Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Fotografía más antigua de la Ciudad de México

View in slideshow mode

 

Fotografía más antigua de la Ciudad de México

 

Photos in this album: 201

 

Esta es la primera fotografía que se tomó en la Ciudad de México, el 29 de enero de 1840 y su autor es un francés llamado Jean Prelier, que hacía algo menos de dos meses se había instalado en el país y tomado la que sería la primera fotografía de México, en la ciudad de Veracruz.

En esta fotografía se muestra una vista de la Catedral, de la Plaza de Armas (hoy llamada Zócalo), y del mercado de la ciudad.

El 29 de enero de 1840, Prelier, quien hacía poco se había instalado en la ciudad tomó una serie de fotos de la zona frente a la Catedral Metropolitana. Los transeúntes lo vieron cargando una extraña y pesada caja negra, que tenía un lente grueso. Caminaba, de un lado para el otro, enfocando la mira de aquel objeto extraordinario hacia la Catedral. En unos minutos, según menciona una crónica, los curiosos vieron que de la  caja salía "la Catedral perfectamente copiada".

Prelier, había llegado a México el 3 de diciembre de 1839, desembarcando en Veracruz, y trayendo consigo una cámara con la que tomaría la primera fotografía del país, también en Veracruz. Ese invento pronto maravillaría a los mexicanos, quienes se volverían ávidos usuarios de las nuevas técnicas fotográficas importadas de Francia. Prelier abriría un local comercial en la entonces calle más exclusiva de la ciudad de México, Plateros (hoy Madero), en donde serían exhibidos los prodigios que aquella caja que había traído consigo era capaz de hacer.

El local quedó instalado, en Plateros número 9, y sería el lugar donde nació comercialmente la fotografía en México

La imagen había sido tomada en un día soleado y al mediodía, dado que nos existen sombras.

Para entrar un poco más en contexto y darnos cuenta de la gran antigüedad de esta fotografía, veamos cómo madame Calderón de la Barca quien había llegado a la ciudad la describió en sus célebres cartas que compusieron a “La vida en México”:

“Hice mi debut en México yendo a misa a la Catedral. Al atravesar en coche la Alameda, que se encuentra cerca de nuestra casa, admiramos sus nobles árboles, las flores y las fuentes, y bajo el sol todo era un golpe de brillos para la vista. Eran pocos los carruajes que transitaban por ella; se veían algunos caballeros montando a caballo…”.

Desde entonces comenzaron a proliferar los locales de daguerrotipos en la ciudad.

En la actualidad se encuentra en la George Eastman House ubicada en Rochester, Nueva York, Estados Unidos de América.

Be the first to like it
Share


Follow Youbioit