Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Qué era el souling

View in slideshow mode

 

Qué era el souling

 

Photos in this album: 17

 

El souling es una tradición que se ha practicado en las islas británicas por siglos durante las jornadas del Día de Todos los Santos y su víspera (Hallowe'en), así como del Día de Todos los Difuntos. De acuerdo a historiadores que estudian los orígenes de la festividad de Halloween, el souling ha inspirado a la actual costumbre de Truco o Trato (Trick or treat en inglés) que se practica durante las noches de Halloween tanto en Estados Unidos como en Canadá.

Según las hipótesis históricas más aceptadas, los orígenes del souling pueden hallarse en rituales de la festividad pagana que los celtas celebraban en honor a los espíritus entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre de cada año, y que en la versión irlandesa era llamada Samhain.

En la antigüedad, en la noche de Samhain, los celtas realizaban ofrendas a los espíritus para atraer a las almas de sus seres queridos. De esta forma, buscaban ser visitados por sus difuntos durante esa noche para que disfruten del calor del fuego de una fogata o del hogar que calentaba al ambiente principal de las viviendas. Se acostumbraba servir comida y vino para los espíritus ancestrales. No obstante, así como esperaban la visita de los espíritus de sus seres queridos e intentaban atraerlos con comida, bebida y un ambiente cálido, paralelamente querían evitar la visita de espíritus maliciosos que también deambulaban libremente aquella noche. Para lograr esto último, se camuflaban con disfraces macabros que según su creencia religiosa ayudaba a engañar a los espíritus malignos que los confundían con uno de ellos. Los aldeanos salían a las calles con máscaras que representaban espíritus, formaban caravanas y se dirigían a las afueras de sus aldeas para que sean seguidos por los espíritus maliciosos. A través de este truco pensaban que los engañaban y echaban de sus poblados.
 
Con la llegada del Cristianismo, muchas festividades paganas de diversas regiones de Europa fueron asimiladas y readaptadas al nuevo credo. Esto sirvió para que en lugar de ahuyentar a los paganos, fuera más fácil atraerlos al Cristianismo. Un ejemplo conocido es el de la Navidad. Según algunas hipótesis, el Día de Todos los Santos es una readaptación de la jornada en la que los pueblos celtas conmemoraban a los espíritus de los muertos. Este proceso de readaptación que derivó en la celebración del Día de Todos los Santos el 1 de noviembre de cada año, ocurrió entre los siglos VIII (años 700s) y XI (años 800s).

Por aquellos tiempos, el clero instaba a sus feligreses a recordar a sus muertos con plegarias en lugar de sacrificios. La gente había sustituido al ritual de ofrecer comida y vino para apaciguar a los espíritus, por la nueva costumbre de cocinar pasteles de todos los santos (soulcakes en inglés) que eran ofrecidos a los pobres a cambio de recibir su bendición y una plegaria para los seres queridos muertos. Esta tradición inicialmente tenía fines caritativos y garantizaba que los indigentes tuvieran algo para comer durante la celebración del Día de Todos los Santos. Con el paso del tiempo, esta costumbre se fue popularizando cada vez más aunque con algunas variaciones, ya que para el siglo XVII (años 1600s) los hombres jóvenes acostumbrarían ir de puerta en puerta y cantar canciones a cambio de comida, cerveza o dinero en lugar de pasteles de todos los santos. En Gran Bretaña e Irlanda, esta costumbre pasaría a ser conocida con el nombre de souling. Según historiadores que investigan el tema, es muy probable que tras un largo proceso evolutivo el souling haya derivado en la costumbre moderna de truco o trato (trick or treat).

