Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Argentina aprobó el matrimonio gay

Quick Facts:

Be the first to like it
Argentina aprobó el matrimonio gay



El 15 de julio de 2010, tras 14 horas de arduo debate en el Senado y airados cruces entre senadores que se manifestaron a favor y en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, finalmente se aprobó la ley de matrimonio gay, que ya tenía media sanción de la Cámara de Diputados.

Vale aclarar que los legisladores votaron según sus concepciones personales, sin que existiera una postura homogénea en los bloques partidarios. Durante meses de larga polémica este tema dividió a la sociedad argentina así como enfrentó al Gobierno de la presidente Cristina Fernández, partidario de las bodas gay, con la oposición, que pedía que se limite el reconocimiento legal a la unión civil, y la Iglesia católica que se mantenía totalmente en contra.

Dado que no hubo una postura homogénea dentro de cada partido es válido detallar cuales fueron los partidos con mayor y menor tendencia a votar por el sí o el no. El partido con mayor cantidad de senadores a favor era el Frente para la Victoria mientras que el Peronismo Federal fue el que menos apoyó la aprobación de la ley con una sóla senadora a favor, Roxana Latorre de la provincia de Santa Fe. A su vez la UCR (Unión Cívica Radical) fue el que mayor cantidad de opositores presentó mientras que el Frente para la Victoria el que menos. Estos datos no incluyen a senadores de bloques minoritarios, abstenciones y ausentes.

Durante los días anteriores a la aprobación final del Senado, manifestantes de ambos sectores se congregaron en puntos céntricos y claves de la ciudad de Buenos Aires para expresar su opinión a favor o en contra. Dos días antes se concentraron en Plaza de los Dos Congresos, frente al parlamento, los opositores a la aprobación de la ley mientras que los favoritarios lo hicieron en la Plaza de la República en la avenida 9 de Julio, frente al Obelisco. Al otro día, la Plaza de los Dos Congresos se convirtió en el lugar de encuentro de los que estaban a favor.

La mayoría de los senadores que hablaron tuvo, junto con los fundamentos de su postura, una alusión a la politización que sufrió el debate en los últimos días por el enfrentamiento del Gobierno con la Iglesia y por las presiones recibidas por parte del oficialismo, algo que terminó de confirmarse cuando la senadora de la Rioja Teresita Quintela del Frente Para la Victoria dijo que a pesar de que pensaba en contra, votaría con el bloque.

Chiche Duhalde del PJ se refirió a Néstor Kirchner como "imitador de Maquiavelo" y Norma Morandini de Córdoba por el Frente Cívico declaró: "Me duele mucho que se haga política con los derechos humanos". José Pampuro, que reemplazó a Cobos en la presidencia de la Cámara alta, ni se inmutó cada vez que se hizo referencia a "la actitud del Gobierno", o al "fundamentalismo del kirchnerismo".

La senadora Liliana Negre de Alonso de la provincia de San Luis por el Frente Justicialista, al comienzo del debate la embistió contra Pampuro por haber impugnado el dictamen de su comisión a favor de la unión civil. "Estoy cansada de sus atropellos", sentenció. Minutos antes de la votación final, y luego de las duras palabras de Miguel Pichetto de Río Negro por el FPV, contra la Iglesia y contra la resolución de la Comisión de Legislación General a cargo de su comisión, muy alterada Negre de Alonso pidió que el jefe del bloque kirchnerista se disculpara por haberla insultado. "Ese es el pensamiento único. Acá están discriminándome", sentenció con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos. Negre de Alonso es una de las mayores impulsoras del rechazo a la iniciativa, a la que criticó porque diciendo "viola el derecho de las mujeres, al utilizar un lenguaje neutro" para referirse a los miembros de las parejas contrayentes. También dijo sentirse preocupada por las consecuencias que tendría el proyecto en educación sexual. En un momento, leyó un fragmento de un Manual de Educación sexual y, mientras mostraba dibujos, expresó: "Les vamos a tener que enseñar qué es gay, qué es bisexual".

