Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Qué son los rayos


5 people like this


Los rayos son una de las manifestaciones más bellas de la naturaleza, aunque también es uno de los más mortales y peligrosos. Con temperaturas superiores a las de la superficie del Sol y poderosos destellos de luz conocidos como relámpagos, los rayos son toda una lección de ciencia que nos da la naturaleza así como un recordatorio de lo frágiles que somos ante determinados fenómenos de naturales como éste.

En el siguiente artículo analizaremos los rayos desde todas las perspectivas, de adentro y de afuera, para que una vez que terminado de leerlo entiendan bien cómo funciona este poderoso fenómeno.

Rayos en Nueva York

Los rayos comienzan con un proceso que es conocido como el ciclo del agua. Para comprender mejor al ciclo de agua hay que conocer los principios físicos de evaporación y condensación.

La evaporación es el proceso por el cual un líquido absorbe calor y se convierte en vapor. Un buen ejemplo sería un charco de agua que se forma luego de la lluvia. ¿Por qué el charco de agua luego de unas horas se seca o desaparece? El agua del charco absorbe el calor generado por el sol y el medio ambiente y se escapa en forma de vapor, lo que significa que se evapora. Cuando un líquido se calienta, sus moléculas se mueven más rápido. Algunas moléculas del líquido pueden moverse lo suficientemente rápido como para despegarse de la superficie del mismo y escaparse en la forma de moléculas de vapor o de estado gaseoso, llevándose consigo la energía térmica absorbida. Una vez liberado, el vapor se va hacia arriba en la atmósfera.

La condensación es el proceso inverso a la evaporación, por el cual un gas o vapor pierde energía térmica (calor) y se vuelve líquido. Cuando se transfiere calor o energía térmica, la misma va de un elemento que se encuentra a mayor temperatura a otro de menor temperatura. O sea que los cuerpos de menor temperatura siempre absorben el calor de los que se encuentran a mayor tempeatura. Los refrigeradores utilizan este fenómeno para enfriar comidas y bebidas: Ofrecen un medio ambiente de baja temperatura que absorbe el calor de las bebidas y comidas, extrae ese calor mediante el llamado ciclo de refrigeración, luego ese calor es absorbido por un líquido que circula por unos tubos en contacto con las paredes internas del refrigerador, que al pasar por la parte trasera del mismo su calor es absorbido por el medio ambiente, por eso si tocan la parte posterior de un refrigerador notarán que está caliente; todo ese calor es la suma de energía térmica absorbida de los alimentos y bebidas que se encuentran dentro.

Fases de la materia
Cliquear para ver más grande

Si hacemos la analogía del refrigerador, la atmósfera vendría a ser como un gran refrigerador para los vapores y gases. Primero el charco de agua comienza a absorber el calor de su entorno de mayor temperatura (bajando la temperatura de dicho entorno). Esa energía térmica absorbida hace que las moléculas de agua en la superficie del charco se muevan cada vez más rápido, hasta que terminan escapándose hacia arriba en la atmósfera en forma de vapor (estado gaseoso). Luego, mientras ese vapor sube cada vez más alto en la atmósfera a temperaturas cada vez más bajas (cuanto más se sube en la tropósfera, que es la capa más baja de la atmósfera en el espacio ocupado entre la superficie y los 12-14 kilómetros de altura, la temperatura va disminuyendo), comienza a perder temperatura, en otras palabras a ceder calor que es entregado al entorno atmosférico que se encuentra a más bajas temperaturas, o sea que la atmósfera absorbe el calor del vapor hasta que este se va condensando y se convierte en nubes, para luego seguir condensándose hasta volver al estado líquido y por acción de la fuerza de gravedad terrestre volver a caer hasta la superficie en forma de agua líquida (lluvia) volviéndose a formar charcos de agua.

Refrigeradores
Cliquear para leer una síntesis de cómo funcionan los refrigeradores

Ahora, en lugar de tomar solamente charcos de agua, tomemos, lagos, ríos, mares y océanos, veremos que la cantidad de agua evaporada en todo el mundo es enorme, formando gigantescas nubosidades de kilómetros y kilómetros a lo largo y ancho del planeta.

