Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Curiosidades sobre el dinero


7 people like this


<< Volver a Cuánto dinero hay en el mundo

De dónde proviene el nombre dólar

El dólar es una moneda asociada a varios países, ya que así como sucede con el nombre peso que es utilizado para representar a las monedas de varios países de Latinoamérica, con el dólar pasa lo mismo. Existe el dólar australiano, el dólar canadiense, el dólar de Bahamas, el dólar de Bermuda, el dólar de Belice, entre otros países; sin embargo el más conocido de todos es el dólar estadounidense por varias razones, entre ellas una por ser la moneda patrón utilizada como indicador de reservas de muchos países del mundo, además de ser la moneda oficial del país más rico del mundo.

¿Pero de dónde proviene su nombre y por qué fue adoptado por Estados Unidos de América para representar el nombre de su moneda oficial?

En el año 1520, en el reino de Bohemia (hoy República Checa) se comenzaron a acuñar monedas de plata extraída de una mina de la zona de Joachimsthal (diminutivo de Sankt Joachimsthal que en alemán significa Valle de San Joaquín). Esta localidad hoy se encuentra al noroeste de República Checa, cerca de la frontera con Alemania. Las monedas acuñadas en ese lugar pasaron a ser conocidas con el nombre de Joachimsthaler (del Valle de Joaquín), que con el paso del tiempo comenzaron a llamarse por su diminutivo thaler o taler (tal en Alemán significa valle).

Más adelante estas monedas y su nombre se fueron extendiendo a otros lugares de Europa; en checo se las llamaba tolar, en húngaro tallér, en danés, noruego y sueco daler, en islandés dalur, en holandés daalder o daler, en italiano tallero, en flamenco daelder, en polaco talar y en inglés dollar.

Joachimsthaler
Monedas Joachimsthaler del año 1520-1521 - Cliquear para ampliar

Pero fueron los holandeses los que llevaron a esta moneda hasta norteamérica. Los Países Bajos producían unas monedas llamadas leeuwendaler o leeuwendaalder (que significaba daler del león, porque tenían un león estampado). Cuando dicho país se convirtió en una potencia naval y comercial esas monedas fueron utilizadas en varias de las colonias holandesas del mundo, incluyendo la de New Netherland (que a partir de 1664 cambió su nombre a Nueva York, cuando los ingleses reconquistaron las tierras del Valle del río Hudson). Esas monedas holandesas circulaban y eran muy populares en todas las colonias británicas de norteamérica (hoy Estados Unidos) durante los siglos XVII y XVIII (años 1600s y 1700s) y se las conocía como lion dollar (dólar del león). La pronunciación estadounidense moderna de la palabra dollar es curiosamente muy cercana a la pronunciación holandesa de la palabra daler durante el siglo XVII (años 1600s).

Paralelamente en las colonias españolas de América circulaban los pesos españoles, que tenían un peso y forma similar a las monedas holandesas ya mencionadas. Esas monedas españolas eran conocidas en la colonias británicas con el nombre de Spanish dollar (dólares españoles). Hacia mediados del siglo XVIII (años 1700s), los dólares españoles reemplazaron a los dólares del león holandeses.

Durante la Revolución Americana (entre 1776 y 1783), los dólares españoles (como llamaban en las ex colonias británicas al peso español) se volvieron muy populares, dado que las distintas colonias norteamericanas respaldaban su papel moneda en pesos españoles (o dólares españoles como los llamaban); incluso en una de esas colonias, Virginia (hoy estado de Virginia), los dólares españoles eran de curso legal para transacciones comerciales diarias. Tras la declaración de la Independencia de Estados Unidos, se emitían billetes respaldados en pesos españoles (o dólares españoles como se los llamaba ahí).

