Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

El Día Internacional de la Mujer y la Revolución Rusa

View in slideshow mode

 

El Día Internacional de la Mujer y la Revolución Rusa

 

Photos in this album: 10

 

En la fotografía de arriba se ven mujeres marchando durante el Día de la Mujer en Petrogrado (actual San Petersburgo), Rusia en 1917.

Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, durante 1915 y 1916 no se le dio tanta importancia a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y recién retomaría un papel significativo en Rusia en 1917, ya que se convertiría en el detonante de ni más ni menos que la Revolución Rusa, uno de los acontecimientos que más marcarían la historia del siglo XX.

En Rusia, el 23 de febrero de 1917 (bajo el antiguo calendario juliano aún vigente en Rusia) la mujeres socialistas rusas conmemoraron el Día de la Mujer. La fecha coincidía con el 8 de marzo del Calendario Gregoriano que ya era utilizado en la mayor parte del planeta y que en Rusia sería adoptado recién a partir de 1918. Ese día, trabajadoras textiles de la ciudad de Petrogrado (actual San Petersburgo y en aquel entonces capital de Rusia), de manera espontánea salieron a las calles a reclamar por "pan para nuestros hijos". A ellas se les sumaron las esposas de soldados que estaban combatiendo en la Primera Guerra Mundial y pedían por "el regreso de nuestros maridos de las trincheras".

Estas obreras textiles rusas, contradiciendo la decisión del Partido Socialista que consideraba que ese no era el momento propicio para la realización de ningún tipo de huelga, se declararon en huelga.

La Primera Guerra Mundial había provocado desde su comienzo en 1914 la muerte de casi 2 millones de soldados y alrededor de 1 millón de civiles rusos, además de haber causado que los precios de alimentos y el carbón se multiplicaran varias veces. Casi el 50% de la clase obrera de la ciudad de Petrogrado eran mujeres, dado que la mayoría de los hombres estaban en el frente combatiendo. Estas mujeres, además de trabajar en los que en aquella época se consideraban sectores laborales habituales para el género femenino -como por ejemplo el rubro textil-, habían ingresado a otras labores hasta entonces exclusivas para hombres, como las del rubro del transporte y la metalurgia, entre otras. 

Esa mañana del Día Internacional de la Mujer, comenzó la huelga con las trabajadoras textiles que salieron a las calles. A ellas se le fueron sumando otras mujeres, y entre todas protestaron en contra del hambre, la guerra y el régimen zarista. Para el final de la jornada, alrededor de 90 mil personas adhirieron al paro. Lo que estas mujeres no imaginaron es que su marcha del Día Internacional de la Mujer había dado comienzo a la Revolución Rusa. Al otro día, 24 de febrero (según el viejo Calendario Juliano) / 9 de marzo (de acuerdo al moderno Calendario Gregoriano), se agregó la consigna de "¡Abajo el Zar!". Para el tercer día, la huelga era general y los barrios obreros estaban totalmente tomados. Al octavo día, (2 de marzo del Calendario Juliano / 15 de marzo del Calendario Gregoriano), el Zar Nicolás II se vio obligado a abdicar al trono, poniendo fin a siglos de monarquía. En su lugar asumió el Gobierno Provisional Ruso.

La huelga de estas mujeres quedó documentada por la líder feminista socialidemócrata, Aleksandra Kolontái, de la siguiente manera: "El Día de las Mujeres obreras del 8 de marzo de 1917 se volvió una fecha memorable en la historia. Ese día las mujeres rusas levantaron la antorcha de la revolución proletaria".

El político y revolucionario León Trotsky también relata los hechos de la huelga de las mujeres de Petrogrado en el primer volumen de su libro Historia de la Revolución Rusa, del que se brinda un extracto a continuación: 

El 23 de febrero (8 de marzo) era el Día Internacional de la Mujer. Los socialdemócratas esperaban celebrarlo en la forma habitual, con asambleas, discursos y manifiestos. Pero nadie imaginó que el Día de la Mujer fuera a convertirse en el primer día de la revolución. Ninguna organización hizo una convocatoria a huelga para ese día. La organización bolchevique más combativa, el Comité del Barrio Obrero de Viborg, recomendó que no se fuera a huelga (...) Esa era la decisión del Comité, al parecer aceptada unánimemente en vísperas del día 23 de febrero (8 de marzo). Al siguiente día, desobedeciendo a las instrucciones del Comité, las trabajadoras de algunas fábricas textiles se declararon en huelga y enviaron delegadas a hablar con trabajadores metalúrgicos para pedirles que las acompañaran. Los bolcheviques fueron a la huelga aunque a regañadientes, acompañados por los obreros mencheviques y socialrevolucionarios (...) Por lo tanto, es evidente que la Revolución de Febrero comenzó desde abajo, venciendo la resistencia de las mismísimas organizaciones revolucionarias y con la particularidad de que esta iniciativa espontánea provino de la parte más oprimida y cohibida del proletariado, las obreras textiles, entre las cuales se debe suponer que muchas estarían casadas con soldados.
 
El 20 de julio de 1917, el Gobierno Provisional Ruso otorgó el derecho al voto para las mujeres. En 1921, durante la Conferencia de Mujeres Comunistas realizada en Moscú, se propuso que se estableciera al 8 de marzo como fecha unificada del Día Internacional de las Mujeres en honor a la lucha de las mujeres que en 1917 iniciaron la Revolución Rusa (en 1918, Rusia adoptó el Calendario Gregoriano, por lo que en dicho país el 23 de febrero pasó a ser 8 de marzo como en la mayor parte del planeta). A partir de esa conferencia, la Tercera Internacional (organización internacional que agrupaba a los partidos comunistas de distintos países) oficializó esa fecha a nivel mundial para conmemorar la lucha de las mujeres y en 1922 el Día de la Mujer fue celebrado oficialmente el 8 de marzo.

<< Volver a Historia del Día de la Mujer y qué se conmemora el 8 de marzo

Be the first to like it
Share


Follow Youbioit




Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.