Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

La foto más lejana de la Tierra

View in slideshow mode

 

La foto más lejana de la Tierra

 

Photos in this album: 12

 

Esta es la foto más lejana de la Tierra, tomada el 14 de febrero de 1990 por la sonda Voyager (el objeto construido por seres humanos que ha llegado más lejos en el espacio).

La misma fue tomada desde una distancia de 6.054.558.968 kilómetros desde la Tierra o 40,4722269111071 en unidades astronómicas o 5,6 horas luz (o sea que a la luz le tomaría 5,6 horas cubrir la misma distancia que a la sonda le tomó más de 12 años).

La sonda espacial Voyager es una nave no tripulada de 722 kilogramos, lanzada el 5 de septiembre de 1977 y que hasta la actualidad sigue en viaje hacia los confines del Universo (entre 2012 y 2015 se proyecta que saldrá del Sistema Solar entrando al espacio interestelar).

El 14 de febrero de 1990, la sonda fue girada desde la NASA, para que apunte hacia nuestro planeta y otros planetas del Sistema Solar.

Entre febrero 14 y junio 6 de 1990, la sonda Voyager 1 envió a la Tierra 60 imágenes que habían sido almacenadas en una cinta grabadora digital de a bordo. El motivo por el que tardó tantos meses en enviar las fotos es porque cada una necesitaba algo más de 5 horas y media en llegar y por otro lado durante ese tiempo los radiotelescopios que captaban las señales con información enviada desde el espacio, tenían que dividir su tiempo entre varias misiones, ya que otras sondas se encontraban en momentos cruciales de exploración enviando gran cantidad de datos.

Una de las fotos enviadas era del planeta Tierra que aparece como un punto azul pálido, dicha imagen fue vista por primera vez por la científica del Jet Propulsion Lab (laboratorio de propulsión a chorro) de la NASA, Candice Hansen-Koharcheck, encargada de las tareas de captura de imágenes del Sistema Solar con la Voyager 1.

El Punto azul pálido (la Tierra) corresponde a una porción de una imagen de gran ángulo que contiene al Sol y la región del espacio donde se encontraban la Tierra y Venus en aquel momento. La foto se tomó con el filtro más oscuro de la cámara (banda de absorción de metano) y la menor exposición posible (5 milisegundos) para evitar la saturación del tubo vidicon con luz solar directa apuntando hacia el mismo (los tubos vidicon son receptores que se utilizaban en cámaras antes de los años '80 -cuando la nave fue lanzada- para convertir la luz óptica en señal eléctrica).

El Sol se muestra pequeño en el espacio, como se veía desde la perspectiva de la Voyager 1 en aquel momento; aún así se ve aproximadamente 8 millones de veces más brillante que la estrella más resplandeciente vista desde la Tierra.

Se trata de una imagen de 640.000 pixels, en la que nuestro planeta se ubica en el centro de uno de los rayos solares dispersos en el espacio, producto de haber sacado la foto en un ángulo pequeño entre el Sol y la Tierra. En la imagen, nuestro planeta ocupa menos de un pixel -según la NASA 0,12 pixel).

La señal de radio que envió la foto desde la sonda tardó algo más de 5 horas y media en llegar hasta la Tierra viajando a la velocidad de la luz.

Analisis exhaustivos del Punto azul pálido sugirieron que la nave también detecto la luna, pero es demasiado tenue para ser vista sin procesamiento especial.

Acerca de esta foto el famoso astrónomo, Carl Sagan, hizo el siguiente comentario:

 

“Tuvimos éxito en tomar esta fotografía, y al verla, ves un punto. Eso es aquí. Eso es casa. Eso es nosotros. Sobre él, todo aquel que amas, todo aquel que conoces, todo aquel del que has oído hablar, cada ser humano que existió, vivió sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de luz del sol.

La Tierra es un muy pequeño escenario en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades visitadas por los habitantes de una esquina de ese pixel para los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina; lo frecuente de sus incomprensiones, lo ávidos de matarse unos a otros, lo ferviente de su odio. Nuestras posturas, nuestra imaginada auto-importancia, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el Universo, son desafiadas por este punto de luz pálida.

Nuestro planeta es una mota solitaria de luz en la gran envolvente oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay ni un indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, en este momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad y construcción de carácter. Quizá no hay mejor demostración de la tontería de los prejuicios humanos que esta imagen distante de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amablemente, y de preservar el pálido punto azul, el único hogar que jamás hemos conocido."

15 people like this
Share


Follow Youbioit




Comments

 Que maravillo es

 Que maravillo es Dios.
Darnos la oportunidad de poder ver nuestro planeta de una distancia, que es "enorme" y univesalmente mínima.

Que ese maravilloso Dios nos proteja y nos deje ir más lejor