Home

           Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Las palabras de Tinelli por la muerte de Juan Alberto Badía


Be the first to like it


En su programa del lunes 2 de julio de 2012, Marcelo Tinelli abrió con unas emotivas palabras dedicadas a su amigo y mentor, Juan Alberto Badía, quien falleció en junio 29 de 2012. A continuación se puede leer la transcripción exacta y completa del discurso del conductor recordando a su maestro.
 
 
No puedo creer que hayamos perdido a Juan Alberto, pero lo perdimos físicamente, porque siento que está, como dijo en una entrevista que hizo, en cada uno de nosotros.

Yo nunca había vivido algo similar a lo que me pasó y lo que me tocó vivir en estos días; quiero decirles que fue algo muy fuerte. Ante todo agradecerle a la familia, a Mariana su mujer, a sus hijos, a los tres; que me permitieron estar ahí, en el momento final de Juan Alberto.

Siento que me acompañó a lo largo de la vida, y él dijo allá en una entrevista, en 360 una vez, que yo era quien iba a despedir sus restos. No se por qué, por una casualidad, o por que él así lo deseó, tuve la oportunidad de despedirlo en vida a Juan Alberto. Y es algo que no me voy a olvidar en mi vida.

Se me vinieron un montón de imágenes, primero el comienzo, y no lo quiero hacer muy largo pero es toda una vida que tuvimos juntos, de más de 30 años.

Primero ese momento, el comienzo en la televisión y esas ganas que él tenía que yo trabajara en la tele, cuando ni yo creía en mí y él sí creía; agradecerle esa oportunidad.

Esa familia que integró conmigo. Me permitió ingresar a su familia. Vivió lindísimos momentos conmigo y momentos muy duros.

Estuvo en los partos de mis hijas, en mi primer matrimonio, en la muerte de mi primer hijo, que perdió mi primera mujer, Sole, de un embarazo; estuvo también él, junto a Liliana, quien era su mujer en ese momento; así que me ha visto en las buenas y en las malas.

Me acompañó a lo largo de toda mi carrera. Y estuvo en el nacimiento de mis otros dos hijos, en el casamiento con Paula. Estuvo en un montón de momentos profesionales importantes para mi.

Siempre ha sido una persona que alentó al otro a que hiciera lo que tuviera ganas. Me alentó a que yo pudiera trabajar en este medio.

Se ha ido con una cantidad enorme, una cantidad infinita de gente que le ha dicho gracias todo el tiempo. En el cementerio el otro día no podía creer como todo el mundo le gritaba gracias; porque fue una persona maravillosa. Una persona de otro planeta.

Estaba bien, más allá de sufrir un cáncer de timo que tenía, y estaba siendo muy bien cuidado por su mujer, por Mariana, y por los tres hijos maravillosos; por Nati, por Barbi y por Juan Agustín.

Lamentablemente el cáncer es así, en diciembre fue operado, le dijeron que no tenía nada, por lo menos en la zona; pero son células que después pueden aparecer por otro lado.

Cuando yo lo vi en los Martín Fierro, en ese discurso tan emocionante que hizo y que a mí me conmovió, pensé que realmente se estaba recuperando, más allá que debo reconocer que lo vi más flaco y ese día estuvimos charlando antes de que él hablara. Él me decía que estaba bien y que la estaba luchando.

En el último tiempo su situación empeoró de un día para el otro; lamentablemente por una neumonía que en este caso pasó a ser algo fatídico y tremendo para él.

Me quedo con la imagen de los últimos días. Él tenía muchas ganas de poder seguir trabajando acá en Ideas del Sur. De hecho nosotros le habíamos dado la posibilidad, porque queríamos y nos parecía buenísimo y de un altísimo nivel que estuviera trabajando acá en Sábado Show, para hacer una sección de homenajes que estábamos haciendo. Primero se lo hizo a Charly García y fue increíble. El segundo lo teníamos armado con Martín Palermo; y nunca lo pudimos hacer porque empezó de nuevo con la quimio; algo que él no quería dar a conocer; y dijimos para qué exponerlo en este momento en la tele. Y yo le decía, quedate tranquilo Beto, ya lo vamos a hacer, no hay problema. Y él todo el tiempo decía "no pero hay mucha gente que trabajó, que se ocupó de hacer el homenaje, que grabó las notas; haganlo igual sin mi". Mi respuesta fue "no la verdad es que te vamos a esperar". Siempre pensaba por el otro.

Yo tuve también la oportunidad de darle trabajo a Juan Alberto en Radio Del Plata; que fue una de las grandes caras, de las más importantes caras que tuvo Radio Del Plata cuando la teníamos acá en Ideas del Sur. Como él tantas veces me dio trabajo a mi.

El Lunes, él yendo para el Sanatorio Austral, hablamos por teléfono y sentía que iba a salir de esa neumonía, sentía que era una neumonía que iba a poder pasar. Y me quedo con esas imágenes finales de un miércoles a la noche que pudo comer bien, donde podía estar bien, donde se tomó un Cointreau. Y donde yo por lo menos después de grabar acá me fui a dormir pensando que estaba bien.

Lamentablemente a partir de ahí, empezó a empeorar a partir de las 2 de la mañana, y al otro día ya nos despertamos, por lo menos a la 1 o 2 de la tarde con que la situación no estaba bien. No estaba bien porque él ya no quería respirador, no quería ninguna asistencia mecánica, ni quería ningún tratamiento invasivo en su cuerpo.

