Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Qué es la fibrinolisis y cómo funciona

View in slideshow mode

 

Qué es la fibrinolisis y cómo funciona

 

Photos in this album: 34

 

Fibrinolisis es el término utilizado para definir al proceso de desintegración del coágulo una vez que la pared del vaso sanguíneo se encuentre reparada. Etimológicamente, el término fibrinolisis se forma de la conjunción de la palabra fibrina y el término griego lysis que significa desatar o disolver, por lo que fibrinolisis vendría a significar disolución de la red de fibrina.

A continuación, se explicará cómo se desintegra o disuelve naturalmente el coágulo una vez que la pared del vaso sanguíneo está reparada. En la imagen de arriba se muestra detalladamente todo el proceso de fibrinolisis. Cada uno de los siguientes números de etapas describen lo que sucede en los cuadros con números correspondientes de la imagen de arriba:
  

1- Una vez que la pared del vaso sanguíneo está totalmente reparada, el coágulo no es más necesario y debe ser disuelto o destruido. Para disolver al coágulo, se necesita una sustancia llamada plasmina, que es la encargada de destruir a la red de fibrina. Para obtener plasmina, el organismo debe convertir a las moléculas de una sustancia llamada plasminógeno en plasmina.

La proteína encargada de convertir a las moléculas de plasminógeno en plasmina, se llama Activador Tisular del Plasminógeno. Las moléculas de Activador Tisular del Plasminógeno se encuentran en la membrana que recubre a las células endoteliales.
  
  
2- Las moléculas de plasminógeno son producidas en el hígado y normalmente circulan en la sangre. El Activador Tisular del Plasminógeno situado en la superficie de las células endoteliales de la zona, convierte a las moléculas de plasminógeno en moléculas de plasmina.
  
 
3- Las moléculas de plasmina son en realidad plasminógeno en estado activo. Estas moléculas de plasmina se sienten atraídas a la red de fibrina y su objetivo es destruir a dicha red. Por eso, ni bien se convierten en plasmina, se dirigen hacia la red de fibrina que mantiene bien amarrado al coágulo a la pared vascular (vascular es un témino utilizado para definir que algo está relacionado o referido a los vasos sanguíneos). Las moléculas de plasmina comienzan a digerir o desintegrar a las hebras de fibrina que componen a la red, y las desarman en sus partes constitutivas, es decir, moléculas de fibrinógeno.

Otro subproducto que dejan las moléculas de plasmina al disolver a las hebras de fibrina, son moléculas de una sustancia llamada Dímero-D.
 
Por diversas razones, a veces, el cuerpo puede generar un coágulo por error en algún vaso sanguíneo y estos coágulos pueden llegar a crecer hasta el punto de dificultar la circulación de la sangre por allí o incluso bloquearla totalmente, con lo que los nutrientes y el oxígeno necesarios para mantener vivas a las células de un determinado órgano no pueden llegar hasta ellas y dichas células pueden morir. Esta condición se denomina isquemia. La isquemia es una condición que impide a la sangre alcanzar normalmente a las células de determinadas partes del cuerpo, por lo que estas células comienzan a morir. Si el bloqueo causado por el coágulo ocurre en una arteria coronaria (arteria del corazón), puede ocurrir un ataque cardíaco. Si el bloqueo causado por el coágulo ocurre en una arteria cercana al cerebro, puede ocurrir un derrame cerebral. Cuando el coágulo de un vaso sanguíneo que se está tapando crece demasiado, en la zona afectada los niveles de moléculas de Dímero-D son elevados. Por lo tanto, el Dímero-D es una sustancia que cuando sus niveles son elevados, sirve para diagnosticar o detectar la presencia de algún coágulo sospechoso que puede llegar a bloquear a vasos sanguíneos.
  
 
4- Cuando las moléculas de plasmina han desintegrado totalmente a la red de fibrina en moléculas de fibrinógeno y moléculas de Dímero-D, el tapón plaquetario se desarma y las plaquetas que lo componen se dirigen hacia el hígado y el bazo, donde son destruidas.
  
  
5- La pared del vaso sanguíneo está totalmente reparada y la sangre ha vuelto a circular normalmente.
  
  
Empleo clínico del Activador Tisular de Plasminógeno:  

En casos de isquemias en arterias del cerebro, pulmones o corazón, que pueden provocar riesgos de infartos y dejar secuelas graves, para evitar estos infartos, se le administra al paciente Activador Tisular de Plasminógeno en la zona afectada para que en el trascurso de horas, esta sustancia convierta a las moléculas de plasminógeno que circulan en la sangre en plasmina que podrá destruir a la red de fibrina del coágulo que se ha producido y que dificulta la circulación sanguínea.
  

<< Volver a Cómo funciona la hemostasia y cómo se forman los coágulos

Fuentes de la información:

1 person likes this
Share


Follow Youbioit