Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Historia del Tabaco


14 people like this


<< Volver a Estadísticas sobre el consumo del tabaco por país

1 - Efectos del tabaco
2 - Efectos de fumar
3 - Cómo funciona el cigarrillo electrónico
4 - Estadísticas sobre el consumo de tabaco
5 - Historia del tabaco

La planta de tabaco fue descubierta y cultivada en América desde aproximadamente el 5000 AC. Durante milenios sus hojas fueron utilizadas con distintos fines, desde medicinales o curativos hasta religiosos y recreativos. Sus hojas eran masticadas o untadas en el cuerpo.

Entre los años 600 y 1000 de nuestra era se calcula que comenzó a fumarse la hoja de tabaco, posiblemente con fines medicinales o religiosos. Esto queda documentado a través de cerámicas de aquel período que fueron halladas en Guatemala, las cuales incluyen dibujos con personas fumando hojas de tabaco.

Vasija maya recolombina de hombre fumando
Vasija maya precolombina del período 600-900 de nuestra era en la que se puede observar a una divinidad fumando hojas de tabaco enrolladas - Cliquear para ampliar


L
os europeos descubrieron la hoja de tabaco en 1492, durante el primer viaje de Cristóbal Colón. En aquel viaje, los nativos ofrecieron a Colón lo que el describe en su diario personal como "ciertas hojas secas que desprendían una fragancia distintintiva". Colón envió a varios de sus tripulantes a explorar el interior de la isla de Cuba, donde Rodrigo de Jerez se convertiría en el primer europeo en haber fumado hojas de tabaco. Sin embargo a su regreso a España, Rodrigo de Jerez fue encarcelado ya que la Inquisición lo acusó de brujería, alegando que "solamente el diablo podría hacer que un hombre echara humo por la boca".

Rodrigo de Jerez probando el tabaco
Rodrigo de Jerez conociendo el tabaco - Cliquear para ampiar imagen

 
Alrededor del año 1528 los españoles introdujeron el tabaco a Europa y a los pocos años ya habían comerciantes de tabaco en la península ibérica. En el año 1531 comenzó a ser cultivada por europeos en la colonia española de Santo Domingo (en la actual República Dominicana).

Hacia 1548 los portugueses cultivaban tabaco en Brasil para exportarlo comercialmente.

Un francés llamado Jean Nicot de Villemain que se encontraba en Portugal como embajador de Francia, envió muestras de esta planta a la Corte Real Francesa en París en 1559 como medicinal, siendo el responsable de introducir su consumo en el país galo. En su honor la sustancia que provoca la adicción al consumo de tabaco, la nicotina, lleva su nombre. A su regreso a Francia llevó plantas de tabaco a los reyes y los introdujo al consumo de rapé (tabaco en polvo); pronto la reina Catalina de Medici se convirtiría en una ávida consumidora de rapé.

Jean Nicot y Catalina de Medici
Jean Nicot presentandole a la Reina de Francia, Catalina de Medici, hojas de tabaco - Cliquear para ampliar imagen


Hacia la década de los años 1570s, los médicos europeos recomendaban el uso del tabaco para combatir unas 36 enfermedades o dolencias entre las que se incluían el dolor de muela, la halitosis, parásitos, tétanos e incluso cáncer.

En 1572 tras su viaje de circunnavegación al globo, el británico Sir Francis Drake introdujo la costumbre de fumar en pipa en Gran Bretaña y hacia 1585 con la fundación de la colonia británica de Virginia (en el actual estado de Carolina del Norte, en Estados Unidos) algunos de los colonos que regresaron a Inglaterra al año siguiente con el hábito de fumar pipas, llevaron por primera vez la variedad de tabaco de Virginia a Europa. Drake le enseñó a fumar al cortesano y amigo personal de la Reina Isabel I, Sir Walter Raleigh; desde entonces fumar tabaco en pipa se volvería una costumbre en Inglaterra.

El Papa Urbano VII tuvo el papado más corto de la historia, el cual duró tan solo trece días (del 15 de septiembre al 27 de septiembre de 1590) ya que murió de malaria. Sin embargo en esas casi dos semanas tuvo suficiente tiempo par establecer la primera ley de prohibición relacionada al consumo del tabaco. Esta ley o edicto prohibía consumir tabaco en forma masticada, fumada en pipa así como aspirada por la nariz en formato de polvo, tanto frente a las entradas de las iglesias así como en sus interiores. La ley permaneció vigente hasta 1724, cuando el Papa Benedicto XIII, quien era fumador de tabaco en pipa, la derogó.

En el año 1600 Sir Walter Raleigh logró convencer a su amiga personal, la Reina Isabel I de Inglaterra, de que probara fumar tabaco en pipa.

Sir Walter Raleigh fumando pipa
Sir Walter Raleigh fumando pipa

Hacia 1603 grupos de médicos en Inglaterra levantaron una protesta ante el Rey Jaime I porque la gente hacía uso del tabaco sin prescripción médica. En 1604 haciendo caso de las protestas, Jaime I, redactó un manifiesto titulado Una réplica al tabaco (A Counterblaste to Tobacco); en el que describía a este hábito como insalubre; además escribió "No puede haber un daño más básico, pero aún así perjudicial, para un país, que el abuso de haber traído a este reino al tabaco". El monarca además cuestionó las supuestas propiedades medicinales que se le atribuían al tabaco durante su época de esplendor en el que se lo utilizaba para curar males que iban desde resfríos, pasando por problemas gastrointestinales y mal aliento hasta cáncer. También fue uno de los primeros en referirse al humo pasivo como "asqueroso a la vista, odioso para la nariz, perjudicial para el cerebro, peligroso para los pulmones". Su aversión por el tabaco lo llevó a establecer impuestos a este producto; siendo este el primer impuesto que se le impuso a este producto en la historia. Algunos historiadores atribuyen este odio hacia el tabaco a la antipatía que sentía por su enemigo jurado, Sir Walter Raleigh, quien para aquel entonces ya era un ávido consumidor de tabaco en pipa.

