Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Qué es la vitamina A y cuáles son sus beneficios

Quick Facts:

Be the first to like it


La Vitamina A o retinol juega un papel principal para la vista, reproducción así como en la generación de copias exactas de células saludables durante la división o mitosis celular.

La Vitamina A es importante para la vista, especialmente para ver en la oscuridad. La falta de Vitamina A produce xeroftalmía, lo cual genera un daño irreversible a los ojos. La falta de Vitamina A puede llegar a causar ceguera. La Vitamina A es también importante en el mantenimiento de una piel sana además de ayudar a resistir infecciones.

La Vitamina A fue la primera en descubrirse, a principios del siglo XX, cuando una cierta sustancia fue descubierta en grasas animales la cual era necesaria para su desarrollo.

Una de las funciones más conocidas de la Vitamina A, es su papel importante para la vista, especialmente en la visión nocturna o en oscuridad. Los metabolitos de la vitamina se combinan con ciertas proteínas para generar pigmentos visuales que ayudan a ajustar el ojo de la luz brillante a la luz tenue. Este proceso requiere mucha Vitamina A; así que si no se repone o hay faltas de ésta en el cuerpo, puede llegar a causar ceguera nocturna.

Además, la falta de Vitamina A reseca la capa transparente del ojo llamada córnea, así como la membrana llamada conjuntiva. Si no se trata, puede llevar a causar xeroftalmía, lo cual genera daños irreversibles al ojo y hasta ceguera. La falta de Vitamina A es la mayor causa de problemas visuales.

La Vitamina A es también importante para el desarrollo normal del cuerpo humano así como para la reproducción; especialmente útil en el correcto desarrollo de huesos y dientes. Estudios en animales han demostrado que la Vitamina A es esencial en la formación de espermas, en el desarrollo de un feto sano y posiblemente en la síntesis de hormonas esteroideas.

Otra función importante y menos conocida de la Vitamina A es la de ayudar a preservar una piel sana tanto por dentro como por fuera. Consumir más Vitamina A no hará que la piel arrugada se vea repentinamente hermosa, pero una carencia de ésta causará mayores problemas de piel.

Además un consumo adecuado de Vitamina A asegura que las membranas mucosas de los tractos gastrointestinales y respiratorios se mantengan sanos, de esta manera la Vitamina A ayuda al cuerpo a resistir infecciones.

Además la Vitamina A está siendo estudiada por su función en la creación correcta de copias de cada una de las células del cuerpo, al reproducirse éstas durante la mitosis. Estudios actuales sugieren la posibilidad de que niveles adecuados de retinol pueden llegar a prevenir cánceres en el hígado, próstata y posiblemente colon.
 
 
BENEFICIOS DE LA VITAMINA A

Además de tratar síndromes de deficiencia, la Vitamina A tiene varios usos preventivos y terapéuticos. Es una "medicina" muy importante para el sistema inmune. Mantiene las membranas de la piel y mucosas sanas. Al estar estas membranas sanas, se mantienen húmedas y resisten a daños a células. La humedad en las membranas evita que bacterias y virus generen enfermedades infecciosas.

Las pieles saludables son también más resistentes a cánceres. La Vitamina A combate al cáncer inhibiendo la producción de ADN en células cancerígenas. Desacelera el cerecimiento de tumores en cánceres establecidos y puede bajar el ritmo de reproducción de células leucémicas.

Esta vitamina es particularmente útil para combatir enfermedades causadas por virus. Enfermedades como el sarampión o incluso el SIDA pueden debilitarse en presencia de la Vitamina A. Los niveles de esta vitamina en la sangre de personas con enfermedades virales es por lo general bajo. Luego de recibir las cantidades adicionales de Vitamina A, el cuerpo puede generar mayores defensas, y causando así una recuperación más rápida.

Sin embargo en algunos casos de infecciones particulares, según estudios, la Vitamina A puede acrecentar los riesgos de reforzar la enfermedad; por ejemplo en algunos casos de infección de HIV puede estimular la reproducción de células infectadas, haciendo que una reducción en Vitamina A, en estos casos particulares, fuera necesaria.

