Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Qué es la sensación térmica y cómo se calcula


3 people like this


Si estás leyendo este artículo es porque muy probablemente has escuchado hablar en los pronósticos meteorológicos de la radio o televisión acerca de la sensación térmica. La sensación térmica es la temperatura que las personas sienten en su piel independientemente de la verdadera temperatura del aire. Los factores que determinan la sensación térmica son la velocidad del viento y la humedad.

La temperatura del aire exterior que marca el termómetro no siempre es un indicador de confianza para conocer el frío o el calor que las personas sienten. La sensación térmica es utilizada para indicar el nivel de incomodidad que los humanos sienten a raíz de la combinación de la temperatura y la velocidad del viento en invierno y de la temperatura, la humedad y la velocidad del viento en verano. Esto explica la razón por la que aunque la temperatura del aire sea la misma, unos días sentimos más calor y otros días sentimos más frío.

Por razones que se explicarán a continuación, en invierno el factor que nos hace sentir más frío del que realmente hace en el aire exterior es el viento. En verano, lo que eleva la sensación de calor en nuestro cuerpo es la humedad.

Por ejemplo, si la temperatura del aire es de 6 ºC y no hay viento, sentiremos esa misma temperatura. Sin embargo, si la temperatura es de 6 ºC y el viento corre a 16 km/h, la sensación térmica será de 3 ºC. Es decir, que nuestros cuerpos no sentirán una temperatura de 6 ºC sino de 3 ºC, a pesar de lo que marque el termómetro.

En otro ejemplo, si en verano la temperatura del aire es de 28 ºC, la humedad de 80% y el viento inferior a los 20 km/h, la sensación térmica será de 32 ºC, o sea que los cuerpos de las personas sentirán mayor calor del que realmente hace, a causa de la alta humedad del ambiente.

Dado que el cuerpo humano está acostumbrado a un cierto rango de temperaturas, algunas condiciones de humedad y viento le hacen sentir un nivel térmico que se encuentra fuera de ese rango de confort, provocando un estado de incomodidad por sentir más calor o frío del que realmente hace o del que su cuerpo está acostumbrado.

La temperatura promedio del cuerpo humano es de 36,7 ºC y el encargado de mantener esa temperatura corporal estable es el hipotálamo, que actúa como termostato del cuerpo. En el hipotálamo se encuentra el centro termorregulador corporal y desde allí se aumenta o disminuye la temperatura interna en relación a las condiciones ambientales, según sea necesario para mantener la temperatura corporal a niveles constantes. Consideramos que una persona se encuentra dentro de un rango de temperaturas de confort cuando los mecanismos de termorregulación del cuerpo no tienen que intervenir durante una actividad sedentaria que es realizada con ropa ligera.

El cuerpo tiene diversos recursos para regular su temperatura interna. Uno de ellos es el sudor, que sirve para quitar el calor excesivo del cuerpo y refrescarlo. El mecanismo de refrigeración a través del sudor se basa en un principio de la física en el que la energía térmica (calor) siempre se transmite de los cuerpos más calientes a los más fríos hasta que ambos quedan equilibrados en una misma temperatura. Es decir, que la temperatura de un cuerpo más caliente se reduce y la de un cuerpo más frío con el que está en contacto asciende hasta quedar ambos en un mismo valor de equilibrio. Por ejemplo, si una persona se sienta en una silla metálica fría, el calor del cuerpo se transmite al metal de la silla, por lo que ésta queda más caliente. Con la transpiración sucede lo mismo. Las glándulas sudoríparas segregan por los poros al sudor que absorbe energía térmica -o sea calor- de la piel y se evapora, reduciendo así la temperatura del cuerpo.

Cuando la temperatura del ambiente es demasiado alta, el cuerpo utiliza varios mecanismos para perder calor, refrescarse y adaptar su temperatura corporal a la temperatura del ambiente. Uno de estos mecanismos es la transpiración. Sin embargo, cuando la humedad del aire es muy alta significa que ya hay demasiado vapor de agua en el ambiente, se acerca a su punto de saturación y no puede absorber más vapor. Por ende, al no ser capaz de evaporarse el sudor de la piel, el cuerpo no se refrigera tan eficientemente como cuando el aire del ambiente está seco (es decir cuando hay poca humedad) y la sensación de calor es más fuerte (mayor sensación térmica a la temperatura real a causa de mucha humedad).

