Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Cómo funciona el dinero


9 people like this


El dinero parece algo muy simple, algo muy cotidiano, que lo utilizamos para comprar las cosas que queremos o necesitamos tener, nuestros empleadores nos pagan con dinero, con el dinero pagamos nuestras cuentas e impuestos, compramos nuestros alimentos, pagamos por bienes y servicios, también podemos guardar dinero en una cuenta bancaria o invertirlo en acciones o bienes raíces, sin duda alguna es parte fundamental de nuestra vida y para algunos casi representa la sangre que nutre a nuestra sociedad.

De hecho el desarrollo del dinero ha moldeado a la civilización humana. El dinero ha comenzado y detenido guerras, ciudades y naciones enteras hoy no existirían si no hubiese sido por el dinero, es imposible negar la importancia y protagonismo que tiene el dinero en nuestra vidas.

Sin embargo, a pesar que se lo utiliza diariamente muchos no saben o no comprenden bien las leyes que controlan al dinero y qué es en sí, simplemente lo dan por sentado, como si tuviese vida propia.

A continuación se explicará todo acerca de qué es el dinero, cómo funciona, su historia y desarrollo desde las primeras monedas en la antigüedad hasta el dinero virtual en la actualidad, también se tocarán conceptos económicos como el de inflación, tasas de cambio de monedas, el patrón oro, qué le otorga valor al dinero, entre otros.
 

El dinero es un sustituto de bienes intercambiables

El dinero puede ser definido como unidad de poder de compra, o como la herramienta que otorga ese poder de compra a las personas. Es un medio de intercambio, un sustituto de bienes o servicios. No tienen que ser necesariamente billetes o monedas, de hecho a través del tiempo se utilizaron distintos elementos u objetos como dinero o herramienta de intercambio de bienes y servicios, desde guijarros o piedras redondeadas hasta cuchillos, losas o incluso sal (de ahí proviene la palabra salario). Cualquier elemento que la gente considere en conjunto y por convención como de valor, puede ser considerado dinero.

Por ejemplo, si se tiene un barril de trigo y se quiere obtener una vaca, sin dinero se debería buscar a alguien que tenga una vaca pero que también en ese momento necesite un barril de trigo, por lo que se podría realizar la transacción de intercambio.

Digamos que un vecino tiene una vaca y además quiere un barril de trigo. ¿Qué sucedería si el barril de trigo no tiene el mismo valor que una vaca? El vecino no podría entregar parte de la vaca, para obtener el barril de trigo.

O qué pasaría si la persona que tiene una vaca y está buscando un barril de trigo, encuentra a varias personas con barriles de trigo, pero ninguna necesita una vaca en ese momento, sino que están buscando otros bienes; la transacción no podría realizarse, por lo que el dueño de la vaca deberá esperar hasta que alguien con un barril de trigo también necesite una vaca. A eso se lo llama doble coincidencia de necesidades, y se da cuando una persona que necesita un bien A y tiene otro bien B para intercambiar, encuentra a una persona que tiene el bien A y a la vez necesita un bien B.

Este método descrito anteriormente se llama trueque, y a pesar que ha sido utilizado en incontables ocasiones a lo largo de la historia de la humanidad, es muy limitante y no tan efectivo como el sistema de la moneda o dinero.

Que es el trueque
Cómo funciona el trueque - Cliquear para ampliar la imagen

Ahora supongamos que la persona que necesita un barril de trigo, vive en un lugar donde unas piezas redondas de determinado material metálico y estampadas con alguna imagen, son consideradas por sus habitantes como de cierto valor y que pueden ser intercambiadas por otras cosas; esa persona simplemente debería buscar a alguien que tuviese un barril de trigo, con quien acordarían el intercambio de dicho bien por una determinada cantidad de esas piezas de metal. Las piezas de metal que recibió la segunda persona podrían ser utilizadas para obtener cualquier otro bien. Esas piezas de metal son monedas; en otras palabras, dinero.