En 1605 durante un debate en el Colegio Real de Médicos de Inglaterra, se pudo ver a varios médicos y miembros de la institución fumando pipas, por lo que no estaban muy de acuerdo con las opiniones del Rey Jaime I acerca del tabaco.

En 1610, Sir Francis Bacon escribió que el consumo de tabaco estaba aumentando y que se trataba de una costumbre difícil de abandonar.

En 1612 en China se volvió ilegal el cultivo de tabaco así como el consumo de productos derivados de esta planta; y para 1638 cualquiera de estas dos actividades eran castigadas con pena de muerte por decapitación en el país asiático.

En 1614 en la península Ibérica, los mendigos juntaban tabaco de cigarros usados y los enrollaban en papel; dándose a partir de esta manera rústica de fumar el tabaco, el surgimiento de algo similar a los cigarrillos. Ese mismo año se realizó la primera exportación de tabaco de Virginia (actual Estados Unidos) a Inglaterra; siendo este el comienzo de Virginia como productor mundial de tabaco, aunque en aquel entonces estaría bajo la autoridad británica.

Tabaco de Virginia año 1614
Plantación de tabaco en Virginia en 1614 - Cliquear para ampliar

En 1620 se firmó un acuerdo entre la Corona y la Compañía de Virginia, mediante el cual se prohibía el cultivo comercial de tabaco en Inglaterra, a cambio de 1 chelín de impuestos por libra de tabaco de Virginia comercializada; este impuesto iría a parar a las arcas del rey. Virginia así se quedaba con el monopolio de la producción de tabaco en el Imperio Británico a cambio de un impuesto para la corona.

En 1624 el Papa Urbano VIII prohibió a los católicos el consumo de tabaco en polvo conocido como rapé (snuff en inglés) dada la tendencia que tenía este producto a causar estornudos, algo que según sus palabras y su visión era peligrosamente similar al "gozo sexual".

En 1632 Massachusetts se convirtió en la primera colonia en haber prohibido el fumar al aire libre, principalmente como una prevención contra incendios. Otras colonias siguieron el ejemplo, incluyendo a Connecticut donde a partir de 1647 sus habitantes solamente podían fumar una vez al día.

Hacia 1633 en el Imperio Otomano, donde tanto las autoridades religiosas como las seculares veían al tabaco con escepticismo, durante el reinado del Sultán Murad IV, tanto el tabaco como el alcohol y el café quedaron proscriptos en Estambul, y miles de personas fueron ejecutadas por consumir estas sustancias ilegales y según la ley otomana de aquel entonces "tóxicas". Lo más irónico sin embargo es que el propio Murad IV murió al parecer de un coma alcohólico a los 28 años. Su sucesor, Ibrahim I, levantó estas medidas permitiéndose el consumo de estos productos nuevamente.

En 1634 el Zar Miguel de Rusia declaró al tabaco como un pecado mortal prohibiendo su consumo y decretando que aquellos que incurrieran en esta falta por primera vez deberían ser castigados con latigazos; mientras que si eran atrapados consumiendo tabaco por segunda vez deberían ser ejecutados. Finalmente a los consumidores de rapé los esperaría la amputación de sus narices.

En 1635 el Rey de Francia, Luis XIII, limitó la venta de tabaco únicamente en comercios de boticarios y bajo prescripción médica legitimizada. No obstante dado que él mismo era consumidor de rapé (tabaco en polvo) levantó las restricciones dos años más tarde.

En el año 1639, Wilhelm Kieft, el gobernador de Nueva Amsterdam (actual Nueva York), promulgó un edicto antitabaco para la región de la ciudad de Nueva York y alrededores (Nueva Amsterdam en aquel entonces), prohibiendo la venta, posesión y uso de productos derivados del tabaco. En respuesta más de 2000 hombres enfurecidos se dirigieron frente a la mansión del gobernador llevando con ellos pipas, cajas de rapé y rifles. La turba acampó durante dos días delante del jardín de la mansión, donde fumaron sus pipas y consumieron el rapé en violación a la ley promulgada; hasta que finalmente Kieft se rindió levantando la prohibición.

Rebelion a Wilhelm Kieft
Rebelión al gobernador de Nueva Amsterdam Wilhelm Kieft

En 1660 tras la restitución de la monarquía en Inglaterra (entre 1647 y 1660 el gobierno estuvo en manos del Parlamento); el Rey Carlos II regresó al país desde París, de donde trajo la costumbre cortesana de consumir rapé. Desde entonces el rapé (snuff en inglés) se volvió una forma de consumo de tabaco para aristócratas.

En 1665 Samuel Pepys describió un experimento llevado a cabo por la Real Sociedad Científica Británica en el que un gato murió luego de suministrársele una gota de aceite destilado de tabaco.

En el año 1693 fumar quedó prohibido dentro de la Cámara de los Comunes del Parlamento Británico, bajo la norma que establecía que: "Ningún miembro puede presumir de consumir tabaco en la galería de la Cámara o en la mesa del comité".

En 1724 el Papa Benedicto XIII aprendió a fumar pipa y revocó las Bulas Papales que prohibían fumar a los miembros del clero.

En 1730 se establecieron las primeras fábricas de tabaco en Virginia.

En 1753 el botánico sueco, Carolus Linnaeus, nombró al género de la planta de tabaco con el término nicotiana; género que se subdivide en dos especies: nicotiana rustica y nicotiana tabacum.

En 1760 Pierre Lorillard estableció en la Ciudad de Nueva York una fábrica manufacturadora de cigarros, rapé y procesamiento de tabaco para pipa. Hoy se trata de la empresa tabacalera más antigua de Estados Unidos.

En 1761 el médico londinense, John Hill, realizó lo que se piensa que fue el primer estudio acerca de los efectos del tabaco. A través de ese estudio advirtió que los usuarios de rapé (tabaco en polvo aspirado) eran más propensos a contraer cáncer de nariz. En 1791 este médico reportó casos en los que el rapé causó cánceres nasales.