Billete de 55 dolares del año 1779
Billete de 55 dólares estadounidenses del año 1779 respaldados en pesos españoles (dólares españoles) - Cliquear para ampliar imagen
 

 
El 2 de abril de 1792, el Secretario del Tesoro de Estados Unidos de América, Alexander Hamilton, anunció en el Congreso que la cantidad exacta de plata que había en cada moneda de dólar español era de 24,057 gramos y que la moneda oficial del país debía estar basada en los dólares españoles, tomando el nombre oficial de US Dollars (dólares estadounidenses). Por lo que las monedas de menor denominación del dólar debían contener cantidades de plata en partes porcentuales de la de una moneda de 1 dólar, por ejemplo una moneda de 50 centavos de dólar contendría la mitad de plata que 1 dólar, la de 25 centavos una cuarta parte, etc.

Hacia 1837, se estableció que la cantidad de metal distinto a la plata presente en la moneda de 1 dólar sería de 15%, con el tiempo la cantidad de plata presente en las monedas de dólares iría reduciéndose hasta que en 1965 casi se dejó de utilizar dicho metal en la acuñación de monedas de dólar.

Desde 1792 los dólares estadounidenses, constitucionalmente pasaron a ser la moneda oficial de Estados Unidos de América.

En un principio los billetes de los dólares estadounidenses (US Dollars) no tenían imágenes con las caras de los presidentes como tienen ahora. De hecho el gobierno de aquel entonces no estaba de acuerdo con la idea de exhibir imágenes de líderes en el dinero, ya que era una costumbre similar a la de las monarquías europeas, sistema de gobierno que iba en contra del sistema político del país norteamericano. La costumbre de incluir las caras de presidentes fallecidos en los billetes de dólares comenzó a utilizarse a principios del siglo XX; anteriormente a eso se utilizaban imágenes de personajes de la mitología romana así como de temáticas relacionas a americanos precolombinos (pueblos originarios).

Veamos una síntesis de todas las etapas de la etimología de la palabra dólar:

  • Sankt Joachimsthal (Valle de San Joaquín): región del Reino de Bohemia de donde se extraía la plata de las monedas conocidas como Joachimsthaler.
  • A partir del año 1520 comenzaron a acuñarse las monedas de plata conocidas popularmente como Joachimsthaler (del valle de Joaquín).
  • Con el paso de los años esas monedas pasaron a llamarse popularmente con su diminutivo thaler o taler (del valle).
  • Llegaron a los Países Bajos, con el nombre holandés de daler o daalder. Ahí comenzó a acuñarse la versión holandesa bajo el nombre de leeuwendaler o leeuwendaalder (que significaba daler del león, porque tenían un león estampado)
  • Los holandeses llevaron en el siglo XVII (años 1600s) los daler a norteamérica.
  • Durante los siglos XVII y XVIII los daler del león se volvieron populares en las colonias británicas de Norteamérica y se los llamaba dollars.
  • Hacia mediados del siglo XVIII, los dólares españoles (pesos españoles) reemplazaron a los holandeses en norteamérica.
  • En 1792 se decidió constitucionalmente basar la moneda oficial del país US Dollars, en los dólares españoles.

Sankt Joachimsthal >> Joachimsthaler >> thaler >> taler >> daler >> dollar

Entonces si buscamos el significado exacto de la palabra dólar; por su etimología encontraremos que significa del valle.

 
Origen de la palabra peso

El peso es el nombre que define en la actualidad a las monedas oficiales de varios países de latinoamericanos, entre ellos: Argentina, Chile, Colombia, Cuba, México, República Dominicana, Uruguay. Además es la moneda oficial de un país asiático, Filipinas. ¿Pero de dónde proviene su nombre y por qué tantos países utilizan este término para nombrar a sus monedas oficiales?

En el siglo XIV (años 1300s) en Castilla, España, comenzó a circular el Real, una moneda de plata que pesaba 3,35 gramos. La base del sistema monetario de Castilla en aquel entonces era el Real de Plata, creada por cédula real del rey Don Pedro el Cruel (1350-1365), y su valor equivalía a 3 maravedís (antigua moneda española que se utilizaba entre los años 1000s y 1300s, y que se siguió utilizando como unidad de cuenta para definir el valor de otras monedas más nuevas hasta los años 1800s). El nombre oficial que se le dio en Latín era Numus Regalis, que significaba Moneda Real, pero la gente con el tiempo acortó su nombre y la llamaba simplemente Real.