Por lo tanto lo que permite el dinero es facilitar las transacciones, ya que las mismas no estarían limitadas temporalmente (por ejemplo en el caso del dueño de la vaca que no encuentra a ningún dueño de barriles de trigo que en ese preciso momento necesite una vaca), ni tampoco por la naturaleza de los bienes a intercambiar (como en el caso de la vaca que no se puede cortar en partes para intercambiarla por un barril de trigo de menor valor). Con las monedas se puede obtener el valor exacto del bien que se quiere obtener. Sin dejar de mencionar el hecho de que es mucho más cómodo transportar un puñado de monedas en el bolsillo o en una bolsa que cargar un barril lleno de trigo o una vaca o cualquier otro objeto de grandes dimensiones cada vez que se quiere realizar una transacción. Entonces el dinero es un sustituto de bienes intercambiables utilizado para adquirir bienes sin necesidad de trocarlos por otros.

Trueque con dinero
Cliquear para ampliar la imagen

 
El dinero como riqueza

Además de servir como sustituto de bienes en intercambios comerciales, el dinero sirve como medio de almacenamiento de riqueza. Por lo general en un sistema de trueques, muchos de los bienes intercambiables son perecederos. Por ejemplo se podrían acumular montones de toneladas de trigo tras realizar exitosos acuerdos comerciales, pero si se lo almacenara indefinidamente, en algún momento ese trigo se pondría en mal estado. Sin embargo si en lugar de trocar bienes a cambio de trigo, se obtuviese dinero para almacenar, ese dinero no es naturalmente perecedero, por lo que se puede guardar sin que se arruine a las pocas semanas o meses. Entonces el dinero sirve para acumular riqueza o capital.

Este hecho tuvo un gran impacto en la civilización humana porque permitió que el poder no solamente esté en manos de unas pocas familias que se heredaban dicho poder de generación en generación (por ejemplo en sistemas monárquicos absolutistas), sino que personas que estaban excluidas de ejercer el poder político de sus naciones o estados, a través del comercio o de brindar ciertos servicios podían acumular riquezas. Esas riquezas le permitían a estas personas comprar poder político y en muchos casos incluso poder militar. Por lo tanto el dinero volvió a la civilización más democrática que antes, ya que permitió que una mayor cantidad de personas tuviesen acceso al poder a través de este medio. Fue así que las clases burguesas de comerciantes, artesanos, industriales y empresarios fueron despojando del poder político a la nobleza, que durante centurias y hasta el siglo XVIII (años 1700s), mantuvieron casi el poder absoluto de las decisiones y destino de naciones enteras.
 

Distintas formas de dinero

Las formas y funciones de dinero han ido variando durante los últimos 3000 años en las siguientes categorías:

  • Dinero en forma de mercancías o materia prima.
  • Dinero en forma de monedas.
  • Dinero en forma de papel.
  • Dinero electrónico.

 
Dinero como mercancía

El desarrollo de sistemas de dinero basados en mercancías o commodities representa un punto intermedio entre el sistema de trueques y los posteriores sistemas de monedas. En un sistema de mercancías o commodities, el dinero no solo es un elemento que otorga poder de compra sino que tiene un valor inherente propio.

Un buen ejemplo de forma de dinero de mercancías es el utilizado por los aztecas. Ellos le daban un gran valor a las semillas de cacao, las cuales podían ser utilizadas para hacer chocolate. Las semillas eran pequeñas y muy fáciles de transportar, por lo que se las usaba en transacciones comerciales.

El beneficio que tenía el dinero commodity, según el antropólogo estadounidense Jack Watherford es que "a diferencia del dinero en forma de moneda o papel, que en algún momento podrían perder su valor, el dinero commodity tiene un valor inherente y puede ser consumido sin importar el valor que se le dé en el mercado".

Sin embargo tiene sus desventajas el dinero en forma de commodity, ya que en ocasiones puede ser perecedero o voluminoso. Por ejemplo el ganado animal fue utilizado frecuentemente a lo largo de la historia humana como forma de dinero commodity en sociedades principalmente agrícolas. Servían como medio de transacción porque todos en esa sociedad los consideraban valiosos pero eran difíciles de transportar.