Ya en el siglo XVIII (años 1700s) algunas personas en España solían enrollar hojas de tabaco en papel y fumarlos; a esos cigarros de papel enrollado se los denominaba papeletes; y puede verse documentado en tres pinturas del artista español Francisco Goya; La Cometa, La Merienda en el Manzanares y El juego de la pelota a pala.

La Cometa Francisco Goya
La Cometa de Francisco Goya - Cliquear para ampliar

En 1826 fumar cigarros se volvió una moda en Gran Bretaña. Ese mismo año se obtuvo químicamente la forma pura de nicotina.

Hacia los años 1830s aparecen las primeras organizaciones antitabaco en Estados Unidos. En 1836 Samuel Green escribió en el periódico New England Almanack and Farmer's Friend que el tabaco "es un insecticida, un veneno, un hábito asqueroso y que puede matar a un hombre".

En los años 1830s-1840s los turcos otomanos comenzaron la moda de fumar habitualmente cigarrillos enrollados en papel. En aquellos años el cigarrillo llegó como una novedad a Francia donde se le otorgó el nombre de cigarette (cigarrillo). En 1845 comenzarían a ser fabricados en aquel país, aunque todavía no era una moda fumarlos.

En 1847 Philip Morris abrió un comercio en la calle Bond (Bond Street) de Londres, Gran Bretaña; donde se vendían cigarrillos turcos enrollados en papel. Phllip Morris era el hijo de un inmigrante alemán que se instaló en Gran Bretaña y que se llamaba Bernard Morris. Hacia 1854 comenzó a fabricar sus propios cigarrillos.

En 1852 se inventaron los cerillos (fósforos) haciendo que fumar se volviera más cómodo.

Entre los años 1853 y 1856 durante la Guerra de Crimea, los soldados británicos se dieron cuenta de lo cómodo y barato que era fumar cigarrillos, una costumbre muy bien establecida entre los soldados turcos aliados a ellos. Tras la guerra los soldados llevaron la moda de fumar cigarrillos a Gran Bretaña, donde ya se comercializaban desde 1847, aunque ellos se encargarían de popularizar su consumo allí.
 
En 1856 comienza en el periódico médico británico The Lancet, un debate acerca de los efectos que causa a la salud el consumo de tabaco. Ese mismo año, Robert Gloag, un veterano de la Guerra de Crimea, abrió la primera fábrica de cigarrillos en Gran Bretaña.

En 1868 el Parlamento Británico emite el Proyecto de Ley Ferroviaria (Railway Bill) en el que se establecen vagones para no fumadores en los ferrocarriles de pasajeros.

En 1873 se funda en Canadá la empresa Benson & Hedges.

En 1875 se estableció la Compañía de Tabaco R.J. Reynolds para la producción de tabaco masticable.
 

En 1832 William Wright estableció una pequeña fábrica de tabaco en Broadmarsh, Nottingham, Gran Bretaña. En 1877 John Player compró esa empresa y en 1883 lanzó al mercado la marca de cigarrillos Navy Cut, muy conocida por la imagen de un marinero en sus paquetes. La empresa siguió fabricando los cigarrillos en la región de Nottingham. Con el paso del tiempo la empresa pasaría a manos de sus hijos John Dane Player y William Goodacre Player. Dada la gran competencia que presentaban las empresas estadounidenses, John Player tuvo que juntar fuerzas con el grupo tabacalero británico Imperial Tobacco Group en 1901. La marca de cigarrillos Navy Cut tendría su mayor popularidad entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Hacia 1880 un joven de la localidad de Durham en Carolina del Norte, Estados Unidos; con un pasado familiar en el negocio del tabaco llegó a la conclusión de que los cigarrillos serían el futuro de la industria tabacalera. Se trataba de James Buchanan Duke (también conocido coloquialmente como Buck Duke). Por aquel entonces la empresa familiar tenía que competir contra otra empresa tabacalera local de mucho mayor prestigio llamada Bull Durham Tobacco. El joven Buck en 1881 dio por perdida la batalla y decidió incursionar en el emergente -y con mucho futuro- negocio de los cigarrillos. Así contrató a 125 enrolladores de cigarrillos y a un capataz experimentado oriundo de Nueva York para comenzar a fabricar la nueva marca de cigarrillos Duke of Durham. Ese mismo año, un joven llamado James Bonsack le ofreció a Buck Duke una máquina ensambladora de cigarrillos que había inventado y que las grandes empresas tabacaleras del momento rechazaron porque tenían la creencia que al público no le gustaría fumar cigarrillos armados por una máquina. Duke llegó a un acuerdo con Bonsack y aceptó incorporar el uso de la máquina. De esta manera mientras durante el primer año sus 125 enrolladores contratados armaron artesanalmente 9.800.000 cigarrillos; hacia 1888 su fábrica producía con la incorporación de la máquina ensambladora 744.000.000 de cigarrillos al año. Al bajar los costos de producción pudo reducir el precio de sus paquetes de 10 unidades a 0,05 centavos. Pronto la empresa de Duke comercializaría las marcas de cigarrillos Cyclone, Duke’s Best, Cameo, Pedro, Town Talk , Crosscut y Pin Head; las cuales eran promocionadas con la frase "Estos cigarrillos son fabricados con la máquina de Bonsack". De esta manera la W.B. Duke Company dominó el 40% del aún por entonces emergente mercado de cigarrillos. En 1889 Duke gastó la para entonces friolera de 800.000 dólares en publicidad para dar a conocer sus productos tanto a nivel nacional como en el exterior. En 1890 las otras cuatro grandes empresas manufactureras de cigarrillos del momento; W.S. Kimball, Allen & Ginter, Kinney Bros y Goodwin perdieron la batalla y se unieron a W.B Duke, formando la American Tobacco Company; con una capitalización de US$ 25.000.000 y con Duke como presidente del conglomerado tabacalero.