Como influye la humedad en la transpiracion
Cómo influye la humedad en la transpiración - Cliquear para ampliar imagen

El concepto de sensación térmica utiliza el término sensación debido al efecto o impresión que genera algo en los sentidos de una persona, mientras que el calificativo térmico se refiere a la temperatura o calor. Por consiguiente, la sensación térmica es una herramienta que se usa para determinar si las personas sentirán más frío o calor del que realmente hace, tomando en cuenta además de la temperatura, otras variable ambientales, principalmente a la humedad y la velocidad del viento.

Los sensores de temperatura del cuerpo dependen del sentido del tacto. El cuerpo humano es mucho más sensible al frío que al calor, ya que en muchas partes de la piel -en realidad bajo la superficie de la piel- hay 10 veces más receptores de frío que de calor. La temperatura que siente una persona no depende solamente de la temperatura del ambiente, sino también del balance térmico entre el cuerpo y el aire que lo rodea, donde hay diversos elementos como la humedad y el viento influyendo en esta sensación. Ya dijimos que en días calurosos si la humedad es alta, la sensación térmica -o sea la temperatura que sentimos- es mayor debido a la dificultad que tiene la transpiración para evaporarse, mientras que si la humedad del aire es baja, la piel se puede enfriar mejor gracias a una mayor evaporación del sudor, lo que nos hace sentir menos temperatura de la real y una sensación de bienestar.

Pero la sensación térmica no es un fenómeno que se manifiesta únicamente en días calurosos y que mediante la humedad aumenta la temperatura que sentimos. Existe también otra variable ambiental que nos hace percibir una temperatura distinta a la real, el viento. Solo que a diferencia de la humedad, el viento nos hace sentir una tempeatura inferior a la real. Siempre y cuando la temperatura real del aire sea inferior a aquella de la piel de los seres humanos (aproximadamente 33 ºC), el viento hará disminuir a la sensación térmica.

Las dos causas fundamentales que incrementan la pérdida de calor del cuerpo humano y que provocan la sensación de más frío del que realmente hace son:

  1. La diferencia térmica entre el aire circundante del ambiente y la piel.
  2. La velocidad del viento.

Por ejemplo, si la temperatura del ambiente es de 5 ºC y el viento sopla a 40 km/h, la sensación térmica nos hace sentir como si la temperatura fuese de -1 ºC, en otras palabras, a causa del viento, el cuerpo de 36,7 ºC de una persona pierde calor como si en el ambiente hicieran -1 ºC.
 
Como la energía térmica (calor) se transmite de los cuerpos más calientes a los más fríos, cuanto mayor es la diferencia de temperatura entre la piel y el medio ambiente, el calor pasa más rápidamente del cuerpo de la persona al aire. La diferencia se concentra en una capa de aire más caliente que la del resto del ambiente, muy fina -de apenas unos pocos milímetros de espesor- que rodea todo el cuerpo y que se llama capa límite. Esta capa aísla al cuerpo del resto de aire frío que hay en el ambiente, disminuye la diferencia térmica entre el cuerpo y el aire circundante, por lo que la persona pierde calor más despacio y siente menos frío. Si hay viento, éste reduce el espesor de la capa límite de aire que rodea al cuerpo y cuanto más fino es su grosor, mayor es la pérdida de calor por cada segundo que pasa y se siente más frío.

Capa limite de aire y sensacion termica por viento
Capa límite y sensación térmica por viento - Cliquear para ampliar imagen

El fenómeno físico que explica esta pérdida de temperatura a causa del viento se denomina convección. Se trata del mismo efecto que hace que cuando tomamos una sopa caliente, soplemos para enfriarla. El movimiento de mucho aire pasando a gran velocidad por sobre la superficie de la sopa, provoca un enfriamiento más veloz por efecto de convección. Lo mismo sucede con la menor sensación de frío que sentimos en invierno por efecto de una mayor velocidad del viento.