El valor del dinero commodity pocas veces ha trascendido las fronteras de las culturas o civilizaciones en las que era utilizado. Si un pastor del campo quería hacer un intercambio con un habitante de la ciudad utilizando su ganado, para el segundo éste no tendría tanto valor. Los primeros exploradores europeos por ejemplo tiraron cargas completas de cacao porque aún no las consideraban valiosas como sí lo hacían los aztecas; a los europeos de esos tiempos solamente les interesaba el oro como medio de valor para transacciones económicas.
 

Dinero como moneda

Las primeras monedas que se acuñaron en la historia fueron de Lidia, un antiguo imperio ubicado donde hoy se encuentra Turquía. El rey lidio Croesus mandó a hacer pequeños lingotes de oro estampados con un emblema imperial alrededor del año 640 AC.

Este sistema se extendió a otros pueblos incluyendo a los romanos. Las monedas por lo general eran de plata u oro y su valor era establecido por la autoridad del gobierno que las acuñaba. Si por ejemplo las autoridades que acuñaban monedas con un estampado oficial, declaraban que dichas monedas tenían un nivel de pureza de 97% plata, entonces dichas monedas serían intercambiadas a ese valor.

Monedas de Lidia
Monedas de Lidia, las más antiguas del mundo

En China las monedas también se desarrollaron por la misma época. Ya en el quinto siglo antes de Cristo, los chinos comenzaron a utilizar un tipo de dinero commodity en forma de cuchillos u otras herramientas. Las hojas o cuchillas metálicas tenían un orificio redondo en un extremo para que el dinero pudiese ser atado con una cuerda o agarrado en una barra. Con el tiempo estos objetos utilizados como dinero fueron estilizándose volviéndose cada vez más pequeños hasta que solamente quedó el extremo redondeado con un orificio en el medio. Estas monedas redondas con un agujero en el medio siguieron utilizándose en China casi sin modificaciones de gran importancia hasta el siglo XIX (años 1800s).

Moneda cuchillo china
Monedas cuchillo chinas - Cliquear para ampliar

Lo más importante del sistema de monedas es que los mismos gobiernos podían controlar la cantidad de dinero que se emitía y liberaba en el mercado, manipulando el suministro de dinero. Esto fue hecho por varios emperadores romanos, quienes reduciendo el contenido porcentual de metal precioso (oro o plata) en cada moneda, podían controlar de esa manera la cantidad de monedas circulantes. Se dieron cuenta que si con una tonelada de oro (1000 kilogramos de oro) se podían acuñar 10.000 monedas de oro, podrían obtener el doble de monedas, reduciendo a la mitad el contenido de oro en las mismas. Sin embargo en lugar de enriquecer a los emperadores este método de devaluación de las monedas romanas, resultó en un efecto negativo, hoy denominado inflación (del cual ya hablaremos más adelante), desestabilizando y debilitando a la economía romana, para finalmente convertirse en uno de los tantos factores que llevaron a la caída del Imperio Romano.

Al caer el Imperio Romano, la mayoría de Europa volvió a un sistema económico más primitivo de características feudales. Estos primeros siglos del medioevo son conocidos como la Edad Oscura, y durante los mismos, la gente se volvió desconfiada de las monedas, por lo que se dejaron de utilizar en muchos lugares. Sin embargo con el desarrollo de nuevos reinos e imperios medievales, de a poco volverían a circular; para tomar protagonismo como fuente de poder nuevamente a partir del Renacimiento en los siglos XV, XVI y XVII (1400s, 1500s, 1600s).
 

Dinero en forma de papel

El dinero en forma de papel fue desarrollado primero por los chinos, quienes utilizaban piel de ciervo, o fetas de corteza de árbol marcadas con el sello imperial como recibo de pago. Este tipo de dinero solamente podía ser emitido por el gobierno imperial y la pena por falsificarlo era la muerte.

El dinero en forma de papel tardó en ganar aceptación en Europa. En un principio, por el siglo XII (años 1100s), se utilizó dinero en forma de cuero como sustituto cuando habían bajas en el suministro de plata. Un banco de Suecia emitió dinero de papel en 1661, pero eventualmente al inundar el mercado con el mismo, perderían su valor.

El uso del papel como forma de dinero se volvería realmente popular en Europa durante el siglo XVIII (años 1700s) cuando el Banco Real del Gobierno de Francia comenzó a emitir papel moneda, llamados también billetes.