W.B. Duke
Publicidad del año 1888 de la empresa fabricante de cigarrillos W. B Duke - Cliquear para ampliar imagen

En 1889 una investigación realizada por los científicos John Newport Langley y Dickinson reveló los efectos de la nicotina en las sinapsis de las células nerviosas. Tenían la hipótesis de que hay receptores y transmisores químicos en las neuronas que responden a sustancias químicas específicas. En 1890 el empresario estadounidense, James Buchanan Duke establece la Compañía Americana de Tabaco (American Tobacco Company), un conglomerado compuesto por las cinco compañías líderes de la industria del tabaco en Estados Unidos.

Marcas de cigarrillos de W.B. Duke
Paquetes de marcas de cigarrillos de la W.B. Duke de finales del siglo XIX (1888-1900) - Cliquear para ampliar imagen


En 1899 la empresa tabacalera británica Butler & Butler Company, en un intento de captar la atención del público de las clases económicamente más acomodadas lanzó al mercado la marca de cigarrillos Pall Mall, en honor a una conocida calle de la ciudad de Londres donde se pueden encontrar residencias de lujo así como propiedades pertenecientes a la Corona Británica.

 

En 1899 Lucy Page Gaston, miembro de la Unión de Templanza de Mujeres Cristianas (Women’s Christian Temperance Union), fundó la Liga Anticigarrillo de América (Anti-Cigarette League of America). Lucy Gaston sostenía que "el consumo de cigarrillos podía conducir a otros vicios como el consumo excesivo de alcohol o incluso narcóticos así como comportamientos inmorales, particularmente entre las mujeres jóvenes" (por aquellos tiempos el cigarrillo era un vicio exclusivo de hombres y si se veía a una mujer fumando se la consideraba como indecente, por eso mismo los movimientos feministas sostenían que las mujeres debían tener los mismos derechos y poder fumar en público). A partir de entonces y durante las dos primeras décadas del siglo XX esta organización tuvo gran influencia en los políticos estadounidenses logrando con su presión la promulgación de varias leyes en Estados Unidos e incluso en Canadá.

Durante un período, entre los años 1890 y 1927 en 15 estados de Estados Unidos se sancionaran leyes que prohibían la venta, manufactura o consumo de cigarrillos. Incluso Carolina del Norte, un estado productor de tabaco, consideró aceptar la prohibición en los años 1897, 1901, 1903, 1905, 1911, 1913 y finalmente en 1917. Sin embargo la presión de la industria del tabaco logró que uno tras otro estos estados levantaran la prohibición; siendo Kansas el último en levantarla en 1927. En algunos estados las compañías de tabaco, para sortear esta prohibición, vendían cajas de cerillos (fósforos) que traían de "regalo" un paquete de cigarrillos.

No sería recién hasta principios de los años 1900s que los cigarrillos se volverían realmente el producto derivado del tabaco más popular, ya que hasta entonces el producto de tabaco más consumido eran los cigarros. Incluso hacia el año 1901 se vendieron en total 3500 millones de cigarrillos frente a 6000 millones de cigarros. Durante las últimas décadas del siglo XIX y la primera década del siglo XX; los cigarrillos todavía eran una novedad y el público prefería consumir tabaco en pipas, cigarros o incluso masticarlos. La década de los años 1910s y especialmente la Primera Guerra Mundial catapultarían al mercado de los cigarrillos.
 
En 1901 James Buchanan Duke (también conocido como Buck Duke) compró la firma de tabaco británica Ogden, invadiendo así el mercado británico. Este hecho provocó que las empresas británicas de tabaco se juntaran para competir contra el magnate del tabaco americano, formando así el conglomerado de empresas de tabaco británicas Imperial Tobacco Group (Grupo de Tabaco Imperial). Entre ellas se encontraban las marcas de John Player anteriormente mencionadas.

En 1902 la Compañía Americana de Tabaco (American Tobacco Company) y Tabaco Imperial Británico (Imperial Tobacco Group) llegaron a un acuerdo con el cual cada conglomerado se quedaría en sus respectivos países, aunque se asociarían para formar la corporación binacional British American Tobacco Company (Compañía Británica Americana de Tabaco) mediante la cual comercializarían cigarrillos en otros países de manera conjunta. Ese mismo año Philip Morris abrió una empresa corporativa en Nueva York para comercializar en Estados Unidos sus marcas de cigarrillos británicos, incluyendo desde 1924 uno de nombre Marlboro.

En 1907, la marca Pall Mall fue adquirida por la American Tobacco Company tras la venta de la británica Butler & Butler. Los nuevos dueños utilizaron esta marca "de lujo" para experimentar nuevos diseños en cigarrillos. Con el paso de las décadas Pall Mall se convertiría en una de las marcas más fumadas en Estados Unidos.
 
En 1908 se promulgó una ley en Estados Unidos que prohibía la venta de productos derivados del tabaco a menores de 16 años. Ese año también en la Ciudad de Nueva York, se promulgó una ordenanza que prohibía a las mujeres fumar en público; aunque el entonces alcalde de la ciudad George Brinton McClellan Jr. vetó la ordenanza dos semanas más tarde.

En 1912 el Doctor Isaac Adler fue el primero en sugerir seriamente que fumar puede causar cáncer de pulmón.

En 1913, la Compañía de Tabaco R.J. Reynolds, introdujo al mercado la marca de cigarrillos Camel, a través de lo que muchos consideran como la primera gran campaña publicitaria viral moderna. Una de las estrategias de marketing fue el uso de un camello de circo llamado Old Joe, cuya imagen sirvió de modelo para promocionar a esta marca y la cual llegaría a ser utilizada hasta la actualidad más de un siglo después. Una de las cosas que diferenciaba a la marca Camel de otras que se comercializaban en Estados Unidos era que contenía una mezcla de tabaco turco con tabaco de la variedad Virginia; haciendo que tuviera un sabor particular y destacable a los de otras marcas.