La convección es una propiedad de los líquidos y gases (como el aire que es un gas). Ocurre cuando un líquido o gas se calienta, las partes más calientes de éste tienden a subir por sobre el resto del líquido o gas, porque se vuelven menos densas (o sea menos pesadas por unidad de volumen) que el resto del líquido o gas.

Entonces, si se tiene un plato de sopa caliente sobre la mesa, la sopa calienta a una fina capa de aire que rodea al plato, ya que el calor pasa de la sopa caliente al aire más frío. Dicha capa de aire se eleva por estar más caliente que el resto del aire circundante y el espacio que deja al subir es inmediatamente ocupado por aire más frío. Este nuevo aire frío que reemplaza al aire que se elevó, absorbe energía térmica (calor) de la sopa y al aumentar su temperatura, también se eleva y el ciclo se repite una y otra vez hasta que la temperatura de la sopa se iguala a aquella del aire circundante (se equilibran sus temperaturas o mejor dicho se obtiene un equilibrio térmico).

Este proceso de convección puede acelerarse si aumenta la velocidad del aire que reemplaza a la capa de aire que se elevó por haberse calentado antes, por lo que el ciclo de conducción del calor de la sopa al aire circundante sucede más rápidamente. Es por eso que si uno sopla la sopa caliente, ésta se enfría más rápido. Si no fuese por el fenómeno de la convección, la sopa se mantendría caliente por más tiempo, ya que el aire no es un muy buen conductor del calor. En cambio, gracias a que cuando se calienta el aire asciende y es reemplazado por aire más frío, el proceso de enfriamiento es un poco más rápido. Pero si soplamos nuevo aire frío que empuja al aire caliente y ocupa su espacio, tomando más calor de la sopa, el ciclo se acelera y el enfriamiento es mucho más rápido.

Ejemplos de conveccion
Ejemplos de convección - Cliquear para ampliar imagen

Con la menor sensación térmica en días fríos ocurre lo mismo. Por convección, el aire del ambiente más frío que la piel de una persona, toma calor del cuerpo, se eleva y ese espacio es luego ocupado por nuevo aire frío. Si el viento sopla más rápido, el proceso se acelera como con el ejemplo de la sopa, por lo que el cuerpo pierde calor más rápidamente como si la temperatura fuese menor a la real y se siente más frío.

Sin embargo, la sensación térmica disminuye solamente cuando la temperatura del aire es inferior a la de la piel. Si por el contrario, la temperatura del aire es superior a la de la piel, como el calor siempre viaja de los cuerpos más calientes a los más fríos, sentiríamos más calor, ya que la energía térmica pasaría del aire caliente a la piel. Si la velocidad del viento más caliente que la piel es mayor, el ciclo se acelera y la energía térmica pasaría con mayor velocidad del aire ambiental al cuerpo, aumentando la sensación térmica. Pero hay que recordar bien que esto ocurre solamente cuando la temperatura del aire ambiental es mayor a la de la piel, de lo contrario el viento siempre ayuda a disminuir la sensación térmica, es decir la temperatura que sentimos.

Sensacion termica por viento
Sensación térmica por viento - Cliquear para ampliar imagen

 
Cómo calcular la sensación térmica

En 1979, Robert G. Steadman desarrolló la fórmula para obtener la sensación térmica como resultado de combinar la temperatura real del ambiente con la humedad y su influencia sobre los cuerpos de los seres humanos. El resultado obtenido se denomina heat index (índice de calor). Para calcularlo, también se tienen en cuenta diversas variables, parámetros y condiciones promedio como la presión del vapor del aire húmedo, las dimensiones y peso promedio de los seres humanos, tipo de ropa utilizada por lo general en días templados y calurosos (consiste en pantalón largo y camisa de manga corta), la temperatura promedio del cuerpo (36,7 ºC), presión de vapor del cuerpo, resistencia de la ropa a la transferencia de calor (asumiendo que en promedio están compuestas por 20% de fibra y 80% de aire), resistencia de la ropa a transferir la humedad, tasa de transpiración (asumiendo sudor uniforme que no llega a gotear por el cuerpo), cantidad de calor que se pierde por exhalación (dependiendo de la humedad se puede perder por exhalación entre 2% y 12% de calor), resistencia de la piel a transferir el calor, resistencia de la piel a la transferencia de la humedad, resistencia de la superficie de la piel a la transferencia de calor y humedad.