La idea provino de los orfebres, quienes otorgaban a sus clientes una especie de recibos (billetes) que representaban un equivalente por la cantidad de oro que poseían almacenado en las arcas del orfebre. De esa manera no tenían que cargar con el oro de un lugar a otro, el papel era mucho más fácil de transportar. Además esos recibos podían ser cambiados por oro en cualquier momento, por lo que su valor estaba respaldado por el oro almacenado. Ese fue un hecho crucial en el desarrollo del dinero en forma de papel o billetes, ya que los mismos representaban una cantidad real de oro o plata que se encontraba almacenada en alguna parte. Un recibo o billete de papel representaba en realidad una promesa de pago por parte de la entidad que emitía dicho billete (ya sea un gobierno o un banco), lo cual significa que el gobierno o el banco emisor debía entregarle una cantidad de oro o plata acorde a lo indicado en el billete a quien lo tuviese en caso de ir a reclamarlo. Bajo este sistema se dice que el dinero se encuentra respaldado en oro (ya hablaremos de eso en un rato). Salvo algunas excepciones, durante épocas de guerra o situaciones de emergencia, este sistema de respaldar el dinero en oro se utilizó en el mundo hasta 1971.
 
Por ejemplo, supongamos que una persona tenía guardada una cantidad de oro en la bóveda de un banco, esa persona recibía una cantidad de recibos o billetes que garantizaban la existencia de una cierta cantidad de oro almacenada en la bóveda del banco. Si esa persona luego quería comprar un kilogramo de pan; en lugar de cargar los lingotes o monedas de oro hasta la panadería, la persona le entregaba al panadero una cantidad de billetes equivalente a la cantidad de oro que valía ese kilogramo de pan (oro que la persona había almacenado en el banco emisor de los certificados de promesa de pago, o sea billetes). Esos billetes o recibos de pago, representaban una promesa por parte del banco emisor de los mismos, de que quien fuese hasta el banco con dichos recibos o papeles (en este caso el panadero) podía retirar la cantidad equivalente en oro. Podía realizar eso, o bien utilizarlo por su parte para realizar cualquier otra compra o transacción comercial; de esa manera los billetes de promesa de pago por parte del banco, podían circular de mano en mano; sin que nadie fuese a retirar el oro, aunque siempre existía la seguridad de que en caso de querer hacerlo el banco estaba obligado a entregar el metal precioso.


Que es el papel moneda

Cliquear para ampliar la imagen

El papel moneda, certificados de promesa de pagos o billetes (todos los términos mencionados significan la misma cosa), es un sistema que fue utilizado primero en China desde el siglo VII (años 600s), y que durante la Dinastía Song en el siglo X (años 900s) pasaron a ser conocidos como jiaozi. Sin embargo no reemplazaron a las monedas cuchillo chinas y fueron utilizados paralelamente.

Hacia el siglo XIII (años 1200s), el papel moneda pasó a ser conocido en Europa a través de los viajes de Marco Polo y William de Rubruck a China. Marco Polo realizó sus viajes a China durante el reinado de la Dinastía Yuan y relata la existencia del papel moneda su ibro Los Viajes de Marco Polo, en el capítulo titulado "Cómo el Gran Kaan logró convertir a la corteza de árboles en algo parecido al papel y utilizarlo como dinero circulante en todo su país".

Los certificados de pago o billetes, fueron emitidos en Europa por primera vez por el Banco de Estocolmo (Suecia) en 1661 y fueron utilizados paralelamente a las monedas de oro y plata. Cada billete era intercambiable en el banco emisor del mismo por una cantidad de oro especificada en el papel. Entre el siglo XVII y XIX los billete fueron volviéndose cada vez más populares en Europa y se aconcejaba su uso en lugar de las pesadas e incómodas monedas de oro para transacciones diarias.

Hacia principios del siglo XX la mayoría de los países del mundo emitía en sus Bancos Centrales (bancos nacionales reguladores de la economía) billetes equivalentes a la cantidad de reservas en oro que tenía cada país; se consolidaba así el patrón oro (más adelante, en el próximo capítulo, tocaremos ese tema).