Publicidad de Camel de 1913
campaña publicitaria del año 1913 en la que R.J Reynolds promocionaba su nueva marca Camel - Cliquear para ampliar imagen

 
El 9 de marzo de 1914 el Senado del Congreso de Estados Unidos de América prohibió de manera unánime fumar dentro de su recinto. La prohibición se logró en gran parte gracias a los esfuezos del entonces Senador por el estado de Carolina del Sur, Benjamin Tillman, quien había dejado de fumar tabaco y adoptó un estilo de vida estrictamente saludable a raíz de una serie de ataques cardíacos sufridos. Por aquellos mismos tiempos los médicos del país comenzarían a mostrar cada  vez más preocupación por los daños a la salud que podría generar el hábito de fumar. También se mencionaba cada vez más la naturaleza adictiva de la nicotina.

En 1916 durante la Primera Guerra Mundial, las raciones de los soldados de infantería incluían cigarrillos, por lo que al volver de la guerra todos esos jóvenes se volvieron adictos al consumo de tabaco en cigarrillos; creándose así toda una nueva generación de fumadores. Hasta entonces el consumo de cigarrillos per cápita era moderado, pero desde entonces creció exponencialmente. Hacia 1900 el estadounidense promedio adulto fumaba unos 54 cigarrillos comerciales al año; para 1963 el consumo promedio per cápita había aumentado a 4345 cigarrillos al año en aquel país.  

Cigarrillos durante la Primera Guerra Mundial
Cigarrillos del año 1916 pertenecientes a un soldado británico de la Primera Guerra Mundial - Cliquear para ampliar

Hasta los años 1920s se consideraba a las mujeres que fumaban como de dudosa moral y se las asociaba con la prostitución. A partir de la década del ’20, gracias a los movimientos feministas de aquel entonces y a la moda de las flapper (un estilo de vida en que las jóvenes vestían faldas cortas, tenían un corte de cabello especial, fumaban, bebían alcohol, conducían automóviles, escuchaban música de jazz y realizaban otras actividades que hasta entonces solamente estaban reservadas a los hombres) el consumo de cigarrillos entre las mujeres se fue popularizando cada vez más como símbolo de la conquista femenina de mayores libertades. En 1924 Philip Morris lanzó la marca de cigarrillos Marlboro enfocada por aquel entonces exclusivamente al público femenino; de hecho una publicidad de Marlboro de aquellos días persuadía a las mujeres para que adoptaran el hábito de fumar con la frase: "¿Tiene el fumar alguna relación con la moral de una mujer más de lo que lo tiene el color de su pelo?". Otra publicidad promocionaba a Marlboro como "Tan suave como mayo (As mild as May)". Los Marlboro de aquel entonces tenían un pequeño filtro cuya única finalidad era evitar que el tabaco quedara adherido a los labios pintados de las mujeres. Por eso el eslogan de las publicidades lo promocionaba con la frase "Ivory tips protect the lips" (Puntas de marfil protegen los labios). Otra frase promocional era "Mild as May" (Tan suaves como mayo).

Publicidad de Marlboro 1924
Publicidad de cigarrillos Marlboro del año 1924 - Cliquear para ampliar imagen


Hacia 1923 la marca Camel dominaba el 45% del mercado estadounidense de cigarrillos. Para contrarrestar esto la American Tobacco Company, fabricante de Lucky Strike, comenzó a promocionar a esta marca como cigarrillos para mujeres o cigarrillos femeninos, logrando así dominar el 38% del mercado. Con tantas campañas orientadas a ganar al público femenino, entre 1925 y 1935 se triplicó el número de fumadoras adolescentes.

 

Otras empresas también intentaron captar la atención del público femenino. La American Tobacco Company incentivaba a las mujeres a acercarse al hábito de fumar, promocionando una de sus marcas, Lucky Strike, como excelentes para el público femenino. Los Lucky Strike se promocionaban a través de un eslogan que decía: "Toma un Lucky en lugar de un dulce"; asociando así al fumar cigarrillos con mantener una buena silueta.

Publicidad de Lucky Strike para mujeres del año 1929
Publicidad de cigarrillos Lucky Strike orientada al público femenino del año 1929 - Cliquear para ampliar imagen

En 1927 la corporación binacional British American Tobacco adquirió a la compañía estadounidense Brown & Williamson.

Hacia la década de los años 1930s Gran Bretaña tenía la mayor proporción de casos con cáncer de pulmón en el mundo.

En 1930 investigadores de la ciudad de Colonia, Alemania; realizaron una correlación entre el cáncer y el hábito de fumar.

En 1933 la marca de cigarrillos Chesterfield comenzó a publicar publicidades en la revista médica New York State Journal of Medicine en las que se incluía la frase "Tan puro como el agua que tomas y prácticamente no tocado por las manos del hombre".
 
En el año 1939 se publicó el primer trabajo serio que vinculó al cáncer de pulmón con el hábito de fumar; llamado Abuso del tabaco y carcinoma de pulmón de Franz Hermann Muller de la Universidad de Colonia en Alemania.

Entre 1939 y 1945 durante la Segunda Guerra Mundial, el entonces Presidente de Estados Unidos, Franlklin D. Roosevelt para incentivar la economía del país en tiempos de guerra decretó leyes proteccionistas para el cultivo de tabaco. Los cigarrillos de tabaco estaban incluidos en la raciones a los soldados junto a la comida; por lo que las compañías de tabaco enviaron millones de cigarrillos gratuitos a las tropas. A cambio estas empresas ganaron a millones de nuevos clientes que para su regreso ya habían adquirido el vicio de fumar tabaco.

En 1943 la marca Philip Morris comenzó a colocar publicidades en la revista médica US National Medical Journal con la frase: "No fumar es un consejo difícil de tolerar para los pacientes. ¿Podemos sugerirte en lugar de eso fumar Philip Morris? Las pruebas han demostrado que la tos de tres de cada cuatro casos de fumadores ha desaparecido al cambiarse a Philip Morris. ¿Por qué no observar los resultados por tu cuenta?".