Por lo tanto fue la Iglesia la que fomentó la costumbre que tenían los pobres de ir de puerta en puerta durante el Día de Todos los Santos para solicitar comida a cambio de una plegaria. Sin embargo, fue debido a un largo proceso evolutivo de siglos que se fue desarrollando en base a las distintas circunstancias y contextos sociales de cada época que esta costumbre haya derivado en el souling, que es como fue llamada en Gran Bretaña. Más adelante -según historiadores especialistas en el tema- el proceso evolutivo continuaría en Norteamérica hasta desembocar, por otras circunstancias históricas locales, en la actual costumbre que tienen los niños de llamar durante Halloween a los timbres de las casas de sus vecinos y exigir dulces mediante la frase de: "Truco o trato" (Trick or treat).

Ya en el siglo XVI, en muchas ciudades y aldeas de Inglaterra se había vuelto costumbre que en Hallowtide los parroquianos más ricos repartieran comida a los pobres a cambio de una oración por sus muertos. Hallowtide era una forma de llamar conjuntamente a las tres jornadas de: Víspera del Día de Todos los Santos (All Hallows Even), Día de Todos los Santos (All Hallows Day o Hallowmas) y Día de Todos los Difuntos (All Souls' Day) que se celebraban respectivamente el 31 de octubre, 1 de noviembre y 2 de noviembre.

De hecho, en una parte de la obra de William Shakespeare Los dos hidalgos de Verona (The two gentlemen of Verona en inglés), escrita en algún momento entre 1590 y 1598, y publicada por primera vez en 1623, se puede leer el siguiente texto que se refiere indirectamente a la costumbre de solicitar comida a cambio de una plegaria:

Texto original
to speak puling, like a beggar at Hallowmas


Traducción:
a hablar con voz lastimera como un pobre en la fiesta de Todos los Santos

No obstante, en Inglaterra, durante la Reforma protestante del siglo XVI (años 1500s) que provocó la separación de la Iglesia Católica y formación de la Iglesia Anglicana, muchos de los rituales de Hallowtide fueron duramente atacados. Los protestantes ingleses criticaban y consideraban al purgatorio como una doctrina papista que era incompatible con el concepto de predestinación que ellos sostenían. Deploraban la idea de que los vivos pudieran influir en los muertos a través de las oraciones. Además rechazaban la creencia de que los santos pueden actuar de intermediarios entre los humanos y Cristo.

Desde entonces, comenzaron a prohibirse en Gran Bretaña muchos de los rituales relacionados a Hallowtide. Los rituales de Hallowmas (una de las formas alternativas de llamar al Día de Todos los Santos en inglés) resurgieron por un breve período durante el reinado de la católica María I de Inglaterra (1553-1558). Pero con el ascenso de Isabel I en 1559, defensora de las doctrinas del Anglicanismo, estos rituales en honor a los muertos fueron nuevamente proscritos. El Día de Todos los Santos se mantuvo, pero simplemente como una fecha para conmemorar a los santos como cristianos extraordinarios y no como intermediarios semidivinos entre el cielo y los humanos.

A pesar de estas medidas oficiales, a la Iglesia Anglicana se le hizo mucho más difícil eliminar la devoción hacia los muertos que otros rituales católicos. Para el final del reinado de Isabel I en 1603, la mayoría de las prácticas relacionadas a Hallowmas habían sido eliminadas. No obstante, las costumbres más populares asociadas a esta festividad lograron sobrevivir en algunos sitios. Según una edición de la revista The Gentleman's Magazine publicada en 1783, había miembros de la minoría católica que aún quedaba en Gran Bretaña, que en las noches del Día de todos los Santos solían practicar muchas de las tradiciones proscritas por el Anglicanismo.

Por el siglo XVII (años 1600s) había resurgido la costumbre de hornear pan o pasteles de todos los santos (soulcakes en inglés) para repartirlos a los familiares y vecinos pobres a cambio de recibir sus oraciones dedicadas a las almas de aquellos parientes que estaban en el purgatorio, bajo la creencia de que a través de las plegarias podía facilitarse el paso de las almas del purgatorio al cielo. Es probable que esta costumbre haya sido revivida por los católicos de Gran Bretaña en respuesta a la eliminación oficial del Día de todos los Difuntos (2 de noviembre) del calendario religioso. En un relato, el escritor y anticuario John Aubrey hace mención de la popularidad que tenía esta costumbre en el condado de Shropshire en el siglo XVII (años 1600s).