El motivo principal de haberse llamado peso a las monedas españolas, es sin duda alguna su peso físico. En el comercio de mercancías los principales factores más importantes son el peso y la calidad. Es normal entonces que cuando el hombre empezó a utilizar metales preciosos como medio de cambio, tanto la aleación (nivel de pureza del metal presente en las monedas) y su peso eran muy importantes. El nivel de pureza de la aleación de las monedas (proporción de plata u oro presente en una moneda) era difícil de averiguar de manera sencilla durante una transacción comercial, sin embargo su peso era mucho más fácil; por eso era normal ver a comerciantes y mercaderes pesando monedas. Antes de la conquista de América, la plata y el oro eran más escasos en España, por lo que a veces se hacían pagos cortando eslabones de cadenas de oro o joyas, para lograr la equivalencia en peso del oro contenido en monedas oficiales; por lo que los pagos se realizaban al peso, por lo que los mercaderes debían llevar una balanza a todos lados por si no les pagaban con monedas y en lugar de eso con joyas u otros objetos de oro o plata.

Luego, el 13 de junio de 1497 (casi cinco años después de la llegada de Colón a América), se realizó la reorganización del sistema monetario español mediante la firma de una cédula real en Medina del Campo, por parte de los reyes Católicos Don Fernando de Aragón y Doña Isabel de Castilla. Dicha ordenanza en el español de aquella época se titulaba "Quaderno de Ordenancas de la Lavor de la Moneda". En la parte que se refiere a las monedas de plata dice textualmente (en el español de aquel entonces):

Otro si, ordenamos e mandamos que en cada una de las dichas casas nuestras de moneda se labre otra moneda de plata que se llame reales de talla e peso de sesenta e siete reales en cada marco, e no menos, e de ley de onze dineros e cuatro granos, e no menos, e que destos se labren reales e medios reales e quartos de reales e ochavos de reales, los quales todos sean salvados uno a uno, porque sean de ygual peso, e que de la plata se labre el un tercio de reales enteros, e el otro tercio de medios reales, e el otro tercio de sabre de quartos e ochavos por mytad.


Si analizamos este estracto de la ordenanza de 1497, vemos que se ordena que se acuñen "reales de talla e peso sesenta e siete reales en cada marco"; el vocablo marco proviene de la palabra alemana mark que en aquella época era una unidad de peso de metales preciosos como el oro y la plata durante la edad media en Europa Occidental, cada marco equivalía a 230,0465 gramos.

Ahora como sabemos que 67 monedas de reales pesaban un marco, si dividimos 230,0465 entre 67, obtenemos que cada moneda de real de plata tenía un peso aproximado de 3,4335 gramos, o sea casi 3 gramos y medio por cada moneda de real de plata.

Si seguimos analizando vemos que se menciona además "ley de onze dineros e cuatro granos", la palabra ley se refiere a proporción, o sea que se trataría de la proporción de plata presente en cada moneda en fracciones de milésimas. Según los sistemas de medición de metales preciosos, la plata pura de 1000 milésimos (1 milésimo es 1/1000), equivalía a 12 dineros, y a su vez cada dinero era dividido en 24 granos. En el caso del oro, 1000 milésimas de oro puro (1000/1000 de oro puro) se subdividía en 24 quilates y cada quilate en 4 granos; este sistema de 24 quilates y 4 granos se sigue utilizando hasta el día de hoy por los joyeros para medir el nivel de pureza en oro de una joya.

Pero volviendo a la medición de la plata, ya que los reales eran monedas de dicho metal, si dividimos 1000 entre 12 dineros, obtenemos una pureza en plata de 83,3333 por cada dinero, y a su vez dividimos este resultado entre 24 granos, obtenemos que cada grano define un nivel de pureza en plata de 3,47 sobre 1000. Si lo multiplicamos entonces por 11 dineros y 4 granos de aleación o proporción de pureza de plata sobre mil (como se indica en la ordenanza del año 1497), obtenemos que cada Real tenía un nivel de plata de 930,555 milésimos (93,05% de plata por moneda). Esta era una de las tasas más altas de uso de plata en monedas hispanas o hispanoamericanas que se hayan usado.

