Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Casa Rosada - Casa de Gobierno

View in slideshow mode

 

Casa Rosada - Casa de Gobierno

 

Photos in this album: 529

 

Y ahora nos vamos a concentrar en este edificio tan importante para la historia de la ciudad y del país; se trata ni más ni menos que de la Casa Rosada o Casa de Gobierno de la Nación, sede del poder ejecutivo nacional, o sea el lugar desde donde los presidentes de la Argentina han forjado la historia de nuestro país a través de sus decisiones durante los últimos dos siglos.

Este ha sido el lugar de donde se maneja el país desde 1776, ya que no sólo ha sido sede presidencial a partir de la liberación en 1810, sino que también sede del Virreinato del Río de la Plata; puesto que aquí habitaba el Virrey; y aún más, también fue sede de los gobernadores en tiempos anteriores al virreinato hasta 1776 en que fue creada aquella entidad política. En otras palabras, en este edificio se han tomado y aún se toman las decisiones políticas de nuestra patria desde tiempos de la colonia.

Su historia es muy larga, ya que comienza a existir en el año 1594; y su construcción fue dada en etapas de desarrollo acorde a las necesidades del momento; presentando de esta manera una gran variedad de estilos desde el de fortificación militar en el sector que queda del antiguo fuerte hasta ecléctico en su fachada.

Ubicado justo a orillas del Río de la Plata -que en aquel entonces llegaba a menos de 100 metros de Plaza de Mayo hasta donde se encuentra la Avenida Paseo Colón-, sobre la barranca, en 1594 se construyó la Real Fortaleza de Don Juan Baltazar de Austria por orden del gobernador Fernando Ortiz de Zárate.

Luego en el año 1713 la fortificación se reforzó. La fortificación ya era más segura que la antes. Pero eso no quita que no haya servido su propósito hasta entonces ya que En el año 1653, cuando era gobernador don Pedro Ruiz, se logró repeler un ataque francés, haciéndoles perder un barco.

Con 1 hectárea de superficie, rodeada de un ancho foso, con cuatro torreones rectangulares y garitas de observación; ésta daba por un lado al Río de la Plata, y por el otro a la Plaza de Armas, a la cual estaba vinculada a través de un puente levadizo. Se le dio el nuevo nombre de Castillo de San Miguel.

En 1776 cuando se elevó a Buenos Aires como capital virreinal, se le agregó a la parte interna del fuerte, un palacio de virreyes conocido como La Casa de los Virreyes, que con el tiempo se convertiría en la sede de gobiernos del país desde 1810.

En la década de 1820, por orden del entonces presidente Bernardino Rivadavia, se reemplazó el puente levadizo por un pórtico neoclásico con forma de arco de triunfo. Luego de las reformas realizadas y de las cuales haré mención a continuación, el pórtico se retiró y solo se sabe que en 1910 se encontraba en un caserón del barrio de Constitución.

Luego en 1855 se construyó la nueva aduana, conocida como Aduana de Taylor, por el arquitecto que la proyectó, Edward Taylor. Este gigantesco edificio reemplazó a la antigua aduana que estaba ubicada en la Avenida Belgrano entre Balcarce y Paseo Colón –también en el barrio de Montserrat-. La nueva aduana, era adyacente a los muros del Este del antiguo fuerte, y se construyó con forma semicircular justo donde se encuentra hoy la plaza Colón, al Este de la Casa Rosada.

Para la construcción de la aduana de Taylor se tuvo que demoler parte del fuerte, quedando sólo una parte del mismo así como la antigua casa de los Virreyes, edificio que se utilizaba como casa de gobierno. Para la construcción de la aduana se logró el primer terreno ganado al agua, ya que la base de esta edificación se encontraba debajo de la barranca. Tenía 5 pisos de depósitos y una torre de 40 metros de alto con un reloj. Además presentaba 51 almacenes abovedados rodeados por galerías y un patio de maniobras para los carros de mercadería, al que se accedía a través de dos rampas laterales.

Luego a finales de la década de 1860, el presidente Domingo Faustino, le mandó a agregar jardines y rejas al edificio utilizado como casa de gobierno (ex casa de los virreyes); además lo mandó a pintar de rosado, color que se mantiene hasta el día de hoy y que le da el calificativo de Casa Rosada.