Billete más antiguo del mundo
Billete chino Jiaozi del siglo X

 

Dinero electrónico

Dado que el dinero es solamente una representación del verdadero valor, no pasó mucho tiempo hasta que la gente se dio cuenta que podía enviar dinero en forma de información a través de un telégrafo o cualquier otro medio electrónico, lo cual era tan real como enviar el dinero en sí. Luego de la Segunda Guerra Mundial, en Estados Unidos de América, los bancos comenzarían a registrar la información acerca de todas las transacciones diarias realizadas en rieles de cintas magnéticas, las cuales eran enviadas al Banco de Reservas Federal regional (Banco Central de cada estado del país). Este sistema eliminó la necesidad de imprimir billetes de grandes denominaciones (billetes de 500, 1000, 5000, 10.000 y 100.000 dólares) para transferencias de grandes cantidades de dinero entre bancos o entre éstos y el banco central. Hoy día este tipo de billetes son raros y se utilizan muy poco, aunque aún circulan.

Más adelante, se desarrollaron redes que interconectaban por cable a los distintos bancos, así que la transferencia de información monetaria (cantidad de dinero) podía ser enviada directamente como datos informáticos.

Hacia principios de los años 1990s, todas las transacciones entre los bancos de Estados Unidos de América y la Reserva Federal (Banco Central de dicho país) se realizaban de manera electrónica.

Tarjeta de credito mas antigua
Tarjeta de crédito más antigua

También existen otros tres elementos del dinero electrónico que facilitaron mucho las transacciones comerciales y de servicios.

  • Tarjetas de Crédito: Diners Club emitió la primera tarjeta de crédito en 1950. Primero, las tarjetas de crédito se consideraban como un beneficio especial para empresarios ricos. Pero pronto los bancos se darían cuenta que habían miles de millones de dólares para ganar si se entregaban créditos a la mayor cantidad de personas posible, por lo que su uso se extendió y multiplicó por millones. Hoy en día la mayor compañía de tarjetas de crédito es Visa, fundada por Bank of America, bajo el nombre de BankAmericard en 1958, pasando a llamarse Visa en 1975. En la actualidad Visa procesa a nivel mundial unas 62.000 millones de transacciones anuales por más de 4 billones de dólares (US$ 4.000.000.000.000). Solamente en Estados Unidos hay más de 200 millones de usuarios de Visa.

  • En 1975, la Administración de Seguridad Social de Estados Unidos de América, comenzó a ofrecer depósitos electrónicos automáticos de dinero en cuentas bancarias de sus beneficiados. Una vez que la gente se volvió cómoda con este sistema y se acostumbró a esta forma de recibir pagos, sin necesidad de tener el dinero en efectivo, esta práctica de depositar dinero en cuentas bancarias de manera electrónica se volvió común. Con el tiempo millones de personas en todo el mundo pagaría, transferiría dinero entre cuentas o lo enviaría electrónicamente cada día.
     
  • La propagación del uso de Internet a nivel mundial, convirtió al dinero electrónico en un medio de pago aún más popular. Hoy se pueden realizar compras a través de un sitio Web, retirar dinero de una cuenta de banco virtual en el que el dinero originalmente fue depositado de manera electrónica. Millones de personas hoy ganan y gastan dinero sin siquiera tocarlo, con un simple click del mouse. De hecho, economistas calculan que solamente el 8% de todo el dinero del mundo existe en forma de billetes y monedas. El resto del dinero del mundo es abstracto y existe en la forma de información digital en discos duros de computadoras, como archivos digitales que representan cuentas bancarias personales. Hoy, el 92% del dinero de todo el mundo es virtual, pura información digital. Ya hablaremos de eso en la última parte del artículo Cuánto dinero hay en el mundo.


Ya conocemos los conceptos principales del dinero y las distintas formas que adquiere, ahora comenzaremos a ver cómo funciona realmente el sistema monetario y en qué o quiénes se sostiene para seguir existiendo y moviendo la economía mundial.

Continúa en Qué es el dinero - Segunda parte >>


9 people like this

Share
Related Articles

Photo Gallery
Photoalbum: 

Cómo funciona el dinero


Suggested posts
Follow Youbioit