Si seguimos analizando la ordenanza, se puede ver que solamente se mencionan monedas fraccionarias de medio real, un cuarto de real y un octavo de real, pero no se hace mención de monedas de mayor denominación que un real. Pero a pesar que no se mencionan en la cédula real, las necesidades de la vida diaria obligaron a que se acuñaran monedas de dos, cuatro y ocho reales. Precisamente la moneda de ocho reales sería la que daría vida posteriormente a las diversas monedas nacionales de Latinoamérica e incluso al dólar estadounidense. Esta moneda de ocho reales nunca fue establecida por cédula real, fue más bien creada por la necesidad de tener monedas de mayor denominación.

Más adelante, a partir del siglo XVI (años 1500s), con el descubrimiento de minas de plata en América, Europa comenzó a recibir cuantiosas cantidades de dicho metal, por lo que el comercio y los negocios aumentaron considerablemente. Eso provocó la necesidad de monedas de mayores denominaciones; Europa ya tenía la plata de América, así nacía el real de a 8, que con el tiempo pasaría a llamarse en el mundo hispano como peso de 8, peso fuerte, peso duro o simplemente peso.

Existen documentos que comprueban el uso del término peso incluso oficialmente. Hay una cédula real firmada en Zaragoza, España el 29 de marzo de 1503 por los reyes Católicos Don Fernando y Doña Isabel y enviada al Gobernador de la Isla Hispaniola (hoy Santo Domingo donde se encuentran República Dominicana y Haití).

"Que se hagan dos casas de fundición.
que se les pague a los clérigos cien pesos al año"

Como se puede ver, incluso oficialmente desde principios de siglo XVI se denominaba a la moneda de ocho reales como peso. Esto también demuestra que el término no se originó en América sino que provino de España.

Real de ocho
Real de ocho acuñado en Potosí - Cliquear para ver en grande

 

Sin embargo es necesario mencionar que durante todo el tiempo de la colonia nunca se acuñó una moneda con la leyenda peso. El uso de la palabra era más bien una manera informal de referirse a los reales de 8. La primera moneda de la historia en ostentar la leyenda peso fue la moneda chilena acuñada a partir de 1817, seguiría Argentina con el Peso Moneda Corriente en 1826, y Uruguay en 1844. Colombia acuñó su primera moneda con la leyenda de peso en 1855, siguieron Bolivia y Guatemala en 1859. En México la primera moneda acuñada con la leyenda peso es del año 1866 durante el Imperio de Maximiliano, mientras que la primera moneda republicana con la leyenda peso fue acuñada en 1869. Sin embargo es necesario aclarar que ya en 1822 el término peso fue agregado en el papel moneda de los billetes mexicanos emitidos durante el reinado de Don Agustín Iturbide.

La mayor parte de la plata extraída durante los tres siglos de dominio español era oriunda de las minas de México y Potosí, en la actual Bolivia.

Algo muy curioso es que en 1565, el español Miguel López Legazpi, bajo el título de Adelantado, y el Fraile Andrés de Urdaneta, conquistaron un archipiélago asiático que Legazpi bautizaría con el nombre de Filipinas en honor al entonces rey de España, Felipe II. En 1571 Legazpi también fundó la capital del nuevo territorio con el nombre de Manila.
 
El comercio entre Filipinas y México floreció tanto que a través de la colonia asiática, las monedas de reales de 8 acuñadas en México eran muy requeridas en Asia. Gracias al comercio de sedas y porcelanas entre otras cosas provenientes de oriente, a través de Filipinas, los reales de 8 (llamados comúnmente peso), pasaban a países como China o el Sudeste Asiático (Indochina). Durante cerca de tres siglos de formar parte del Imperio Español, Filipinas utilizó las monedas españolas acuñadas en Latinoamérica, principalmente las de México dado el gran vínculo comercial que había entre ambos territorios. Por eso es normal que a pesar de ser un país asiático y no hispánico, la moneda oficial de Filipinas sea el peso.

