilio, ya que era un intelectual que sabía varios idiomas, entre ellos inglés, francés e italiano; era culto, estudioso, muy preparado, un gran lector y además era poeta. Pedro Emilio siempre lo trató con gran cariño a Fidel y conversaba mucho con él.

Además, era militante político, demócrata y contrario a Fulgencio Batista. No obstante, Pedro Emilio tenía mala fama en la casa familiar de Birán. Ángel consideraba que tenía malas compañías (grupos intelectuales más bien de izquierda), se quejaba porque Pedro Emilio gastaba demasiado dinero o empeñaba cosas para sus gastos. Lo veía como alguien desorganizado o desprolijo, un bohemio quizás. En la casa de Fidel, lo consideraban como un loco, ya que ser poeta en aquel ambiente era ser medio trastornado.

Si bien tenía un muy buen prestigio de intelectual en Santiago de Cuba, y a pesar de ser políglota, un gran autodidacta, poeta, así como muy culto; al no haber estudiado en la universidad, ninguno de esos méritos tenían valor alguno para su padre Ángel.

En 1940, Pedro Emilio tenía 26 años y ya era aspirante a Representante de la Cámara de Diputados por el partido opositor a Fulgencio Batista. Durante sus vacaciones en Birán, Fidel lo ayudaba, salía a visitar a los campesinos en su caballo para enseñarles a votar, como muchos no sabían ni leer ni escribir les explicaba cuál era la insignia del partido de Pedro Emilio al que promocionaba. A través de esos votos podían elegir al Presidente y a un candidato a Representante por su provincia. En este caso, Fidel promocionaba al candidato a Presidente por aquel partido y a Pedro Emilio como Representante.

Fidel, además de querer mucho a Pedro Emilio y estar entusiasmado con su candidatura, también tenía algún interés personal, a través del estímulo de algunas promesas políticas que le había hecho su medio hermano, entre ellas ofrecimientos de regalos que incluían un caballo si llegaba a ganar. Así que visitó a cientos de campesinos para hablarles de Pedro Emilio. Por su parte, todos los vecinos del batey en Birán iban a votar por él.

Sin embargo, el día de la votación en verano de 1940, en los colegios electorales de Birán, los soldados de Batista que llevaban fusiles y bayonetas, dividieron en dos grupos a los votantes: por un lado unos pocos que votarían a Batista y por otro la gran mayoría de antibatistianos, quienes por distintas razones, ya sea por tratarse del hijo del gran terrateniente de la zona o motivos legítimos, iban a votar por Pedro Emilio.

Entonces los soldados no permitieron votar a nadie de la oposición y los pocos que votaron a Pedro Emilio, pudieron hacerlo porque se hicieron pasar por batistianos. Eso ocurrió en muchos colegios y de esta manera Pedro Emilio perdió las elecciones por 82 votos. Tan solo en tres escuelas de la zona de Birán, los soldados lograron quitarle entre 500 o 600 votos.

Así, en 1940 Batista ganó las elecciones, algo que causó una gran indignación en Fidel, quien con 13 años vivió quizás lo que fue su primera experiencia y decepción con la política. Así comenzaba a vivir como adolescente el primer mandato de Fulgencio Batista, un período cuya autoridad se sostenía sobre políticas de miedo y terror impuestas por su regimen.

Tiempo después de su candidatura, Pedro Emilio tuvo algunos problemas y necesidades económicas, por lo que presionó a la familia para que lo ayudaran. A partir de ello surgieron algunos conflictos y hostilidades con la familia, de la que se distanció por un tiempo, incluyendo a sus medios hermanos.
 
Hacia 1945, el esposo de Lidia, Narciso Montero, murió a raíz del mal de Hodgkin que padecía. Ella se encargó de cuidarlo durante su enfermedad, y al enviudar heredó una pensión, algunos recursos modestos y una propiedad familiar. Cuando Fidel se graduó del Bachiller en 1945 en La Habana (ya hablaremos de eso más adelante), Lidia se mudó a dicha ciudad y alquiló una casa para que Fidel y sus hermanos se fueran a vivir un tiempo con ella.

Años más tarde, estaría a favor de la lucha de Fidel Castro contra Batista, y junto a Raúl, los tres compartían las mismas ideas desde un principio. También los apoyaría en lo del Moncada, cuando cayeron presos en México y en la Sierra Maestra. Ramón y Juanita se sumarían a la lucha más tarde.

Fuentes de información:

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit




Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.