Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Fidel Castro y Humberto Ruíz Leiro en campaña por la presidencia de la FEU en junio de 1947

Ver en modo diapositivas

 

Fidel Castro y Humberto Ruíz Leiro en campaña por la presidencia de la FEU en junio de 1947

 

Fotos en el album: 107

 

En la fotografía están Fidel Castro (derecha) junto al candidato a Presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) por el Partido Ortodoxo, Humberto Ruíz Leiro (centro) explicando a un periodista (izquierda) la fórmula que se aplicaría para resolver los conflictos en la elección de la presidencia de la FEU. La fotografía fue tomada el 5 de junio de 1947, un día antes de las elecciones presidenciales en la FEU. El puesto de Presidente de la FEU era muy disputado por los distintos movimientos políticos, ya que por aquellos días era muy importante el control de la Universidad. Además se trataba de un puesto que garantizaba un salto de allí a la política nacional, a cargos de representante, senador o incluso algún ministerio.
 
Las elecciones no eran directas, es decir que los estudiantes no votaban directamente a los candidatos a presidente de la FEU, sino que eran los presidentes de cada facultad de la Universidad los que decidían en nombre de los estudiantes que representaban y que los habían votado, a aquel que sería presidente de la FEU. De los 13 votos -uno por cada facultad-, el grupo oficialista contaba con 7 votos (es decir la mayoría) si se tenía en cuenta el voto de Federico Marín como Presidente de la Escuela de Derecho, quien había sido destituido por los delegados de dicha facultad en favor de Fidel Castro. Sin embargo, las autoridades de la Facultad no aprobaron la destitución. Los seguidores del Partido Ortodoxo no reconocían como Presidente a Marín sino que a Fidel Castro, por lo que según ellos contaban con los 7 votos necesarios para alcanzar la mayoría. A raíz de ello el conflicto se agravaba

El candidato a Presidente de la FEU por el Partido Ortodoxo era Humberto Ruiz Leiro, estudiante y Presidente de la Facultad de Odontología, mientras que aquel que representaba al gobierno era Isaac Araña, estudiante de la Facultad de Derecho. Leiro tenía el apoyo de la Unión Insurreccional Revolucionaria (UIR), mientras que Araña estaba muy vinculado al Movimiento Socialista Revolucionario (MSR), de tendencia oficialista. Tanto el UIR como el MSR eran bandas con un comportamiento muy gangsteril y solían batirse en riñas callejeras con armas. El MSR estaba dirigido por Rolando Masferrer, Mario Salabarría, Eufemio Fernández y Manolo Castro.

El día de las elecciones fue el 6 de junio de 1947 a la tarde y hay posiciones encontradas acerca de lo ocurrido. Según Fidel Castro esto fue lo que sucedió:

Fidel se dirigió hacia la Universidad, aún estando amenazado, pero no llevaba ningún arma para no ser arrestado.

Al llegar a la Universidad, en las escalinatas fue registrado por dos policías. Al verificar que no estaba armado, uno de ellos dijo: "Desarmado". Entonces Fidel continuó subiendo, cuando en ese instante alguien que estaba en un automóvil estacionado le preguntó a los policías si estaba armado y ellos le confirmaron que no se encontraba armado. El hombre bajó corriendo hacia donde estaba el automóvil y dijo: "Ahora que está desarmado hay que matarlo". A continuación, pocos segundos después se acercó el jefe de la policía hasta Fidel y le advirtió que Mongo -el oficial de policía que lo había desafiado unos días antes- andaba buscándolo para batirse a duelo. Fidel le respondió: "Bueno, yo estoy desarmado ¿con qué me voy a batir?". Entonces el policía le dijo de forma amenazante que Mongo era como su hermano y que si tenía problemas con Mongo, también los tendría con él. A lo que Fidel lo insultó y se metió en la Universidad.

Estando dentro, le llegó otro mensaje del jefe de la policía, que le informaba que Mongo lo estaba esperando para batirse a duelo. Fidel le dijo al mensajero: "Bueno, dile que me quedé esperándolo y que ahora tiene él que esperar a que yo termine la reunión de la FEU, que no se apure".

Las votaciones se estaban dando en un ambiente de mucha tensión, especialmente por el voto de Marín, ya que los oficialistas lo consideraban Presidente de la Escuela de Derecho, mientras que los opositores al gobierno de Grau consideraban a Fidel como Presidente de dicha escuela. En el momento más intenso, quien salvó la situación fue Rafael Díaz Balart, el hermano de la novia de Fidel, Mirta Díaz Balart. Rafael era estudiante de la Escuela de Ciencias Sociales, se destacaba por ser un gran orador y en ese momento pronunció un discurso apaciguador, les habló a todos los presentes sobre la historia de la FEU y sus fuertes luchas contra la represión en tiempos pasados y sugirió encontrar una solución que conformara a todas las partes, que se eligiera un nuevo candidato que no fuera ninguno de los dos contrincantes.

De repente, Evangelina Baeza, una delegada de Pedagogía propuso como presidente de la FEU a Enrique Ovares, el entonces presidente de la Escuela de Arquitectura, simpatizante del gobierno aunque sin ambiciones de participar en política nacional. Al instante, otro propuso como secretario de la FEU a un opositor al gobierno, Alfredo Guevara, de tendencia comunista y que se desempeñaba como presidente de la Escuela de Filosofía y Letras.

Todos los que estaban allí empezaron a aplaudir y Ovares (oficialista) fue elegido presidente de la FEU. En el cargo de secretario de la FEU -uno de los cargos más importantes- fue elegido Alfredo Guevara (opositor) y vicesecretario Aramís Taboada (opositor).

A continuación, ocurrió un fenómeno muy curioso desde el punto de vista psicológico. Se dio una especie de reconciliación momentánea entre todos los estudiantes, incluso aquellos que desafiaron a Fidel fueron a darle un abrazo. Mandaron a llamar a Mongo para que se reconciliaran ambos. Mongo estaba herido porque no pudo responder al duelo, pero según palabras de Fidel Castro, él reconocía que Mongo era valiente. Todos se dieron la mano y se abrazaron.

Después de eso, los conflictos siguieron pero al menos los niveles de tensión y violencia en la Universidad se calmaron un poco.

Cabe aclarar que Fidel Castro nunca tuvo ninguna posición en la FEU jerárquica porque las autoridades universitarias nunca reconocieron oficialmente su presidencia en la Escuela de Derecho y para ser miembro de la Federación Estudiantil Universitaria había que ser presidente de alguna de las facultades. Federico Marín preservó ese cargo.

Fuentes de información:

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit




Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.