Cuando hay mucha humedad, la sensación térmica es superior a la temperatura del aire. En días calurosos, el valor de la sensación térmica como resultado de combinar los efectos de la humedad con la temperatura real, sirve para medir la dificultad que tienen los organismos de las personas para disipar el calor producido por el metabolismo interno y para cuantificar la mayor sensación de calor a causa del exceso de humedad. En días de baja humedad, al no estar el aire saturado de vapor de agua, se facilita la evaporación de la transpiración y el consecuente enfriamiento de la piel, por lo que la sensación térmica es menor que la temperatura real del aire e indica una mayor sensación de bienestar.

El otro factor que provoca una variación de la temperatura que sentimos es el viento. El índice que lo mide se denomina wind chill (sensación térmica por viento o enfriamiento por viento) y fue primero desarrollado por el geógrafo estadounidense Paul Siple en 1948. Ya se explicó antes que el enfriamiento por viento es causado por un fenómeno físico denominado convección. Para desarrollar el índice de sensación térmica por viento, Siple consideró el enfriamiento que se produce por efecto de la temperatura del ambiente y la velocidad del viento en un litro de agua contenida en un recipiente cilíndrico a 33 ºC.
 
La fórmula de Siple para calcular la sensación térmica por viento (wind chill) fue usada hasta 2004, cuando investigadores estadounidenses y canadienses desarrollaron un nuevo índice más realista y que se podía implementar en distintas regiones climáticas del mundo. Este es el índice de sensación térmica por viento que se utiliza en la actualidad.

La nueva fórmula, en lugar de considerar un litro de agua a 33 ºC contenida en un recipiente cilíndrico, toma en cuenta la acción del viento y la temperatura del aire sobre el rostro humano; la velocidad del viento a 1,50 metros de altura; la transferencia de calor entre la piel y el medio ambiente; un movimiento promedio de las personas caminando a 5 km/h y asume un hipotético escenario en el que es de noche con un cielo despejado, cuando la pérdida de calor de la superficie terrestre hacia las capas superiores de la atmósfera es la máxima (en noches de cielo totalmente despejado, el calor acumulado durante el día en la superficie terrestre por acción del Sol, se disipa más fácilmente, por lo que hace más frío que en noches nubladas).
 
Cálculo de la sensación térmica en días calurosos

A continuación, se ofrecen dos tablas para calcular la sensación térmica en días calurosos (heat index o índice de sensación térmica por calor). La primera tabla muestra los efectos de la humedad y la segunda tabla los efectos del viento.

Para calcular la sensación térmica en días calurosos, primero hay que seleccionar la fila de la temperatura real del aire (las temperaturas están en la columna izquierda) y de allí hay que dirigirse hasta el cruce con la humedad correspondiente (los valores de humedad están en la fila superior).
 
Una vez obtenido el valor de la sensación térmica por humedad, pasamos a la segunda tabla para calcular una posible disminución o un posible aumento de la sensación térmica por efectos de la velocidad del viento. Si por ejemplo, la temperatura es inferior a 34 ºC y el viento es fuerte, la sensación térmica disminuye por acción del viento. Si la temperatura es superior a 35 ºC y el viento es fuerte, la sensación térmica aumenta por acción del viento (la razón de este fenómeno se explicó más arriba).

Tabla 1: Sensación térmica por efecto de la humedad

TEMPERATURA
(º C)