El agua o humedad de la tierra absorbe el calor del entorno y del sol. Cuando se ha absorbido suficiente calor, algunas de las moléculas del líquido pueden tener suficiente energía para escapar del líquido y comenzar a subir en la atmósfera en forma de vapor. Mientras el vapor va subiendo cada vez más alto, la temperatura de su entorno, como ya se mencionó, va descendiendo. Finalmente el vapor pierde suficiente calor, que es entregado al aire circundante, lo cual lo termina condensando en forma líquida. La gravedad terrestre causa que el agua líquida caiga de vuelta a la superficie terrestre, completando así el ciclo del agua. También hay que hacer notar que si la temperatura del entorno es suficientemente fría, el vapor puede condensarse y cristalizarse en forma de nieve o agua nieve. Con los cristales de nieve sucederá lo mismo, la gravedad terrestre los atraerá y caerán en forma de nieve a la superficie terrestre.

Ciclo del agua
Cliquear para conocer todas las etapas del ciclo del agua

 

A continuación veremos qué es lo que causa las tormentas eléctricas.

 

Qué son las tormentas eléctricas

En una tormenta eléctrica, las nubes están cargadas como si se tratasen de capacitores gigantes en el cielo (para más información sobre qué son los capacitores leer el artículo titulado: Qué son los capacitores). La parte de arriba de la nube está cargada positivamente y la parte de abajo negativamente (para más información acerca de qué son las cargas eléctricas leer: Curso de electrónica). Cómo es que la nube se carga eléctricamente todavía no está bien claro en la comunidad científica, pero la siguiente es una de las causas más probables.

Durante el proceso del ciclo de agua explicado anteriormente, mientras el vapor de agua va ascendiendo y perdiendo temperatura se va concentrando, y la humedad se va acumulando en la atmósfera. Esta acumulación de humedad es lo que vemos como una nube en el cielo. Las nubes pueden contener millones y millones de gotitas de agua y hielo suspendidas en el aire. Mientras el proceso de evaporación y condensación continúa, estas gotitas de agua y hielo de la nube colisionan con más humedad de vapor que viene de abajo en ascenso y que se encuentra a su vez en proceso de condensación según va aumentando su altura. Por otro lado ese vapor de agua en ascenso también puede chocar con las gotitas de agua o agua nieve que van cayendo por efecto de la gravedad tras su condensación o que se encuentran en la parte de abajo de la nube a punto de caer. La importancia que tienen estos choques o colisiones entre el vapor ascendente y las gotitas de agua o agua nieve ya condensadas es que los electrones del vapor son arrancados creando una carga positiva en el mismo que termina ubicándose en la parte de arriba de la nube cuando se detiene su ascenso. Las gotas de agua ya condensadas que se encuentran en la parte de abajo de la nube, a punto de caer en cualquier momento, toman esos electrones y quedan cargados negativamente (los electrones tienen carga negativa, para más información leer: Curso de electrónica).

Esto genera una diferencia de carga entre la parte de arriba y de abajo de la nube, ya que los electrones arrancados del vapor en ascenso, tras chocar con las gotas de agua de la parte de abajo de la nube, saltan a dichas gotas, cargándolas negativamente. Mientras tanto el vapor en ascenso que pierde los electrones, queda cargado positivamente, llevando consigo dicha carga positiva hasta la parte de arriba de la nube, donde su ascenso se detendrá ya que habrá perdido suficiente energía térmica y comenzará su proceso de condensación dentro de la nube. De esa manera la parte de abajo de la nube quedará cargada negativamente y la parte de arriba positivamente.

Además de las colisiones, el efecto de congelamiento de la humedad en ascenso juega un papel importante. Mientras dicha humedad llega a zonas de bajísimas temperaturas en la parte de arriba de la nube y comienza a congelarse, las partes de la misma ya congeladas se cargan negativamente y las partes que todavía son gotitas de agua no congeladas se cargan positivamente. En ese momento de vez en cuando algunas ráfagas de aire internas que van hacia arriba de la nube empujan a las gotitas de agua cargadas positivamente hacia el tope de la nube, mientras que por su propio peso las partes congeladas como cristales de hielo (y cargadas negativamente) caerían hacia la parte de abajo de la nube o continuarían su caída hacia el suelo de la superficie terrestre.

Si se combinan los dos efectos de las colisiones y el congelamiento, y continúa aumentando la diferencia de carga por las millones y millones de gotas que se suman y el continuo proceso de vapor de agua en ascenso, llega un momento que dicha diferencia de carga se hace tan extremadamente grande que si se libera, lo hará soltando una impresionante cantidad de energía acumulada, por su puesto en la forma de un rayo.