Como ya se mencionó anteriormente, en la colonias británicas de Norteamérica, al Real de 8, se lo conocía como Spanish Dollar (Dólar Español), y era de curso legal en dicho territorio, incluso luego de darse la independencia de Estados Unidos en 1776. De hecho el actual dólar estadounidense, creado en 1792, está basado en el real de 8 o dólar español como ellos lo llamaban. La mayor parte de esas monedas españolar que circulaban en Estados Unidos habían sido acuñadas en México. Curiosamente las monedas de real de 8 (peso o dólar español) eran más populares en las colonias británicas de Norteamérica que las monedas británicas.

Por eso entre 1776 y 1792 la moneda de curso legal más importante y de mayor circulación en Estados Unidos era el peso español. En 1792, tomaron como unidad monetaria al Real de 8 (Spanish Dollar), lo rebautizaron con el nombre de U.S. Dollar, y lo subdividieron utilizando el sistema monetario decimal, llamando dime a su décima parte (10 centavos) y cent a su centésima parte (1 centavo).

Sin embargo era tan popular el uso del Real de ocho (dólar español) en Estados Unidos, que hasta el año 1857 era de curso legal en dicho país paralelamente al dólar estadounidense, cuando se prohibió su uso. Mientras circuló por Estados Unidos, tuvo el mismo valor que un dólar estadounidense. Incluso habían billetes de dólares que estaban respaldados igualmente en monedas de plata de dólares estadounidenses como de reales de ocho.

Billete de cinco dolares año 1840
Billete de cinco dólares estadounidenses respaldados en reales de ocho españoles (Año 1840) - Cliquear para ampliar imagen

 

Billete antiguo de 3 dolares
Billete de tres dólares estadounidenses de la década de los años 1850s, respaldados tanto en monedas de plata de reales de ocho españoles como de dólares estadounidenses. En este billete la moneda estadounidense ya se encuentra superpuesta a las españolas
.

Billete de 2 dólares estadounidenses - Año 1858
Billete de dos dólares estadounidenses del año 1858, respaldado tanto en monedas de plata de reales de ocho españoles como de dólares estadounidenses. En este billete la moneda española se encuentra tapada casi por completo por la estadounidense, siendo una manera simbólica de desalentar el uso de la extranjera

El real de ocho (también conocido como peso o dólar español) además fue la primera moneda internacional utilizada en todos los continentes como de curso legal en transacciones comerciales.
 

Origen de la palabra libra

Antes ya se mencionó la importancia que tenía el peso físico de los metales preciosos y monedas ya desde el comienzo de la utilización de los mismos para hacer intercambios comerciales. Las balanzas eran muy utilizadas por los mercaderes, por lo tanto no es de extrañar el uso de la palabra peso, para definir una determinada cantidad de plata o de oro; ya que cada moneda, según su valor, tenía un peso distinto o proporción distinta de oro o plata en la aleación que la formaba.

Ya desde tiempos de los romanos se daba mucha atención al peso de las monedas. En realidad el sistema monetario romano estaba basado en el peso físico de sus monedas.

Aproximadamente desde el 300 AC los romanos comenzaron a hacer circular una moneda de bronce o cobre llamada As que al principio tenía una libra romana de peso (la libra es una unidad de masa utilizada por los romanos que en aquel entonces tenía un valor equivalente a 327,4 gramos). El As era subdividido en doce partes iguales, llamadas uncias, que en latín significa duodécima parte. Con el tiempo esa palabra se convirtió en la actual onza, utilizada como unidad de masa. También de la palabra uncia, los anglosajones derivaron la palabra inch (pulgada), que define la duodécima parte de un pie como medida de longitud. Tanto la onza como la pulgada (inch) hoy son unidades de medida muy populares en Estados Unidos, y ambas tienen origen en la palabra uncia.