0

5

10

15

20

25

30

35

40

45

50

55

60

65

70

75

80

85

90

95

100

20

16

16

17

17

17

18

18

19

19

19

19

19

20

20

20

21

21

21

21

21

21

21

18

18

18

19

19

19

19

19

20

20

20

20

21

21

21

22

22

22

22

22

23

22

19

19

19

20

20

20

20

20

21

21

21

21

22

22

22

22

23

23

23

23

24

23

20

20

20

20

21

21

22

22

22

23

23

23

23

24

24

24

24

24

24

25

25

24

21

21

22

22

22

22

23

23

23

24

24

24

24

25

25

25

25

26

26

26

26

25

22

23

23

23

24

24

24

24

24

24

25

25

25

26

26

26

27

27

27

28

28

26

24

24

24

24

25

25

25

26

26

26

26

27

27

27

27

28

28

29

29

29

30

27

25

25

25

25

26

26

26

27

27

27

27

28

28

29

29

30

30

31

31

31

33

28

26

26

26

26

27

27

27

28

28

28

29

29

29

30

31

32

32

33

34

34

36

29

26

26

27

27

27

28

29

29

29

29

30

30

31

33

33

34

35

35

37

38

40

30

27

27

28

28

28

28

29

29

30

30

31

32

33

34

35

36

37

39

40

41

45

31

28

28

29

29

29

29

30

31

31

31

33

34

35

36

37

39

40

41

45

45

50

32

29

29

29

29

30

31

31

33

33

34

35

35

37

39

40

42

44

45

51

51

55

33

29

29

30

30

31

33

33

34

34

35

36

38

39

42

43

45

49

49

53

54

55

34

30

30

31

31

32

34

34

35

36

37

38

41

42

44

47

48

50

52

55

   

35

31

32

32

32

33

35

35

37

37

40

40

44

45

47

51

52

55

       

36

32

33

33

34

35

36

37

39

39

42

43

46

49

50

54

55

         

37

32

33

34

35

36

38

38

41

41

44

46

49

51

55

             

38

33

34

35

36

37

39

40

43

44

47

49

51

55

               

39

34

35

36

37

38

41

41

44

46

50

50

55

                 

40

35

36

37

39

40

43

43

47

49

53

55

                   

41

35

36

38

40

41

44

45

49

50

55

                     

42

36

37

39

41

42

45

47

50

52

55

                     

43

37

38

40

42

44

47

49

53

55

                       

44

38

39

41

44

45

49

52

55

                         

45

38

40

42

45

47

50

54

55

                         

46

39

41

43

45

49

51

55

                           

47

40

42

44

47

51

54

55

                           

48

41

43

45

49

53

55

                             

49

42

45

47

50

54

55

                             

50

42

45

48

50

55

                               

 

Precaución: Si se realiza demasiada actividad física es posible fatigarse y se podrían generar calambres por calor
Extrema precaución: Posibles calambres o agotamiento por calor. Demasiada actividad física puede provocar hipertermia
Peligro: Son muy probables los calambres y agotamiento por calor. Es muy probable padecer una hipertermia

 
Tabla 2: Reducción o incremento de la sensación térmica en días calurosos por efecto del viento

 

 

Temperatura (ºC)

Velocidad del viento menor a 12,5 km/h

Velocidad del viento entre 12,5 y 21,5 km/h

Velocidad del viento entre 21,5 y 36 km/h

Velocidad del viento entre 36 y 50 km/h

Velocidad del viento superior a 50 km/h

20

0

-1

-3

-4

-4

21

0

-1

-3

-4

-4

22

0

-1

-2

-3

-4

23

0

-1

-2

-3

-4

24

0

-1

-2

-3

-4

25

0

-1

-2

-3

-4

26

0

-1

-2

-3

-3

27

0

-1

-2

-3

-3

28

0

-1

-2

-3

-3

29

0

0

-1

-2

-3

30

0

0

-1

-2

-2

31

0

0

-1

-2

-2

32

0

0

-1

-1

-1

33

0

0

0

-1

-1

34

0

0

0

0

0

35

0

0

0

0

+1

36

0

0

0

+1

+1

37

0

0

0

+1

+2

38

0

0

0

+1

+2

39

0

0

+1

+2

+2

40

0

0

+1

+2

+3

41

0

0

+1

+2

+3

42

0

0

+1

+2

+3

43

0

0

+1

+2

+3

44

0

0

+1

+2

+3

45

0

0

+1

+2

+3

46

0

0

+1

+2

+3

47

0

0

+1

+2

+3

48

0

0

+1

+2

+3

49

0

0

+1

+2

+3

50

0

0

0

+2

+3

Veamos algunos ejemplos:

Ejemplo 1 - Para conocer la sensación térmica en un día caluroso con temperatura de 30 ºC, debemos averiguar la humedad del aire y la velocidad del viento. Si hallamos que la humedad es de 55% y la velocidad del viento de 23 km/h, debemos realizar los siguientes dos pasos:

  1. Buscamos en la Tabla 1 la sensación térmica correspondiente al cruce entre los 30 ºC (columna izquierda) y la humedad del 55% (fila de arriba) y obtenemos un valor de 32 ºC.
  2. A continuación, buscamos en la columna izquierda de la Tabla 2 el valor de 32 ºC y nos movemos hasta la columna correspondiente a velocidades del viento de entre 21,5 y 36 km/h y encontramos que cuando la sensación térmica por humedad es de 32 ºC, un viento con velocidad de 23 km/h reduce a la sensación térmica en 1 ºC.

Por lo tanto, en un día con temperatura de 30 ºC, humedad de 55% y velocidad del viento de 23 km/h, la sensación térmica es de 31 ºC.
---------------------------------------------------------------------------------------------
 
Ejemplo 2 - Para conocer la sensación térmica en un día caluroso con temperatura de 36 ºC, debemos averiguar la humedad del aire y la velocidad del viento. Si hallamos que la humedad es de 45% y la velocidad del viento de 40 km/h, debemos realizar los siguientes dos pasos:

  1. Buscamos en la Tabla 1 la sensación térmica correspondiente al cruce entre los 36 ºC (columna izquierda) y la humedad del 45% (fila de arriba) y obtenemos un valor de 42 ºC.
  2. A continuación, buscamos en la columna izquierda de la Tabla 2 el valor de 42 ºC y nos movemos hasta la columna correspondiente a velocidades del viento de entre 36 y 50 km/h y encontramos que cuando la sensación térmica por humedad es de 42 ºC, un viento con velocidad de 40 km/h aumenta a la sensación térmica en 2 ºC (cuando la sensación térmica es superior a la temperatura de la piel, el viento en lugar de reducirla la aumenta).

Por lo tanto, en un día con temperatura de 36 ºC, humedad de 45% y velocidad del viento de 40 km/h, la sensación térmica es de 44 ºC.
---------------------------------------------------------------------------------------------
 
Ejemplo 3 - Para conocer la sensación térmica en un día caluroso y muy húmedo con temperatura de 27 ºC, debemos averiguar la humedad del aire y la velocidad del viento. Si hallamos que la humedad es de 95% y la velocidad del viento de 2 km/h, debemos realizar los siguientes dos pasos:

  1. Buscamos en la Tabla 1 la sensación térmica correspondiente al cruce entre los 27 ºC (columna izquierda) y la humedad del 95% (fila de arriba) y obtenemos un valor de 31 ºC.
  2. A continuación, buscamos en la columna izquierda de la Tabla 2 el valor de 31 ºC y nos movemos hasta la columna correspondiente a velocidades del viento menores a 12,5 km/h y encontramos que cuando la sensación térmica por humedad es de 31 ºC, un viento con velocidad de 2 km/h ni reduce ni aumenta a la sensación térmica.

Por lo tanto, en un día con temperatura de 27 ºC, humedad de 95% y velocidad del viento de 2 km/h, la sensación térmica es de 31 ºC.
---------------------------------------------------------------------------------------------
     
Cálculo de la sensación térmica en días fríos

En esta parte se ofrece una tabla para calcular la sensación térmica en días fríos a causa del viento (wind chill o sensación térmica por viento).

Para calcular la sensación térmica en días fríos, primero hay que seleccionar la temperatura real del aire (las temperaturas están en la fila superior) y de allí hay que dirigirse hasta el cruce con la velocidad del viento correspondiente (los valores de la velocidad del viento están en la columna de la izquierda).

Las temperaturas están indicadas en ºC y las velocidades del viento tomado a 10 metros de altura están indicadas en kilómetros por hora.