Diferencia de carga en una nube

Cuando se genera una diferencia de carga dentro de la nube entre su parte inferior y superior, también se genera un poderoso campo eléctrico a su alrededor. Y al igual que la nube, este campo está cargado negativamente en su parte inferior y positivamente en su parte superior.

La fuerza o intensidad del campo eléctrico es directamente proporcional a la cantidad de diferencia de carga que se genera entre las partes de abajo y arriba de la nube, o sea el número de electrones arrancados del vapor en ascenso que se quedan en la parte de abajo de la nube, dejando con un igual número de déficit de dichos electrones al vapor que ha ascendido a la parte superior de la misma. Mientras los procesos de colisiones y congelamiento continúan y la diferencia de carga entre la parte inferior y superior de la nube aumenta, el campo eléctrico que se genera alrededor se va volviendo más y más intenso; tan intenso, que los electrones de los átomos de la superficie de la tierra son repelidos por la poderosísima carga negativa que se forma en la parte inferior de la nube (recordemos que las cargas iguales se repelen entre sí, mientras que las cargas opuestas se atraen), haciendo que estos electrones de la superficie vayan hacia abajo, ingresando bien en el subsuelo terrestre. Esta gran repulsión de electrones causa que la superficie terrestre quede cargada positivamente.

Diferencia de carga entre la nube y la tierra

Todo lo que falta ahora es un camino conductor para hacer que los electrones de la parte inferior de la nube (cargada negativamente por exceso de electrones) se dirijan hacia la superficie terrestre que ha perdido electrones (y cargada positivamente por déficit de electrones), para lograr nuevamente el equilibrio de electrones entre ambas partes.

El poderoso campo eléctrico que se ha formado creará este camino o hilo conductor a través de un proceso llamado ionización del aire.
 

Ionización del aire

El poderoso campo eléctrico que se genera, también causa que todo el aire alrededor de la nube se ionice, eso significa que el aire neutro y aislante quede separado en electrones arrancados de los átomos de ciertas partículas del aire y átomos cargados positivamente por haber perdido dichos electrones. En otras palabras queda separado en cargas positivas (átomos con menos electrones que protones) y negativas (electrones sueltos), generando así un perfecto espacio conductor para que los electrones de la parte inferior de la nube puedan viajar hasta el suelo que se encuentra cargado positivamente. Si no saben bien cómo son los átomos y qué son las cargas, nuevamente les sugiero leer las primeras partes del Curso de electrónica:

Cuando el campo de electricidad formado alrededor de la nube se vuelve demasiado fuerte y del orden de decenas de miles de volts por centímetro, las condiciones se vuelven perfectas para comenzar a "romper" o "partir en iones" al aire circundante; en iones positivos y electrones (que siempre son negativos obviamente). El aire se ha ionizado. Esto no significa que hayan más electrones o más átomos que antes, la cantidad es la misma, solamente que ahora han quedado separados algunos electrones de sus átomos originales generándose cargas positivas de átomos con menos electrones y cargas negativas de electrones sueltos, convirtiéndose el aire circundante por unos instantes en un conductor eléctrico. Los materiales conductores son exactamente eso, cuerpos con iones positivos y negativos (electrones sueltos que saltan de aquí para allá dentro del cuerpo). Por lo tanto se puede decir que ionizar el aire es arrancar electrones de los átomos de ciertas partículas del aire, rompiendo la estructura atómica en la que hay igual número de protones (positivos) y electrones (negativos) en cada átomo.

La importancia de esta separación es que los electrones ahora están libres para moverse con mucha mayor facilidad que antes de la separación. Así que este aire ionizado, al que también se lo suele llamar plasma, es mucho más conductor eléctrico que el aire en su estado no ionizado. De hecho esta libertad de los electrones que permite que se muevan de un lugar al otro es lo que hace que un cuerpo se convierta en un buen conductor de electricidad. De hecho, los metales a veces son definidos como núcleos atómicos cargados positivamente rodeados por una nube de electrones. Esa nube de electrones moviéndose libremente es lo que hace que muchos metales sean buenos conductores eléctricos.

