Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Reporte de la Convención de Seneca Falls por los derechos de la mujer - Página 6

View in slideshow mode

 

Reporte de la Convención de Seneca Falls por los derechos de la mujer - Página 6

 

Photos in this album: 11

 

El texto de la página de arriba dice (ajustado, tras su traducción, a las reglas gramaticales del idioma español) :

Se resolvió, por lo tanto, que al haber sido provistas por el Creador con las mismas capacidades y consciencia de responsabilidad de acciones, es claramente un derecho y deber de la mujer, igualmente al hombre, promover cada causa honrada mediante medios honestos, especialmente en lo concerniente a los grandes temas de moral y religión. Es evidentemente un derecho de la mujer participar junto a su hermano (el hombre) en la enseñanza de estos temas, tanto en privado como en público, de manera escrita u oral, a través de cualquier medio adecuado para su utilización y en cualquier tipo de asamblea apropiada. Al tratarse de una verdad evidente, surgida de los principios de la naturaleza humana implantados de forma divina, cualquier costumbre o autoridad, ya sea moderna o si carga con el peso de la antigüedad, si es contraria a dicha verdad, debe ser considerada deshonesta y en conflicto con los intereses de la humanidad.

Seguidamente, Lucretia Mott leyó un artículo humorístico de periódico, escrito por Martha C. Wright. Luego de un discurso de E.W. Clintock, el encuentro entró en receso hasta la hora 10 de la mañana siguiente.

A la noche, Lucretia Mott habló con su usual elocuencia y fuerza ante una audiencia grande e instruida acerca de las Reformas que se deben hacer en general.
 

JUEVES A LA MAÑANA

La Convención se juntó a la hora pautada, con James Mott, oriundo de Filadelfia en la Presidencia. Tras leerse las minutas del día previo, Elizabeth Stanton leyó nuevamente la Declaración de Sentimientos que fue ampliamente discutida por Lucretia Mott, Ansel Bascom, S.E. Woodworth, Thomas y Mary Ann M`Clintock, Frederick Douglass, Amy Post, Catharine Stebbins y Elizabeth Cady Stanton, siendo aprobada por unanimidad de la siguiente manera: (sique en la página siguiente)
 

Fuente de información:

Be the first to like it
Share

Suggested posts

Follow Youbioit




Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.