Desde luego que hay que tener en cuenta que el nivel de precisión en el peso de esos tiempos no era el mismo que hoy.

Debido a que, en un principio, cada As pesaba 1 libra, también se la conocía como 1 libra a dicha moneda, así que es muy probable que ambos nombres era utilizados simultáneamente, pero con el tiempo el uso del término as cayó en desuso, sin ser así el caso de la palabra libra, aunque esta moneda fue perdiendo su peso físico con el pasar del tiempo.

Siglos más tarde, en Italia la palabra Lira -derivada de libra- se utilizó para llamar a la moneda oficial que circuló en ese país hasta la instauración del Euro en 2002.

Dada la gran extensión del Imperio Romano en Europa y su influencia en gran parte de las culturas del continente, esto trajo que la palabra libra se siguiera utilizando en varios países, en un principio como moneda circulante y más tarde como unidad de cuenta.

Luego de la conquista de Gran Bretaña por los romanos desde el año 45 de nuestra era, se adoptó el sistema monetario romano, incluso luego de la evacuación de los romanos de Gran Bretaña y la llegada de los anglos, jutos y sajones a la isla a partir del siglo V (años 400s), se siguió utilizando la libra como unidad monetaria. De hecho en inglés libra se dice pound; proviniendo la palabra latina pondo que significa por peso o de peso, ya que se solía decir libra pondo (libra de peso). En los pueblos germánicos la palabra pondo fue variando a pund (godos), phunt (alto antiguo alemán), Pfund (Alemán), pont (holandés), pund (antiguo frisio y antiguo noruego), y pound en inglés. Por eso hoy en inglés se denomina pound a la libra. Por lo tanto pound y peso significan lo mismo. Otra demostración de lo importante que era el peso físico de las monedas desde la antigüedad, lo que hizo que con el paso de los siglos las monedas llevaran nombres relacionados a esta unidad de medida.

A pesar de que en inglés se diga pound, el signo monetario que representa la libra es £, una L (por su origen de la voz latina libra) cruzada con un guión.

Ya desde el siglo XX y en la actualidad, desde que se generalizó el uso de aleaciones de aluminio, cobre, níquel, zinc, tales como el cuproníquel, latón, acero inoxidable, en otras palabras desde que el valor de la moneda pasó a ser fiduciario, o sea simbólico y basado en la percepción de valor que le da la gente, el peso de la misma pasó a ser un elemento secundario.
 

Origen del simbolo peso

Los registros más antiguos del uso del signo peso/dólar pertenecen a correspondencias comerciales de los años 1770s, refiriéndose al peso español o real de ocho (o dólar español como se lo conocía en las colonias británicas de Norteamérica y que sirvió de modelo para la creación del dólar estadounidense).

La explicación más plausible de su origen es la de la evolución del signo a partir de la abreviación de la palabra pesos de la siguiente manera: ps

Según estudios que se hicieron a manuscritos del siglo XVIII y principios del siglo XIX, se muestra que la s de a poco se ha superpuesto a la p, dando como resultado un signo similar a $.

Sin embargo existen otras teorías acerca del origen del signo $.

  • Una teoría que hasta 1963 el Diccionario de Oxford del Idioma Inglés utilizaba en su definición del signo, era que derivaba de una barra cruzando un número 8, denotando reales de ocho españoles.
     
  • Otra teoría es la que deriva del hecho que cada moneda española debía tener una leyenda con las siglas de la casa de moneda donde fue acuñada. En el caso de las monedas acuñadas en la mayor mina de plata del período colonial, Potosí (hoy Bolivia), se utilizaban las letras PTSI, todas superpuestas, lo cual da como resultado una marca similar al $. Las monedas de reales de ocho acuñadas entre 1575 y 1825 en Potosí, fueron muy utilizadas en las colonias británicas norteamericanas.

  • También existe una teoría alternativa que explica que el signo $ deriva de los rollos de pergamino en las columnas que figuran en el escudo de España, que aparece en el reverso de muchas monedas de real de ocho (peso o dólar español).
     