Estos electrones tienen excelente mobilidad, permitiendo que la corriente eléctrica (electrones) fluya o circule. La ionización del aire crea plasma con propiedades conductivas similares a las de los metales conductores eléctricos. Para ponerlo en palabras muy simples: como ionizar el aire es quitar electrones de una cierta cantidad de átomos de las partículas del aire circundante, dejando huecos por donde podrán ir saltando o pasando los electrones de la parte inferior de la nube para que puedan llegar hasta los átomos cargados positivamente del suelo de la superficie terrestre; esto vendría a ser como marcar un camino para dichos electrones, como si se excavara un túnel a través de una montaña para que los automóviles o trenes puedan transitar.

Luego del proceso de ionización, se forma el camino para que los electrones puedan transitar entre la parte inferior de la nube cargada negativamente por exceso de electrones hacia la supeficie terrestre cargada positivamente por déficit de electrones en sus átomos.
 

Rutas principales de paso

Una vez comenzado el proceso de ionización explicado en la sección anterior y que se haya formado el plasma (aire ionizado), el camino por el que transitarán los electrones no se crea instantáneamente. De hecho, usualmente se generan varios senderos separados de aire ionizado que parten desde la nube. Estos senderos o caminos por el que transitarán los electrones se llaman rutas principales de paso.

Las rutas de paso se propagan hacia la tierra en etapas, que no necesariamente terminan formando una línea recta hacia la tierra. El aire no se ioniza de igual manera en todas las direcciones, el polvo u otras impurezas del aire puede que ayuden a que éste se ionice más fácilmente en determinadas direcciones en las que las impurezas o partículas de polvo se encuentran suspendidas, haciendo que la corriente eléctrica llegue más rápido a la tierra por esa ruta principal de paso. Además, la forma de la nube y el campo eléctrico pueden afectar la ruta ionizada. La forma de la ruta también depende de la ubicación de las partículas cargadas, las cuales en este caso se encuentran localizadas en la parte inferior de la nube y en la superficie de la tierra. Si la nube es paralela a la supeficie de la tierra y el área que ocupa es suficientemente pequeña como para que la curvatura terrestre no sea muy notable y por ende insignificante, las dos partes cargadas (la parte inferior de la nube y la superficie terrestre) se comportarán como dos placas paralelas cargadas (como en el caso de los capacitores). Las líneas de fuerza o flujo eléctrico generados por las cargas eléctricas serán perpendiculares a la nube y la tierra.

Las líneas de flujo siempre parten perpendicularmente desde la superficie de la carga eléctrica antes de moverse hacia su destino (la ubicación de la carga opuesta). Sin embargo como la parte inferior de las nubes no son rectas sino que más bien irregulares, las líneas de flujo no serán uniformes. La falta de un fuerza uniforme hará que las rutas principales de paso no seguirán una trayectoria en línea recta a la tierra.

Teniendo en cuenta estas posibilidades, es obvio que hay varios factores que afectan la dirección de la ruta principal de paso. Como bien nos han enseñado en la escuela, la distancia más pequeña entre dos puntos es una línea recta; pero en el caso de campos eléctrico, las líneas de fuerza o de flujo puede que no sigan la distancia más corta, ya que la distancia más corta no es siempre la de menor resistencia eléctrica.

Así que ya se tiene una nube cargada eléctricamente con diferentes rutas de paso armándose en diferentes etapas hacia abajo y siguiendo distintas direcciones. Las rutas de paso tienen un brillo tenue tirando a color púrpura. De cada una de estas rutas de paso pueden brotar otras nuevas. Las rutas de paso permanecerán hasta que la corriente fluya, independientemente de que se trate de la ruta que ha llegado ha tocar el suelo primero o no. Para cada ruta de paso que se forma hay dos posibilidades, una es continuar creciendo en etapas o esperar en su forma actual hasta que otra ruta haya tocado la meta primero, o sea el suelo.

La ruta de paso que llegue primero al suelo, es la que se convertirá en el puente conductivo que permitirá que los electrones sobrantes de la parte inferior de la nube se trasladen al suelo cargado positivamente y llenen los espacios de electrones faltantes en los átomos de la superficie en la tierra.

Hay que dejar bien claro que la ruta de paso no es el rayo en sí, sino que se trata del camino por el que el rayo pasará. El rayo propiamente dicho es el repentino e instantáneo flujo de electrones que se mueven desde la parte inferior de la nube al suelo; cuya energía es tan alta que genera un poderoso destello lumínico. O sea que el rayo es literalmente la descarga eléctrica o paso de los electrones de la zona cargada negativamente a la que está cargada positivamente.