Esta costumbre no se mantuvo con la misma popularidad en toda Gran Bretaña, ya que mientras había regiones en las que sobrevivió luego de la Reforma protestante, en otras había desaparecido por completo. Mientras que en ciertas zonas de Yorkshire, Lancashire, Cheshire, Shropshire, Staffordshire y del Distrito de los Picos de Derbyshire la costumbre se mantuvo viva, en muchas partes del sur de Gran Bretaña (por ejemplo Hampshire y Sussex) no había sobrevivido. Por el contrario, en lugares de Gales como Monmouth y Caenarvonshire, o de Inglaterra como Herefordshire y Somerset, que a pesar de no contar con un número significativo de población católica, la costumbre de hornear pasteles de todos los santos (soulcakes), para entregarlos a los pobres, seguía viva.

En Irlanda, a pesar de haber sido conquistada por Inglaterra entre los siglos XVI y XVII, y de que un gran número de ingleses protestantes se instaló allí a partir de entonces para ocupar los puestos de elite, los irlandeses católicos siguieron siendo mayoría, por lo que las tradiciones católicas se mantuvieron vivas, y los intentos de forzar una conversión de la población a la religión Anglicana fueron infructuosos. Por lo tanto, las costumbres del Día de Todos los Santos y del Día de Todos los Difuntos se conservaron mejor que en la vecina Gran Bretaña donde solamente se celebraban en ciertas regiones. Igualmente, hacia finales del siglo XVIII (años 1700s), las prohibiciones fueron derogadas y de a poco los católicos de Gran Bretaña pudieron volver a practicar su religión. Para el siglo XIX (años 1800s), la celebración de Hallowtide se había vuelto común nuevamente en Gran Bretaña.

En Irlanda y en varios lugares de Gran Bretaña, los jóvenes habían adoptado una forma algo transformada de esta tradición de ir de casa en casa para solicitar comida, es decir con algunas diferencias a como se hacía durante el Medioevo, ya que ahora lo hacían disfrazados y en lugar de ofrecer una oración por los muertos, cantaban una canción, recitaban un poema, realizaban alguna puesta en escena en la puerta, contaban chistes o hacían bromas a cambio de un botín que por lo general consistía en frutas, nueces, pasteles del día de los santos (soulcakes), cerveza o monedas. Esta costumbre pasó a ser conocida en la islas británicas con el nombre de souling.

Por ejemplo, según una investigación de la escritora y folklorista del siglo XIX, Charlotte Sophia Burne, en poblados del condado de Shropshire durante la noche del Hallowe'en (forma abreviada de llamar a la Víspera del Día de Todos los Santos a partir del siglo XVIII) se armaban grupos de parranda que visitaban granjas y cabañas de la zona para cantarles a los propietarios una melodía a cambio de la cual solicitaban manzanas, cerveza o pasteles de todos los santos (soulcakes). A continuación se muestra la letra de una melodía de souling que Burne escuchó en la localidad de Market Drayton:

Texto original
Soul! Soul! For a soul-cake!
I pray, good missis, a soul-cake!
An apple or pear, a plum or a cherry,
Any good thing to make us merry,
One for Peter, two for Paul,
Three for him who made us all,
Up with the kettle, down with the pan,
Give us good alms, and we'll be gone.


Traducción:
Alma! Alma! Por un pastel del Día de los Santos!
Ruego, buena señora, un pastel del Día de los Santos!
Una manzana o pera, una ciruela o una cereza,
Cualquier cosa buena para ponernos contentos,
Uno para Pedro, dos para Pablo,
Tres para él que nos hizo a todos,

Arriba con la tetera, abajo con la sartén (frase idiomática que se refiere a algo como: "manos a la obra")
Denos una buena limosna y nos habremos ido.