Por su parte Luis Juez de Córdoba por el Frente Cívico, "Nadie va a hacerse gay porque hay una ley". Antes, se había quejado de las mociones de privilegio que retrasaron el comienzo del debate: "Hemos escuchado 40 minutos de vanidades personales".

Adolfo Rodríguez Saá de San Luis por el PJ Federal dijo "Con la unión civil hubiéramos encontrado un camino de consenso contra los fundamentalistas que quieren dividir" .

LA APROBACIÓN

La ley fue aprobada a las 4:07 de la mañana, luego de 14 horas de debate, mientras frente al Congreso, esperaban una resolución miles de ciudadanos que debían hacerle frente al frío, ya que la temperatura marcaba los 0 Cº y se encontraba en continuo descenso. Luego de declarada y aprobada la ley, se dieron los festejos de los expectantes ciudadanos que siguieron durante horas la larga sesión desde la plaza.

La Presidente Cristina Fernández declaró sentirse satsifecha con la aprobación de la ley que ella también apoyaba desde un principio. Dijo además "incluso pienso que algunos de los que hoy están en contra con el paso del tiempo se van a dar cuenta porque estas cosas toman perspectiva con el paso del tiempo. Si uno piensa que hace 58 años yo no hubiera podido votar y hoy soy Presidenta, o que antes no podía haber matrimonios interraciales y que la gente era distinta por el color de la piel, hay gente que antes se hubiera agarrado a palos por esto y que seguramente hoy si se acordara, se avergonzaría. Esto es un hito más en la ampliación de los derechos civiles. Se pretendió encubrirlo como una cuestión religiosa, pero es estrictamente social", precisó.

La noticia tuvo repercuciones en medios de todo el mundo. Entre ellos fue tapa de diarios como el New York Times que lo tituló: Argentina legalizes Gay Marriage (Argentina legaliza el matrimonio Gay); BBC: Argentina aprueba el matrimonio gay; The Washington Post: Argentine Senate considers same-sex marriage law (El Senado Argentino considera el matrimonio de mismo sexo ley); La Tercera de Chile: Senado Argentino aprueba matrimonio entre homosexuales; Reforma de México: Aprueban en Argentina matrimonio gay.

Con la nueva legislación se piensa reformar el Código Civil cambiando la fórmula de marido y mujer por el término contrayentes, igualando de esta manera los derechos de las parejas homosexuales con los de las heterosexuales, incluyendo los de adopción, herencia y beneficios sociales.

De esta manera Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en legalizar el casamiento entre personas del mismo sexo y el segundo del continente luego de Canadá que legalizó las bodas gay en julio de 2005, aunque en el país del norte los derechos a la adopción, pensiones o beneficios sociales varían según la provincia. En aquel país fue aprobado en el Senado por 46 a 22.

La Ley de Unión Civil de la ciudad de Buenos Aires, aprobada a finales de 2002, fue el primer antecedente en Argentina y el primer reconocimiento de las parejas homosexuales en Latinoamérica. A pesar de ello los homosexuales argentinos reclamaban mayores derechos ya que la unión civil es una figura jurídica no equiparable al matrimonio.

Hasta ahora solamente se podía contraer matrimonio entre parejas del mismo sexo en cuatro ciudades argentina; siendo estas Buenos Aires, Ushuaia.

De hecho Ushuaia se convirtió en la primera ciudad de Latinoamérica en la que se realizó un casamiento entre personas del mismo sexo el 28 de diciembre de 2009 cuando Alex Freyre y José María di Bello contrajeron matrimonio. Sin embargo la pareja tuvo que luchar mucho para lograr el casamiento; ya que primero tenían previsto casarse en Buenos Aires el día 1 de diciembre de 2009, coincidiendo con el Día Internacional de la Lucha contra el Sida, enfermedad que ambos padecen, pero una un fallo judicial de última hora contrario hizo que el Registro Civil de la capital argentina impidiera su matrimonio. Pero gracias a la gobernación de la provincia de Tierra del Fuego y el apoyo de la gobernadora Fabiana Ríos el enlace había sido posible. No obstante luego de concretarse dicho casamiento, en Abril de 2010 el magistrado Marcos Meillien declaró "inexistente" el enlace contraído, amparándose en el artículo 172 del Código Civil de Argentina, que no contempla el casamiento entre dos personas del mismo sexo.