  • Otra teoría indica que el signo dólar con dos barras, provienen de las siglas US (United States) utilizadas en las bolsas de dinero emitido por la Casa de Moneda de Estados Unidos, con ambas letras superpuestas, dando como resultado un signo peso con dos barras en lugar de una, donde la parte de abajo de la U se fusiona con la curva de la letra S, dejado a la vista solamente las dos barras de la U sobre la S. Según el profesor de historia de la Universidad del Noroeste, Dr. James Alton James, el símbolo con dos barras fue una adaptación del diseño de Oliver Pollock en 1778. Esta teoría es mencionada por el personaje Owen Kellogg en la novela Atlas Shrugged.
     
  • Una teoría menor explica que el signo del dólar con dos barras proviene de la moneda de plata romana llamada sextercio (equivalente a 2 Ases y medio. Ya se explicó qué eran los Ases en el origen de la palabra Libra). En los sextercios aparecía la leyenda HS, que si se las superpone y se fusiona la línea horizontal de la H, dan como resultado un signo dólar de dos barras.

 Origen del signo peso o dolar

Real de ocho del año 1868
Real de ocho del año 1868 donde se ven las siglas de PTSI (Potosí) superpuestas

Origen de la palabra dinero

El término dinero proviene de la palabra en latín denarius (denarii en plural). El denario era una moneda de plata romana que equivalía a diez ases (los ases eran las monedas unitarias del sistema monetario romano). La palabra denarius a su vez deriva del latín deni que significa "que contiene diez", en este caso diez ases.

En aquellos tiempos las monedas romanas tenían distintos nombres según su valor:

  • La unidad monetaria romana era el as.
  • 1 dupondius equivalía a 2 ases.
  • 1 sextercio equivalía a 2,5 ases.
  • 1 quinario equivalía a 5 ases.
  • 1 denario equivalía a 10 ases.

Con el tiempo y el paso de los siglos, muchos países que se crearon a partir del Imperio Romano, entre ellos España, heredaron el término dinero para denominar a ciertas monedas. En Castilla, en el siglo XI, un dinero valía diez maravedís, aunque su valor fue cambiando continuamente. Hacia el siglo XI, los dineros eran de plata, luego de vellón (aleación en la que plata se encuentra en una proporción de alrededor 50% mientras que el resto es cobre), y a partir del siglo XV eran de cobre. Existían distintos tipos de dineros, castellanos, barceloneses, de Navarra, entre otros, de distintos valores.

Origen de la palabra sueldo

La palabra sueldo proviene de la palabra en latín solidus, que se utilizaba para llamar a una moneda de oro, introducida en el año 312 de nuestra era por el Emperador Constantino. Cada solidus contenía 4,5 gramos de oro. El sueldo se mantuvo inalterado tanto en pureza como en peso y tamaño hasta el siglo X.

Se utilizó en países que formaron parte del Imperio Romano, como es el caso del Imperio Carolingio de Carlomagno. Siglos más tarde en España, desde el siglo XIII comenzaron a acuñarse monedas con el nombre de sueldo (castellanización de la palabra solidus).

 

Origen de la palabra salario

La palabra salario proviene del latín y significaba pago de sal o pago por sal. Sucede que durante ciertos períodos históricos del Imperio Romano, muchas veces se hacían pagos a los soldados o legionarios con sal, ya que era muy costosa y de gran necesidad. La sal se utilizaba para conservar alimentos perecederos como la carne y pescados. De hecho la sal valía su peso en oro.

Una curiosidad es la de la superstición que dice que si tiras o se te cae sal, vas a tener mala suerte. La realidad es que la sal escaseaba y por lo tanto era muy cara, por lo que si se caía accidentalmente era un hecho muy desafortunado. Por eso, quedó esa impresión a lo largo de los siglos, especialmente durante el medioevo cuando la gente era muy supersticiosa.


7 people like this

Share
Related Articles

Photo Gallery
Photoalbum: 

Cómo funciona el dinero


Suggested posts
Follow Youbioit