Ya vimos lo que sucede en la nube y el aire antes de liberarse el rayo con su gran descarga eléctrica. A continuación veremos lo que sucede en la superficie de la tierra y los objetos que se encuentran allí (edificios, automóviles, árboles, personas, etc).
 

Corrientes positivas del suelo

Mientras las rutas de paso se van acercando a la tierra, los objetos de la superficie comienzan a responder al poderoso campo eléctrico. Los objetos de la superficie comienzan a desarrollar, por su parte, corrientes positivas (de carga positiva) que se dirigen hacia arriba. Estas corrientes también tienen un color algo púrpura. El cuerpo humano también puede producir este tipo de corrientes positivas cuando se exponen a un poderoso campo eléctrico como el de la nube en una tormenta. De hecho cualquier objeto de la superficie es potencialmente capaz de generar estas corrientes positivas. Estas corrientes positivas se generan por la poderosa fuerza de atracción generada por los electrones que se encuentran en la parte inferior de la nube, haciendo que algunos átomos cargados positivamente (por déficit de electrones) de la superficie comiencen a enfilarse hacia arriba, formando una pequeña (a comparación con la ruta de paso que viene de arriba) columna irregular que se dirige hacia arriba. Sin embargo estas corrientes positivas no suben demasiado alto, ya que las encargadas de juntar a la nube con la superficie son la rutas de paso descritas en la sección anterior. Por lo que las corrientes positivas se extienden un poco, esperando a que una ruta de paso entre en contacto con alguna de ellas.

A continuación lo que ocurre es el encuentro de una de las rutas de paso con una de las corrientes positivas. La corriente positiva alcanzada por la ruta de paso que llega primero a la superficie no es necesariamente la corriente más alta y cercana a la nube. Es necesario aclarar que es muy común que los rayos golpeen el piso incluso si en la zona hay un árbol o un poste de luz o cualquier otro objeto de altura. Esto sucede porque las rutas de paso no tienen forma de línea recta, por lo que también pueden terminar aterrizando en el piso en lugar de golpear un objeto más alto.

Luego de que la ruta de paso y la corriente positiva se juntan, el aire ionizado completa el puente, dejando un sendero o hilo conductor de aire ionizado que va de la nube hasta la tierra. Con el hilo o puente conductor completo, la corriente eléctrica (electrones) circulan de la nube a la tierra. La descarga eléctrica de electrones de más moviéndose hacia los átomos del suelo con déficit electrones es la manera que tiene la naturaleza de equilibrar la diferencia de carga entre la parte inferior de la nube y la superficie terrestre. Ese fluir de electrones es una descarga eléctrica y esa descarga eléctrica es el rayo propiamente dicho.

Cada vez que hay corriente eléctrica circulando (o sea electrones moviéndose de la carga negativa a la positiva) se genera calor o energía térmica. La energía eléctrica y cinética (energía de movimiento) de los electrones se transforman en energía térmica (calor). Dado que en un rayo la cantidad de electrones y su energía asociada es mucho mayor, la energía térmica o calor generado es muchísimo mayor. De hecho los rayos tienen mayor temperatura que la superficie del Sol. Este enorme calor es lo que genera la luz brillante blanco-azulada que se ve cada vez hay un rayo. Ese mismo calor es lo que genera la energía lumínica del rayo.

Como ya sabrán, la energía no se crea ni desaparece, simplemente se transforma de un tipo de energía a otra, por lo tanto la energía eléctrica de los electrones circulando se transforma en energía térmica que a su vez provoca que los electrones de los átomos de aire que se encuentran alrededor del rayo absorban esa energía térmica y la manifiesten en forma de energía lumínica (luz); generando así el brillante destello que marca la ruta o camino que siguen los electrones que se dirigen de la parte inferior de la nube al suelo. La cantidad de energía siempre es la misma, lo único que varía es su tipo.

Rutas de paso y corrientes positivas
Una ruta de paso logra unirse con una corriente positiva (Cliquear para ver en grande
)

 

Corriente electrica en rayos
Corriente de electrones circulando entre la parte cargada negativamente de la nube y la tierra cargada positivamente

Qué son los truenos

Cuando una ruta de paso y una coriente positiva se juntan y la corriente eléctrica circula (ocurre el rayo), el aire alrededor del rayo se vuelve de repente extremadamente caliente, tan caliente que lo expande o dilata muy rápidamente generando una explosión. Esa explosion hace un poderoso ruido que se lo conoce como trueno.