En 1947 un aumento masivo de los impuestos a los cigarrillos en Gran Bretaña resultaron en una caída del 14% en el consumo de cigarrillos entre los hombres británicos.

En 1950 los doctores Wynder y Graham de la Universidad de Washington en Estados Unidos, publicaron un estudio que mostraba que de 650 hombres con cáncer de pulmón el 95% han fumado por 25 años o más.
 

En 1951 el doctor y profesor Richard Doll y el profesor Austin Bradfor Hill realizaron el primer estudio epidemiológico a gran escala que vinculaba al hábito de fumar con el cáncer de pulmón. Este estudio fue publicado por el British Medical Journal. Doll y Hill entrevistaron a 5000 pacientes en hospitales británicos y encontraron que de los 1357 hombres con cáncer de pulmón 99,5% eran fumadores.

En 1953 el Dr Ernst L Wynder realizó un gran experimento que demostró que al untar alquitrán de cigarrillos en la espalda de ratones, les generaba tumores. Este fue el primer vínculo biológico entre fumar y el cáncer.

En 1954 la revista estadounidense Reader's Digest publicó un artículo titulado La controversia del cigarrillo, en el que se daba a conocer la asociación entre el hábito de fumar y el cáncer de pulmón.

En 1954 la marca Marlboro dejó de enfocarse en las mujeres pasando a asociarse con la masculinidad; mediante las publicidades de Marlboro Man (el famoso vaquero que solía aparecer en las publicidades de esta marca).

Entre los años 1940s y 1960s las empresas tabacaleras gastaron en publicidad mucho más que cualquier otro producto para captar la atención del público. Para contrarrestar a las organizaciones de salud y a instituciones científicas, respaldadas en pruebas científicas que demostraban cada vez más lo perjudicial para la salud que puede llegar a ser fumar; las compañías tabacaleras durante este período utilizaron a médicos que promocionaban sus marcas recomendando fumarlas por encima de otras, dados los supuestos beneficios para la salud que esto traería a sus consumidores.

Publicidad de medico promocionando Lucky Strike
Publicidad de medico promocionando Lucky Strike - Cliquear para ampliar imagen

También durante el período de los años 1940s a 1960s se utilizó más que nunca a personalidades famosas, deportistas y celebridades de la época para promocionar el consumo de distintas marcas de cigarrillos. Incluso se llegó a utilizar la imagen de Santa Claus y de personajes de dibujos animados como Los Picapiedras (The Flinstones).

Ronald Reagan promocionando cigarrillos Chesterfield
Ronald Reagan promocionando cigarrillos Chesterfield en 1949 - Cliquear para ampliar imagen

Santa Claus promocionando cigarrillos Chesterfield en 1947
Santa Claus promocionando cigarrillos Chesterfield en 1947 - Cliquear para ampliar imagen

En 1935 una empresa británica construyó una máquina manufacturera de cigarrillos con filtro, pero hasta el año 1954 los cigarrillos con filtro fueron artículos de lujo. Desde entonces tras tantos estudios y publicaciones que vinculaban al tabaco con el cáncer de pulmón, se comenzaron a fabricar comercialmente cada vez más cigarrillos con filtro como una manera de contrarrestar los alegatos en contra del tabaco y promocionándolos como "una manera de fumar sin inhalar el alquitrán que tantas dudas genera ya que queda atrapado en los filtros incluidos en los cigarrillos" (igualmente la industria no reconocía que el fumar es nocivo para la salud y que el filtro lo haría menos perjudicial, simplemente incuyó los filtros para despejar los miedos y dudas de sus consumidores). Irónicamente en 1952 la empresa Pierre Lorillard a través de su marca Kent comercializó cigarrillos con filtros que contenían asbesto (amianto, una sustancia cancerígena), promocionados como "filtros de micronita"; aunque afortunadamente en 1956 fueron quitados del mercado. En 1950 los cigarrillos con filtro representaron solamente el 1% de la ventas de cigarrillos; ya para 1960 dominaban el mercado.

En 1954 la empresa tabacalera R.J. Reynolds introdujo la marca de cigarrillos con filtro Winston. En 1956 Reynolds lanzó la marca Salem, que se trataría de la primera con cigarrillos mentolados con filtro.

Publicidad de médicos recomendando fumar Camel
Publicidad de médicos recomendando fumar Camel - Cliquear para ampliar imagen y leer traducción

 
En 1958 abrió sus puertas la primera clínica para dejar de fumar en Salford, Gran Bretaña.

En 1962 en Gran Bretaña se publicó un reporte del Royal College of Physicians (Colegio Real de Médicos), titulado "Fumar y la salud". Este reporte fue muy publicitado y entre sus recomendaciones se contaban: restricciones a las campañas publicitarias de tabaco, más impuestos a los cigarrillos, mayores restricciones a la venta de cigarrillos a los niños y fumar en lugares públicos, y mayor información sobre el contenido de alquitrán y nicotina en los cigarrillos. Tras este reporte las ventas de cigarrillos en Gran Bretaña cayeron por primera vez en toda una década.

El entonces Comité Asesor de Tabaco (hoy llamado Asociación de Fabricantes de Tabaco), que representa los intereses de la industria del tabaco, aceptó implementar un código de práctica publicitaria que intentaba quitar todo elemento glamoroso de las publicidades de cigarrillos, que vinculaban a este hábito con un estilo de vida sofisticado. Este código para las campañas publicitarias estaba basado en el mismo código que regulaba las campañas de cigarrillos en la televisión británica.

La entidad federal de salud del gobierno de Estados Unidos US Surgeon General, en 1964 produjo su primer reporte sobre "Fumar y la salud". Los resultados coincidían con los del reporte de 1962 emitido por el Royal College of Physicians de Gran Bretaña. Desde 1967 el US Surgeon General produciría reportes anuales acerca de las consecuencias para la salud que trae fumar.

Los británicos Doll y Hill publicaron los resultados de un sondeo realizado a nivel nacional (en toda Gran Bretaña) titulado: "Diez años de observaciones de doctores británicos sobre la relación entre mortalidad y el hábito de fumar".

