Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Reporte de la Convención de Seneca Falls por los derechos de la mujer - Página 4

View in slideshow mode

 

Reporte de la Convención de Seneca Falls por los derechos de la mujer - Página 4

 

Photos in this album: 11

 

El texto de la página de arriba dice (ajustado, tras su traducción, a las reglas gramaticales del idioma español) :

Se discutió de una manera acalorada acerca de si era apropiado que los hombres presentes en la Convención también firmen la Declaración: se dio un voto a favor, pero se concluyó que la decisión final sería dada al otro día, por lo que el tema se pospuso.

La reunión entró en receso hasta las dos y media.

A la tarde, la reunión fue retomada de acuerdo al horario establecido. Fue abierta con la lectura de las minutas de la sesión matutina. Elizabeth Stanton se dirigió a las presentes con unas palabras y le siguió Lucretia Mott. Se llamó a la lectura de la Declaración, que ahora incluía los cambios insertados durante la sesión de la mañana. A continuación, se llevó a cabo una votación para aprobar las enmiendas realizadas al texto, por lo que comenzaron a circular papeles para obtener las firmas de las presentes.

Después se leyeron las siguientes resoluciones:

Mientras los principios básicos de la naturaleza establecen que: "el hombre debe perseguir su auténtica y sustancial felicidad", el jurista británico del siglo XVIII, William Blackstone, en su obra titulada Comentarios sobre las leyes remarca que al ser estas leyes de la naturaleza, contemporáneas a la humanidad y dictadas por el propio Dios, su obligatoriedad es claramente superior a cualquier otra ley. Son vinculantes para todo el planeta, para todos los países y a todo momento. Ninguna ley humana tiene validez alguna si es contraria a estas leyes superiores de la naturaleza, tanto que las leyes humanas son válidas, derivan toda su fuerza, vigencia y autoridad, mediata e inmediatamente de estas leyes originales. Por lo tanto:

Se resolvió que si tales leyes entran en conflicto, de cualquier forma, con la auténtica y sustancial felicidad de la mujer, son contrarias a los principios básicos de la naturaleza y no tendrán validez alguna, dado que "la obligatoriedad de estas leyes de la naturaleza es superior a cualquier otra".

Se resolvió que todas las leyes que evitan que la mujer ocupe su lugar en la sociedad, como lo dicta su conciencia, o que la colocan en una posición inferior a la del hombre, son contrarias a los principios básicos de la naturaleza y carentes de toda fuerza y autoridad.
 

Fuente de información:

Be the first to like it
Share

Suggested posts

Follow Youbioit




Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.