Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Relación entre el sistema circulatorio y el sistema linfático

View in slideshow mode

 

Relación entre el sistema circulatorio y el sistema linfático

 

Photos in this album: 19

 

Si bien este no es un artículo dedicado al sistema linfático, en forma resumida se puede decir que el sistema linfático consiste en una red de vasos linfáticostejidos linfáticos y órganos linfáticos. El sistema linfático es el encargado de devolver a la sangre al fluido que se pierde cuando el plasma sanguíneo atraviesa las paredes de los capilares sanguíneos para viajar entre las células en el intersticio celular y llevarles oxígeno, glucosa, aminoácidos y otros nutrientes a las células que forman a los tejidos de los órganos del cuerpo. Este plasma sanguíneo cuando atraviesa las paredes de los capilares, pierde gran cantidad de su concentración de proteínas y pasa a llamarse líquido intersticial. A pesar que gran parte de este líquido vuelve rápidamente al torrente sanguíneo, una parte de él se queda en los tejidos y debe ser recolectado por el sistema linfático que lo transporta por los vasos linfáticos y lo devuelve al torrente sanguíneo, evitando así un desbalance de líquidos en el cuerpo que podría causar la muerte.

Cuando el líquido que se devuelve al torrente sanguíneo circula por los vasos linfáticos se lo denomina linfa. Cada tanto, los vasos linfáticos son interrumpidos por pequeños nodos de tejido linfático llamados nódulos linfáticos, donde la linfa es filtrada y liberada de materiales extraños y de microorganismos que pueden generar infecciones. Así, cuando el líquido vuelve al torrente sanguíneo está totalmente limpio y libre de antígenos.

Además de servir como red de drenaje para devolver el líquido perdido al torrente sanguíneo, el sistema linfático también es el encargado de producir linfocitos en sus órganos, más precisamente en la médula ósea que se considera como parte del sistema linfático. Los linfocitos T luego maduran en otro órgano que también se considera parte del sistema linfático, el timo (situado en el pecho justo detrás del esternón). Es justamente en la corteza del timo donde los linfocitos T se desarrollan y diferencian en sus distintos tipos. En cambio, como ya se mencionó, los linfocitos B nacen y maduran en la médula ósea.

<< Volver a Qué son los glóbulos blancos y cómo funcionan

Fuentes de información:

Be the first to like it
Share


Follow Youbioit




Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.