En 1873 también Sarmiento, encargó la construcción de un Palacio de Correos en el espacio que había quedado libre tras la demolición de la parte Sur del fuerte. Aquel nuevo edificio fue proyectado por el arquitecto sueco Carlos Kihlberg y se construyó sobre Balcarce e Hipólito Yrigoyen –hoy forma parte de la Casa de Gobierno-.

Pero dado que el nuevo edificio vecino minimizaba la estética de la casa de gobierno, en 1882 el entonces presidente Julio Argentino Roca, encargó al arquitecto Enrique Aberg que se le realizaran agregados al antiguo edificio colonial; ensanchándolo hacia Balcarce y Rivadavia para alcanzar el nivel del edificio de Correos y Telégrafos; además se le agregó una fachada simétrica a este último, armonizando los estilos de ambos edificios. Además se le sumó una mansarda, obteniendo así la misma altura que el edificio de Correos. La única diferencia con el casi simétrico edificio vecino es que en el primer piso de los agregados a la casa de gobierno, hay dos galerías abiertas y en el centro un balcón para el ceremonial de estado, famoso por haber sido utilizado por algunas de las figuras más destacadas de la Argentina a lo largo del siglo XX, incluyendo a Perón y a Evita.

Estos edificios quedaban separados por un callejón que iba de la Plaza de Mayo hasta la aduana de Taylor.

En 1884 dado que las dimensiones de la casa de gobierno no cubrían las necesidades requeridas, se decidió unir ambos edificios, mediante un arco central de estilo ecléctico, diseñado por el ingeniero Francisco Tamburini.

Por lo tanto, lo que aparece en la foto a la derecha del arco de entrada, pertenecía al edificio del correo y lo que se encuentra a la izquierda era la antigua casa de gobierno; ambos edificios fueron unificados a través del arco; las obras de unificación comenzaron en 1884 y finalizaron en 1886.

También en el frente norte, Tamburini agregó una fachada con escalinata, para la entrada principal utilizada por los presidentes y autoridades nacionales.

Luego en 1894, para los trabajos de relleno y construcción del Puerto Madero, se demolieron los pisos de arriba de la aduana de Taylor, quedando sólo el primer piso, así como el muro Este del antiguo fuerte colonial y un bastión del mismo.

A lo alto de la fachada Este se encuentra el gran grupo escultórico central realizado en argamasa por el artista Carlos Bianchi. Representa a la República Argentina sentada en un trono (centro), vestida con un traje de fines del siglo XIX, coronada y acompañada de figuras alegóricas a las ciencias, el trabajo, el comercio, la navegación, la educación, la guerra, etc. Debajo, en la cartela, se pueden leer las iniciales GN de Gobierno Nacional.

Podrán notar también en la foto que el edificio es asimétrico, ya que el arco “central” se encuentra más hacia el Sur (derecha). Esto se debe a que en 1938, se decidió demoler el edificio para permitir obtener una vista del Río de la Plata desde la Plaza de Mayo y trasladar la sede presidencial a otra parte. Pero tras la gran crítica recibida por parte de los medios y el pueblo, la demolición se detuvo en abril del mismo año, habiéndose demolido sólo 17 metros del ala sur del edificio, correspondiente a lo que era el ex Palacio de Correos; así podrán ver en la foto que el edificio está como cortado del lado meridional, dada esta pérdida que lo volvió asimétrico en su fachada.

En el interior del edificio hay un hermoso espacio conocido como el patio de las palmeras, en ese sector y en pasillos adyacentes es el único lugar donde subsisten pequeñas partes de la casa de los Virreyes de la época colonial, también en los subsuelos subsiste el muro Este de la antigua fortificación así como uno de sus bastiones.

De esta forma podemos ver que este edificio cuenta con pequeños sectores de finales del siglo XVI (años 1500s) y siglo XVII (años 1600s) en bases de paredes y en el interior de los muros del fuerte que fueron reforzados con ladrillos entre 1713 y 1720 en el subsuelo; también partes de la aduana de Taylor de 1855, del antiguo Palacio de Correos (1873), de los agregados de Kihlberg de 1882 y finalmente del arco de unión de ambos edificios así como la fachada norte de 1884.

Be the first to like it
Share


Follow Youbioit