El segundo enlace matrimonial de Argentina se dio a principios de marzo de 2010 en la ciudad de Buenos Aires, cuando Damián Bernath y Jorge Salazar obtuvieran una autorización judicial que les permitió contraer matrimonio. A ellos les siguieron el 9 de abril, dos sexagenarias que se casaron también en un registro civil de Buenos Aires tras una autorización judicial, siendo la primera boda entre mujeres de Argentina y la tercera boda entre personas del mismo sexo en la nación.

EN OTROS PAÍSES DE AMÉRICA

En otros países de Latinoamérica como México, el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal únicamente en el Distrito Federal, la capital, donde la ley entró en vigor el 4 de marzo de 2010 y además se aprobó la adopción.

Mientras tanto en el país vecino de Argentina, Chile; el Gobierno de Sebastián Piñera prepara un proyecto que daría cabida a todo tipo de parejas, con el fin de regular asuntos patrimoniales, de sanidad y de pensiones, aunque durante su campaña aclaró que la unión civil no equivaldría en ningún caso al matrimonio.

En el caso de Uruguay pueden registrarse como pareja ante las autoridades y adoptar niños, según una ley aprobada en el Senado en septiembre de 2009, pero no pueden casarse. Desde 2008, la ley iguala los derechos y obligaciones del matrimonio a los de las parejas, ya sean estas heterosexuales u homosexuales, con más de cinco años de convivencia; incluyendo asistencia recíproca, sociedad de bienes, los derechos sucesorios, cobro de pensiones por fallecimiento y otras disposiciones relativas a la seguridad social.

En países de Centroamérica y el Caribe como República Dominicana, Panamá, Nicaragua, Guatemala, Honduras, El Salvador y Puerto Rico no existen iniciativas legales ni sociales para equiparar derechos entre personas de todas las tendencias sexuales. Lo mismo ocurre en Venezuela y Ecuador.

En Perú es reciente el debate tras propuestas realizadas por el periodista y escritor Jaime Bayly y la iniciativa del congresista Carlos Bruce. Sin embargo el último ha reconocido en febrero de 2010 que el debate no será posible en años "debido a la hipocresía, desinformación, prejuicios, fobias y gente profundamente religiosa que no lo aprobaría".

Bolivia tampoco cuenta con una ley que permita las bodas gay, sin embargo, la Fundación Libertad prepara un proyecto de Ley del Concubinato que será entregado antes de fin de año, primero al Ministerio de Justicia y luego al Congreso.

En Paraguay tampoco se permite el matrimonio homosexual. En el caso de Costa Rica activistas y grupos de diputados que apoyan mayor igualdad, impulsan un proyecto de ley llamado Sociedades de Convivencia para garantizar derechos civiles. En Cuba una propuesta de reforma del Código de Familia para reconocer la unión legal fue rechazada.

Finalmente en Estados Unidos el tema no se ha discutido a nivel nacional sino que por estados. En la mayoría el matrimonio se define como la unión de un hombre y una mujer. Sin embargo desde 2003 en el estado de Massachusetts se legalizaron las uniones gay. A aquel estado lo siguieron Vermont, New Hampshire, Connecticut, Iowa, el distrito capitalino de Washington DC y California. Sin embargo en este último en tras un referéndum realizado el 4 de noviembre de 2008, los electores aprobaron una enmienda llamada la Proposición 8, que revirtió la ley de matrimonio para que sólo fuera legítima entre un hombre y una mujer; a pesar de esto los más de 18.000 enlaces realizados hasta aquel momento permanecieron legales.

Para más información aquí se detallan los artículos del Código Civil Argentino que serán modificados
 

 


Be the first to like it

Share
Related Articles

Suggested posts
Follow Youbioit