Y para que no sufriera, ya había que acompañarlo en las últimas horas que estaba transitando en ese momento.

Para mi fue muy fuerte, porque además yo ese día tenía muchísima expectativa, en un partido de fútbol, que era el que jugaba San Lorenzo. Y por eso digo las cosas importantes de la vida, porque ni me acordé que jugaba San Lorenzo yo ese día, hasta que a las 5 de la tarde yo vi que alguno me había escrito que había habido un gol.

Tuve la suerte de poder acompañarlo hasta el final. Por eso quería agradecerle a la familia que me lo permitió. Nunca había estado en una situación así; y eso que perdí a mi mamá, a mi papá, a mis abuelos, de muchos seres queridos. Pero nunca había podido estar acompañando a mi maestro hasta el final, hasta el último momento. Hasta que nos pidieron que nos retiráramos. Y ese aplauso de todos los que estábamos ahí, toda la familia más íntima; estaba Graciela Borges, había estado antes Alejandro Lerner; fue conmovedor. Creo que no me lo voy a olvidar en mi vida.

Me costó mucho dormir en esa noche de jueves; y ese viernes en otro momento maravilloso de amor, Juan Alberto fue llevado al Jardín de Paz; y lo que pasó ahí en la capilla, donde empezó a cantar Lerner este tema, "Let it Be" (Déjalo ser) y atrás Patricia y todos cantando; fue algo increible.

A mí se me movieron muchas cosas, y por eso no tuve ni ganas de que el programa estuviera al aire el día viernes. Me costaba verme reir en la tele, o hacer un programa, por más que estuviera grabado; sentía que no tenía ningún sentido hacerlo.

Hay que agradecerle al canal por haber permitido que ese día pudiéramos poner un homenaje que fue increíble, el que hicimos en Sábado Show.

Se fue una persona divina, hermosa, llena de amor; realmente llena de amor.

Yo lo único que le puedo decir es gracias. Decirle que lo voy a extrañar mucho; que lo vamos a extrañar mucho. Acá muchos de los que trabajamos en este programa, tenemos y tuvimos mucha relación con Juan Alberto, con Marisa con su hermana, con Carlitos; con todos. De hecho el papá de Fede Hoppe, trabajó con él, trabajó conmigo en el canal. El papá de nuestro editor, Luisito Barros era nuestro productor, Ricardo Barros; y muchos cámaras también, como Ban-Ban y como muchos chicos que trabajaron. El otro día vi a todos los chicos en Este es el Show, que han trabajado con Alberto. Guardamos de él el recuedo más hermoso.

Lo único que puedo decirles es que se fue en paz; y eso a mí me da una tranquilidad enorme.

Manera de agasajar a una persona tan pero tan importante, no se, hay muchas; creo que el amor y el cariño que ha dejado en cada uno de nosotros. Esa forma de hacer televisión, siempre buscar lo positivo, de tratar de ser cordial con el otro. De si hay una equivocación, tratar de corregirla es un poco la enseñanza que hoy nos ha dado.

Y yo pensaba todo este fin de semana para que Juan Alberto estuviera aún más presente con nosotros.

Este estudio, que está acá hoy, donde estamos nosotros es el estudio que lleva el nombre de mi queridísimo Gustavo Yankelevich, que es Romina Yan.

Dijimos "qué podemos hacer, ponerle el nombre a un estudio", escuché que Radio Del Plata iba a poner su nombre a un estudio.

Y sentía que el edificio de Ideas del Sur, se tenía que llamar con su nombre. Así que a partir de hoy, así como hay estadios que se llaman como Antonio Liberti o, no se cómo se llama el estadio Boca.

Lo que digo hoy es que este edificio se va a llamar Juan Alberto Badía, en homenaje a quien fue mi maestro.

Yo se que no le gustaba que lo elogiaran; vivía peleándome siempre con él por que no le gustaban los elogios; pero bueno, hoy Beto te los tenés que bancar los elogios.

Has sido una persona en todo momento intachable; un amigo, una persona que yo por lo menos te voy a extrañar; has sido mi maestro y el maestro de varios. Me encantó conocerte, siento que llegué a conocerte mucho.

Me encanta estar cerca de tu familia en este momento, me encantó siempre estar cerca de tu familia; vivimos cosas hermosas; y por eso una vez me acuerdo que Denise Dumas le preguntó "¿Qué pasa después de la muerte? ¿Dónde está uno?" Y él dijo "voy a estar en vos, en vos, en vos..." y miró a la cara de cada uno de los que estábamos; y yo siento que está en mi, en vos, en vos y en vos (indicando a distintas personas); en todos nosotros.

Así que Beto, todos los que estamos acá, que la verdad estamos con vos, que está tu energía. Te quiero decir que este edificio va a tener tu nombre; y nuestro corazón tiene marcado a fuego, todo lo que nos diste. Así que gracias Beto, gracias de todo corazón.


Be the first to like it

Share
Related Articles

Photo Gallery
Photoalbum: 

Fotos de Juan Alberto Badía


Suggested posts

Follow Youbioit





Support us on Patreon, we need your help to continue this project and improve it.
PATREON