Entre 1951 y 1964 aproximadamente la mitad de los doctores de Gran Bretaña dejaron de fumar. Hubo una caída abrupta de casos de cáncer de pulmón entre aquellos que dejaron de fumar por sobre los que continuaron haciéndolo.

En 1965 quedaron prohibidos los comerciales de cigarrillos en la televisión británica.

En septiembre de 1967 se llevó a cabo en Nueva York la primera Conferencia Mundial sobre Tabaquismo y la Salud.

En 1969 la revista británica de programación de radio y televisión Radio Times dejó de publicar publicidades de cigarrillos en sus revistas. Ese mismo año, la empresa aérea finlandesa, Finnair, se convirtió en la primera aerolínea del mundo en agregar asientos para no fumadores en sus aviones.

En mayo de 1970 el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó un reporte en la asamblea anual del organismo mundial titulado "La limitación de fumar". El informe fue preparado por el profesor Charles Fletcher del Hospital Hammersmith y el Dr. Daniel Horn. En el mismo se aconsejaba poner fin a las publicidades y campañas de promoción de cigarrillos. Para estar a tono con los pedidos, desde entonces se prohibió fumar en los encuentros de la asamblea de la OMS.

En Estados Unidos quedaron prohibidos los comerciales de cigarrillos en la radio y televisión. Además desde entonces las compañías de tabaco estaban obligadas a agregar en los paquetes de cigarrillos mensajes de alerta sobre los daños que causa a la salud el fumar.

Dada la mala prensa que habían adquirido los productos derivados del tabaco, muchas empresas tabacaleras comenzaron a diversificarse. Phillip Morris invirtió en la industria cervecera Miller; R.J. Reynolds Tobacco Company (Compañía de Tabaco R.J. Reynolds) quitó las palabras Tobacco Company de su nombre; quedando como R.J. Reynolds Industries. La American Tobacco Company también quitó la palabra Tobacco de su nombre quedando como American Brands, Inc.

 

En 1975 el estado de Minnesota se convirtió en el primero de Estados Unidos en prohibir fumar en los interiores de determinados espacios públicos.

En 1985 la ciudad de Aspen, Colorado se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir fumar en los restaurantes.

A partir de 1988 quedó prohibido fumar en los aviones de casi todas las rutas aéreas nacionales en Estados Unidos. Hacia finales de la década de los años 90s todos los aviones de bandera estadounidense tanto para vuelos nacionales como internacionales estaban libres de humo.

A partir de 1988 quedó prohibido fumar en las escuelas y hospitales de España.

San Luis Obispo, California se convirtió en 1990 en la primera ciudad del planeta en prohibir fumar en el interior de todos los espacios públicos, incluyendo bares y restaurantes.

A partir de 1991 quedaron totalmente prohibidos los comerciales televisivos de cigarrillos en todos los países de la Unión Europea (aunque en Grecia y Finlandia esta medida existía desde antes). Luego desde julio de 2005 la prohibición se extendería a otros medios como internet, periódicos, radio y eventos como la Fórmula 1. Desde 2003 los términos light o suave no podrían ser utilizados más en los paquetes de cigarrillos dado que podían confundir a las personas. Frases como "el fumar mata" deben ocupar por lo menos el 30% del frente de los paquetes de cigarrillos y el 40% del dorso.

Hacia mediados de los años 90s muchas empresas aéreas comenzaron a aplicar normas antitabaco para sus aviones a nivel mundial. En el año 2000 el Presidente Bill Clinton firmó una ley que prohibía fumar en todos los vuelos que entraran y salieran de Estados Unidos (incluyendo a aerolíneas extranjeras con vuelos que involucraran a Estados Unidos como lugar de destino u origen de los vuelos). En 1999 una ley similar fue aplicada para todos los vuelos que entran y salen de España, así como los vuelos internos; ya fueran de aerolíneas españolas como extranjeras.

En Argentina desde 1998 quedó prohibido fumar en todos los vuelos internos de la empresa Aerolíneas Argentinas/Austral y a partir del 20 de junio de 1999 en todos los vuelos intenacionales. Hacia 1987 el 50% de los asientos de los aviones de dicha aerolínea estaban reservados para fumadores.

En el año 2002 se promulgó en la Ciudad de Nueva York la Ley Aire Libre de Humo, que establecía como ilegal fumar dentro de las oficinas, bares, restaurantes y el interior de edificios públicos en todo el ámbito municipal. En febrero de 2011 el Alcalde Michael Bloomberg extendió la ley a parques, plazas, playas y ramblas.

En 2004 Irlanda se convirtió en el primer país de Europa en prohibir fumar en todos los lugares de trabajo, incluyendo en bares y restaurantes.

El 1 de marzo de 2006 Uruguay se convirtió en el primer país de América Latina en implementar una ley antitabaco que prohibe fumar en el interior de espacios públicos, como escuelas, hospitales, oficinas, bares y restaurantes.

En Colombia a partir de mayo del año 2008 se prohibió fumar en el interior de hospitales, escuelas, bares, restaurantes, transportes públicos, centros comerciales y aeropuetos. En verano del año 2009 la ley se extendió al interior de todos los espacios públicos. También se prohibieron las publicidades de cigarrillos así como patrocinios por parte de empresas tabacaleras. Quedó además prohibido el uso de términos como light o suaves en paquetes de cigarrillos, y se obligó la incorporción de imágenes preventivas sobre los efectos que causa fumar a la salud; estas imágenes de alerta deben ocupar el 30% del frente y dorso de los paquetes. Esta ley además estableció programas educativos públicos que enseñan los efectos que causa a la salud el hábito de fumar.

El 1 de julio de 2009 entró en vigor la ley antitabaco en México, mediante la cual queda prohibido fumar en todo espacio público cerrado incluyendo edificios públicos estatales o municipales, restaurantes, bares, escuelas, hospitales y discotecas. Se estableció con esta ley que las zonas para fumadores deben estar al aire libre y completamente aisladas del humo de cigarrillo.