El trueno es un poderoso movimiento ondulatorio del aire que se irradia desde el trueno hacia los costados del mismo. Cuando el aire se calienta mucho, se expande rápidamente, creando una onda que se propaga por el aire circundante. Esa onda que golpea y comprime a las partículas de aire circundante se manifiesta en la forma de sonido, un sonido muy fuerte.

Eso no significa que el trueno no sea peligroso, de hecho hay veces que sí puede causar daños físicos. Si una persona se encuentra demasiado cerca se puede sentir la onda expansiva haciendo estremecer o agitando a la zona circundante al rayo. Para hacer una comparación, hay que tener en cuenta que cuando ocurre una explosión nuclear, la mayor destrucción física es causada por la energía cinética (de movimiento) de la onda expansiva del aire agitado por la explosión.

La onda expansiva de un trueno provocado por un rayo, puede dañar estructuras, árboles y personas. El peligro es mucho mayor cuando uno se encuentra cerca del rayo, dado que el agite o sacudón ondulatorio del aire es mayor ahí, y se va debilitando con la distancia.

El sonido viaja mucho más despacio que la luz, a unos 343 metros por segundo o 1234,8 kilómetros por hora; o sea que recorre 1 kilómetro cada 2,91 segundos. Por su parte la luz viaja a casi 300.000 kilómetros por segundo (299.792,448 km/s para ser exactos). O sea que mientras el sonido en un segundo recorre 343 metros, la luz en ese mismo tiempo cubre casi la misma distancia que hay de aquí a la luna. Por eso, a pesar que el destello de luz y el trueno ocurren en el mismo instante, a gran distancia siempre se ve primero es destello del rayo y luego se escucha el sonido del trueno.

Por ejemplo si el rayo se encuentra a 5 kilómetros de distancia de donde uno se encuentra, la luz tardará en llegar 0,0000167 segundos; por lo que se verá casi al instante de ocurrido, sin embargo el trueno se escuchará unos 14,58 segundos más tarde dado que viaja a 343 metros por segundo.

Un truco para conocer aproximadamente a qué distancia se encuentra un rayo y por ende la tormenta eléctrica es comenzar a contar segundos inmediatamente luego de visto el destello del rayo y hasta que suene el trueno. Por cada 3 segundos que pasen se tiene aproximadamente 1 kilómetro. Por lo que si se registran unos 15 segundos entre el destello de luz y el trueno, el rayo y por ende la tormenta eléctrica se encuentra aproximadamente a unos 5 kilómetros de distancia si pasan 3 segundos se encuentra a 1 kilómetro.

El tiempo que tarda en llegar la luz del destello no se tiene en cuenta porque en términos humanos y prácticos es insignificante, por lo que solamente se cuantifica lo que tarda el trueno en llegar dado que viaja a la velocidad del sonido.

Continúa en Qué son los rayos - Segunda parte >>


5 people like this

Share
Related Articles

Photo Gallery
Photoalbum: 

Qué son los rayos y cómo se producen


Suggested posts
Follow Youbioit






Comments

Muy buen post, sólo una

Muy buen post, sólo una observación, leyendo otros artículos sobre el tema, en algunos se mencionaba que el tiempo que transcurría entre el sonido del Trueno y la luz era de 1 segundo por kilómetro aproximadamente ya que a diferencia del sonido convencional, el sonido de la onda de choque viaja a una velocidad aproximada de 1,2 km/s

Buen articulo, lo necesitaba

Buen articulo, lo necesitaba para una tarea 

 excelente articulo!

 excelente articulo!

 Felicidades por el

 Felicidades por el artículo ,
Hay datos muy relevantes , no sabia a que era debido la latencia entre el rayo y el trueno .
Saludos

 Mientras viajaba leia tu

 Mientras viajaba leia tu articulo, gracias. :D

 Gracias amigo por tanta

 Gracias amigo por tanta información, también escribo sobre temas parecidos en mi web, sobre temas del Planeta, Reciclaje, etc... en https:www.elprecipicio.com Visitenla, espero que les guste :D

El artículo esta muy bien

El artículo esta muy bien explicado.

 Los rayos esta interesante

 Los rayos esta interesante