Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Qué son los tejidos celulares

View in slideshow mode

 

Qué son los tejidos celulares

 

Photos in this album: 34

 

Un tejido celular es un conjunto de células que trabajan juntas de forma coordinada y organizada para llevar a cabo una función específica. A su vez, el conjunto de tejidos celulares forman una unidad funcional que conocemos con el nombre de órgano. Las células que forman un tejido tienen un mismo origen en común. De acuerdo a observaciones realizadas con microscopios, las células que forman parte de un tejido, comparten características en su forma y están dispuestas espacialmente (es decir organizadas) de una manera determinada para poder lograr la función específica. Los tejidos celulares se pueden encontrar únicamente en organismos complejos como los vegetales y los animales (entre ellos los seres humanos).

A pesar que existen muchos tipos de células en el cuerpo humano (alrededor de 200 tipos de células), están organizadas en cuatro amplias categorías de tejidos: epitelial, conjuntivo (también conocido con el nombre de tejido conectivo), muscular y nervioso.

Cada una de estas categorías se caracteriza por sus funciones específicas que contribuyen al mantenimiento integral de la salud del cuerpo.

La función exacta de cada tejido celular depende del tipo de células de las que está compuesto.

  • Tejido epitelial: Se refiere a las capas de células que cubren las superficies exteriores del cuerpo (como la piel), que cubren las cavidades y vías internas del cuerpo (como el esófago o la tráquea), y que forman ciertas glándulas.
  • Tejido conjuntivo (también llamado tejido conectivo): Como su propio nombre lo indica, conecta o junta a los órganos del cuerpo, y participa en la protección e integración de todas las partes del cuerpo.
  • Tejido muscular: Se excita ante estimulaciones nerviosas que provocan que se contraiga para dar un movimiento como resultado. Los tejidos musculares se subdividen en tres tipos principales: músculo esquelético (de contracción voluntaria), músculo liso (de contracción no voluntaria) y músculo cardíaco (en el corazón).
  • Tejido nervioso: Tienen la capacidad de propagar señales electroquímicas en forma de impulsos nerviosos que comunican entre sí a distintas partes del cuerpo.

Distintos tipos de tejidos se juntan para formar una unidad funcional conocida con el nombre de órgano. Es decir, que cada órgano del cuerpo está compuesto por determinados tipos de tejidos celulares (conjunto de células que trabajan de forma coordinada), que a su vez están formados por células. Conocer la estructura y funcionamientro de cada célula nos ayuda a conocer el funcionamiento de los tejidos que forman, mientras que a su vez, conocer cómo funcionan dichos tejidos nos ayuda a conocer el funcionamiento de los órganos del cuerpo.
 
El cuerpo humano posee alrededor de 200 tipos de células que se clasifican en cuatro tipos de tejidos: epitelial, conjuntivo (conectivo), muscular y nervioso. Las células que forman parte de tejidos epiteliales conforman las capas que cubren a los órganos y vías interiores del cuerpo, así como a la piel. También controlan el movimiento de materiales a lo largo de estas superficies que forman. Las células que forman tejidos conjuntivos (tejidos conectivos) conectan o integran a las distintas partes del cuerpo. Las células que forman tejidos musculares permiten el movimiento del cuerpo y de sus órganos. Las células que forman tejidos nerviosos participan en la comunicación entre distintas partes del cuerpo.

Todas estas células del cuerpo se organizan de forma coordinada y específica para dar lugar a pequeñas comunidades con funciones específicas, llamadas tejidos celulares, que a su vez conforman comunidades mayores llamadas órganos, y que a su vez estas últimas forman una gran comunidad o confederación llamada cuerpo humano.

Las células que forman parte de un tejido están orientadas de una manera específica y están separadas entre sí por un espacio llamado intersticio celular. El intersticio celular consiste en una serie de pasillos que se forman entre las células y que están llenos de un fluido denominado líquido intersticial. El líquido intersticial no es otra cosa más que plasma sanguíneo proveniente de los capilares sanguíneos, aunque con una menor concentración de proteínas que el plasma sanguíneo, debido a que por su elevado peso molecular, las proteínas no pueden atravesar con tanta facilidad a las paredes de los capilares sanguíneos. Alrededor del 28% del agua corporal en seres humanos corresponde al líquido intersticial.

Cada tejido está rodeado por capilares sanguíneos (la última ramificación de los vasos sanguíneos) que sirven para que la sangre con oxígeno llegue hasta dichos tejidos y provea de oxígeno y nutrientes a las células que forman al tejido y para recoger al dióxido de carbono que generan dichas células. Recordemos que el oxígeno (O2) sirve para que cada célula queme moléculas de glucosa para luego así generar la energía que requiere para seguir funcionando (las combustiones siempre ocurren en presencia de oxígeno, sin oxígeno no hay combustión ni generación de energía). El resultado de esta combustión es dióxido de carbono CO2. Este dióxido de carbono es recogido en la zona de los capilares sanguíneos y llevado hasta los pulmones para ser exhalado del cuerpo. 

En la imagen de arriba se observan una serie de tejidos celulares que forman un órgano. Cada uno de estos tejidos está compuesto por células que trabajan de forma coordinada para lograr una función específica. Las células que conforman a un tejido están separadas entre sí por unos espacios llamados intersticios celulares que están llenos de un fluido llamado líquido intersticial. Los tejidos (conjuntos de células) están rodeados por capilares sanguíneos que permiten la llegada de la sangre con oxígeno y nutrientes. Tanto el oxígeno O2 como los nutrientes necesarios para que las células sigan viviendo, atraviesan las paredes de los capilares sanguíneos y nadan por el líquido intersticial hasta cada una de las células que conforman a un tejido. Las células queman glucosa procedente de los alimentos en presencia de moléculas de oxígeno O2 inhaladas en los pulmones (tanto la glucosa como el oxígeno han sido traídos hasta aquí por la sangre), el resultado de esta combustión que genera energía para que las células sigan funcionando (es decir viviendo) son moléculas de dióxido de carbono CO2. Estas moléculas de dióxido de carbono salen de las células y nadan por el líquido intersticial hasta los capilares sanguíneos. Una vez dentro del torrente sanguíneo, las moléculas de dióxido de carbono se dirigen hacia los pulmones desde donde son exhaladas al exterior del cuerpo.

<< Volver a Qué son los glóbulos blancos y cómo funcionan

Fuentes de información:

2 people like this
Share


Follow Youbioit