En casos de infartos, los niveles altos en Vitamina A, ayudan a reducir los riesgos de morir o de quedar discapacitados. De esta manera, comer muchas frutas y vegetales puede llegar a ser una buena defensa contra infartos y sus complicaciones.

Tomada oralmente o aplicada tópicamente puede llegar a ser beneficiosa en la prevención o incluso tratamiento del cáncer de piel. También puede llegar a ser útil para aclarar manchas en pieles envegecidas. En algunos casos la aplicación tópica de Vitamina A ha llegado a aclarar las manchas de piel en poco tiempo.

Derivados de la Vitamina A han sido utilizados para tratar desórdenes de piel. La isotretinoina, es un medicamento oral contra casos severos de acné o acné quístico. Sin embargo, los efectos secundarios de esta medicina pueden causar problemas como daño al hígado y niveles elevados de triglicéridos en la sangre; haciendo necesario que dicho tratamiento sea controlado y monitoreado por un médico. También debe ser evitado por mujeres embarazadas así como cualquier otra medicina con altos niveles de Vitamina A, dado que puede causar un aborto espontáneo o defectos de nacimiento en el recién nacido.

La tretinoina es otro derivado de la Vitamina A, utilizado tópicamente para el tratamiento de acné, pero con menos efectos secundarios posibles que la Isotretinoina oral. Sirve para tratar la calvicie junto al minoxidil. También puede reducir la aparición de arrugas y revertir los efectos de daño solar en la piel.

Otro derivado de la Vitamina A es el etretinato, el cual sirve para tratar la psoriasis.

 
COMIDAS QUE CONTIENEN VITAMINA A

Tanto alimentos de origen animal como vegetal contienen Vitamina A. El retinol, también llamado Vitamina A preformada, es la forma natural que se encuentra en alimentos de origen animal; mientras que carotenoides en alimentos de origen vegetal. Los carotenoides son compuestos que el cuerpo puede convertir en Vitamina A.

El hígado es una de las comidas con mayor cantidad de Vitamina A, proporcionando el 72% de la cantidad diaria recomendada de Vitamina A en 100 g; sin embargo los expertos recomiendan comer hígado como mucho una o dos veces al mes, dadas las sustancias tóxicas que contiene. Partículas contaminantes suelen acumularse en el hígado animal. Otras fuentes de Vitamina A son la yema de huevo, queso, manteca, margarina, leche entera y leche descremada fortificada. Sin embargo hay que ser cuidadosos, dado que estos alimentos -con la excepción de la leche descremada- son altos en grasas totales y saturadas; y todas excepto la margarina son altos en colesterol.

Dados los altos niveles en grasas y colesterol de la mayoría de los  alimentos ricos en Vitamina A, así como el potencial de sobredosis de Retinol, se recomienda evitar estos alimentos en grandes cantidades como fuentes de Vitamina A. Estudios recientes sugieren que la Vitamina A, en forma de retinol, puede llegar a ser tóxica a menores dosis de lo que se pensaba antes. Actualmente la mayoría de las personas adquieren la mitad de Vitamina A como retinol de alimentos de origen animal y la otra mitad de alimentos de origen vegetal en forma de carotenoides.

El huevo contiene el 16% de la cantidad diaria recomendada de Vitamina A en 100g, mientras que 100 g de leche el 3%, 100g de queso Cheddar el 29%.

En cuanto a alimentos vegetales, una zanahoria de 100g contiene en forma de carotenoides el 93% de la Vitamina A recomendada por día. El brócoli es otro alimento rico en Vitamina A. Por otro lado 100g de batata pueden aportar hasta el 79% de la cantidad diaria recomendada de Vitamina A. 100 g de col rizada aportan el 76% de la cantidad diaria recomendada. 100 g de espinaca el 52%, 100g de calabaza el 41%.

De las frutas, el melón es la que mayor cantidad de Vitamina A aporta. 100 g de esta fruta cubre el 19% de la cantidad recomendada diaria.


Be the first to like it

Share
Suggested posts
Follow Youbioit