Entre 2006 y 2010 en España había una restricción parcial a fumar en el interior de espacios públicos. Las oficinas, hospitales, escuelas y transporte público estaban completamente libre de humo; sin embargo tanto en bares como restaurantes podía haber una sección para fumadores o permitir fumar en aquellos locales con menos de 100m2. Pero a partir del 2 de enero de 2011 finalmente quedó terminantemente prohibido fumar en todos los restaurantes y bares a nivel nacional. Los hoteles pueden reservar un 30% de sus habitaciones para fumadores. También quedó prohibido fumar incluso en los espacios circundantes a escuelas y hospitales.

El 31 de mayo de 2011 Venezuela implementó una ley antitabaco que prohibe fumar en el interior de los espacio públicos y comeciales entre los que se incluyen centros comerciales (malls), restaurantes, bares, discotecas, oficinas y lugares de trabajo.

En el año 2012 Camel dejó de ser la marca más vendida de la empresa J.R. Reynolds, tomando ese puesto la marca Pall Mall.

En Argentina desde el 2011 se aprobó una ley nacional antitabaco. Sin embargo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, existe una ley desde el 1 de octubre de 2006 que prohibe fumar en todos los edificios públicos del Gobierno de la Ciudad así como en bares, restaurantes, lugares de trabajo y centros comerciales. Desde el 1 de enero de 2007 no se permite la publicidad de tabaco en la vía pública en el ámbito de la ciudad. En la provincia de Córdoba rige una ley similar a la de la Ciudad de Buenos Aires desde el 1 de junio de 2006 mediante la cual se prohibe fumar en el interior de los espacios públicos (incluyendo restaurantes y bares); también quedó prohibida la venta de cigarrillos en kioscos que se encontraran a menos de 200 metros de instituciones educativas o edificios de esparcimiento para menores de 18 años. Otras provincias libre de humo en los interiores de espacios públicos son Santa Fe, Tucumán, San Juan, Neuquén, Mendoza, La Rioja, Entre Ríos, Catamarca y la Provincia de Buenos Aires.

En Chile desde el 1 de febrero de 2013 quedó establecida la ley 20.660 que prohibe fumar en el interior de espacios públicos como oficinas, bares, restaurantes o lugares de trabajo así como edificios estatales, escuelas y hospitales. También quedó prohibida toda forma de publicidad de productos derivados del tabaco; así como no se permite fumar en programas televisivos en vivo o promocionar productos tabacaleros en radio o televisión. La venta de cigarrillos queda totalmente prohibida en comercios que se encuentran a menos de 100 metros de instituciones educativas para menores de edad.

Fuentes de información:

www.sourcewatch.org/index.php?title=History_of_Philip_Morris
www.creativepro.com/article/heavy-metal-madness-we-ve-come-a-long-way-maybe
www.theatlantic.com/features/archive/2014/11/the-nicotine-fix/382666/
www.ash.org.uk/files/documents/ASH_741.pdf


14 people like this

Share
Related Articles

Photo Gallery
Photoalbum: 

Qué es la nicotina


Suggested posts
Follow Youbioit






Comments

 Interesante y completa

 Interesante y completa historia, es una de esas publicaciones donde te induce a buscar mas y mas info al respecto, y las imagenes utilizadas digamos que va con el contenido, la publicidad, la historia todo. Felicitaciones al creador

 hola, muy buena historia.

 hola, muy buena historia. queria saber quien es el autor? quien escribio esto?

 Años atrás conoci a una

 Años atrás conoci a una señora muy mayor a la que el médico le recomendó fumar cuando era joven, para calmar sus nervios , en ese minuto era enferma pulmonar crónica; probablemente hoy ya no esté aqui

 Muy buena historia. Yo

 Muy buena historia. Yo quisiera preguntar si alguien sabe que precio tenían los cigarrillos Camel en 1998, gacias!

waoo lo que a sido del

waoo lo que a sido del cigarrillo año tras año un vicio q dios no le gusta. para nada 

Despues de 15 años fumando

Despues de 15 años fumando y haberlo dejado estoy alegre de ver que todo lo que se hizo en su momento ha dado sus frutos

 Y yo antes que me fumaba

 Y yo antes que me fumaba paquete y medio de tabajo...ahora llevo ya 5 sin fumar y vaya bendición. Solo os dire que pase al tercer dia de 4 km corriendo a 7 km....en fin...

 Menos mal que deje de

 Menos mal que deje de fumar hace 5 alos :)

Yo probé a dejarlo con el

Yo probé a dejarlo con el cigarrillo electronico y eso me sentaba peor que el tabaco, me notaba los pulmones como encharcados, fue dejar el cigarrillo electronico y como han comentado antes pasé de correr 5 minutos a media hora sin problema, se notaba muchisimo!

 Qué hallazgo este

 Qué hallazgo este artículo! Magnífico

 

 Un articulo muy

 Un articulo muy interesante!

Muy buen artículo. Sin duda

Muy buen artículo. Sin duda uno de los mejores que he visto en mucho tiempo sobre el tema del tabaco.

Hola, muy buen artículo, el

Hola, muy buen artículo, el tabaco es lo más! 

Este es un sitio con

Este es un sitio con contenido muy interesante. No es que esté de total acuerdo con el contenido presente en estas páginas pero aprecio la elaboración de su contenido, la correcta presentación de las ideas y las imágenes agradables que le dan un toque de distinción. Sin lugar a dudas regresaré a visitar este sitio y doy las gracias a quienes crean el contenido y al web master por todo el trabajo realizado. Gracias por existir.

Magnífico contenido, estoy

Magnífico contenido, estoy interesado en seguir acudiendo a este sitio. Les pido que no dejen de publicar información así de valiosa

Que interesante toda la

Que interesante toda la historia del tabaco, aún mucha gente lo consume.

 Muy interesante.

 Muy interesante. Enhorabuena!! 

 Muy bueno

 Muy bueno