Otra melodía recogida por Burne en los poblados de Wellington, Newport y Market Drayton es la siguiente:

Texto original
We are three jolly boys all in a mind:
We are come-a souling, I hope you'll prove kind.

Souling time's coming, and we're souling here,
And all that we're souling for is apples and good beer.

Put your hand in your pocket and pull out your keys,
Go down in your cellar and draw what you please.
I hope you'll prove kind with your ale and strong beer,
and we'll come no more a-souling till this time next year.



Traducción literal:
Somos tres alegres muchachos, todos con un objetivo:
Venimos a ofrecer un souling, espero que demuestren ser generosos.
Se viene el momento del souling, y aquí estamos haciendo souling,
y todo por lo que hacemos este souling son manzanas y buena cerveza.
Ponga su mano en el bolsillo y tome las llaves,
baje a su sótano y traiga lo que le plazca.

 

Espero que demuestre ser generoso con su ale (tipo de cerveza de alta fermentación) y su cerveza fuerte,
y no volveremos con el souling hasta esta misma fecha del año próximo.

La imagen de arriba muestra una escena de la práctica de souling en algún poblado de Gran Bretaña. La ilustración fue publicada en diciembre de 1882 en la revista "St. Nicholas: An Illustrated Magazine for Young Folks".
 
 
<< Ir al artículo Origen del Día de Halloween y su significado
 
 

Fuentes de información:

  • Encyclopedia of American Folklore (Halloween, páginas 187 y 188). Escrito por: Linda S. Watts. Publicado por: Facts on File (año 2007): ISBN: 0-8160-5699-4 (en inglés)
  • Halloween: From Pagan Ritual to Party Night. Escrito por: Nicholas Rogers. Publicado por Oxford University Press (año 2002). ISBN: 0-19-516896-8 (en inglés)
  • HALLOWEEN: An American Holiday, an American History. Escrito por: Lesley Bannatyne. Publicado por Pelican Publishing Company (Edición original año 1990. Tercera edición año 2005). ISBN-13: 978-1-56554-346-1 (en inglés)
  • Descripción de Samhain: Halloween: The History of America’s Darkest Holiday (The Halloween Machine, páginas 17 a 21). Autor: David J. Skal. Publicado por: Dover Publications (Año: 2002. Esta publicación corresponde al año 2016). ISBN-13: 978-0-486-80521-4 (en inglés)
  • Religion and Belief: A Moral Landscape (Chapter Seven: The Lemuria. Escrito por Rachel Meadows. Páginas 111 a 123). Editado por: Malcolm Heath, Christopher T Green, Fabio Serranito. Publicado por: Cambridge Scholars Publishing (año 2014). ISBN-13: 978-1-4438-5653-9 (en inglés)
  • Religions: Christianity in Britain - Sitio Web de la BBC (en inglés)
  • Ovservations on Popular Antiquities, Volumen1 (All Hallow Even, páginas 209 a 218). utor: John Brand. Publicado por: Charles Knight and Co en el año 1841 (en inglés)
  • Trick or Treat: A History of Halloween (Halloween, the misunderstood festival, páginas 9 a 26). Autor: Lisa Morton. Publicado por: Reaktion Books Ltd (Año 2012). ISBN: 978-1-78023-047-4 (en inglés)
  • The Late Victorian Folksong Revival: The Persistence of English Melody 1878-1903 (Souling songs, páginas 107 y 108). Autor: E. David Gregory. Publicado por: The Scarecrow Press (año 2010) ISBN: 978-0-8108-6989-9 (en inglés)

Crédito de la fotografía:

  • Revista "St. Nicholas: An Illustrated Magazine for Young Folks". Publicada por Scribner & Company en diciembre de 1882. Imagen de dominio público.
Be the first to like it
Share


Follow Youbioit