Sensacion termica por viento
Cliquear para ampliar la tabla

Veamos algunos ejemplos:
 

Ejemplo 1 - Para conocer la sensación térmica en un día frío con temperatura de 10 ºC, debemos averiguar la velocidad del viento. Si hallamos que la velocidad del viento es de 22 km/h, debemos realizar lo siguiente:

  1. Buscamos en la tabla la sensación térmica correspondiente al cruce entre los 10 ºC (fila superior) y la velocidad del viento de 22 km/h (columna izquierda) y obtenemos un valor de 7 ºC.

Por lo tanto, en un día con temperatura de 10 ºC y velocidad del viento de 22 km/h, la sensación térmica es de 7 ºC.
---------------------------------------------------------------------------------------------
 
Ejemplo 2 - Para conocer la sensación térmica en un día frío con temperatura de 0 ºC, debemos averiguar la velocidad del viento. Si hallamos que la velocidad del viento es de 10 km/h, debemos realizar lo siguiente:

  1. Buscamos en la tabla la sensación térmica correspondiente al cruce entre los 0 ºC (fila superior) y la velocidad del viento de 10 km/h (columna izquierda) y obtenemos un valor de -3 ºC.

Por lo tanto, en un día con temperatura de 0 ºC y velocidad del viento de 10 km/h, la sensación térmica es de -3 ºC.
---------------------------------------------------------------------------------------------
 
Ejemplo 3 -
Para conocer la sensación térmica en un día muy frío con temperatura de -22 ºC, debemos averiguar la velocidad del viento. Si hallamos que la velocidad del viento es de 48 km/h, debemos realizar lo siguiente:

  1. Buscamos en la tabla la sensación térmica correspondiente al cruce entre los -22 ºC (fila superior) y la velocidad del viento de 48 km/h (columna izquierda) y obtenemos un valor de -38 ºC.

Por lo tanto, en un día con temperatura de -22 ºC y velocidad del viento de 48 km/h, la sensación térmica es de -38 ºC.
---------------------------------------------------------------------------------------------
 

Fórmulas para obtener la sensación térmica

En caso de no encontrar en las tablas anteriores los valores específicos de temperatura, humedad y velocidad del viento que buscan para obtener la sensación térmica en días calurosos (heat index o índice de calor), a continuación se brinda la fórmula para calcularla y con la que se han obtenido los valores indicados en las tablas anteriores:

Índice de calor o Sensación térmica por humedad = -42,379 + (2,04901523 x T) + (10,14333127 x H) - (0,22475541 x T x H) - (6,83783 x 10-3x T2) - (5,481717 x 10-2x H2) + (1,22874 x 10-3x T2x H) + (8,5282 x 10-4x T x H2) - (1,99 x 10-6x T2x H2)

Donde T es la temperatura en ºF (grados Fahrenheit) y H es la humedad en % (porcentaje). Simplemente, reemplacen la T y la H con los valores de temperatura (en grados Fahrenheit) y humedad.

La fórmula para pasar de grados Celsius a Fahrenheit es la siguiente:

1 Fahrenheit = 1,8 x (Temperatura en ºC) + 32
   
Veamos un ejemplo:

Si la temperatura es de 29,7 ºC y la humedad de 97%, primero debemos pasar la temperatura de grados Celsius a Fahrenheit.

(29,7 ºC x 1,8) + 32 = 85,46 ºF

A continuación aplicamos la fórmula para obtener la sensación térmica por humedad.

-42,379 + (2,04901523 x 85,46) + (10,14333127 x 97) - (0,22475541 x 85,46 x 97) - (6,83783 x 10-3 x 85,462) - (5,481717 x 10-2 x 972) + (1,22874 x 10-3 x 85,462 x 97) + (8,5282 x 10-4 x 85,46 x 972) - (1,99 x 10-6 x 85,462 x 972) =

-42,379 + 175,1088415558 + 983,90313319 - 1863,1369418442 - 49,939486940828 - 515,77475253 + 870,477415030248 + 685,7467116548 - 136,748421491356 = 107,257498624464

Ahora redondeamos el valor obtenido y lo pasamos de grados Fahrenheit a Celsius.

(107,26 ºF - 32) / 1,8 = 41,81 ºC

Por lo tanto, si la temperatura es de 29,7 ºC y la humedad de 97% obtenemos un valor de 41,81 ºC.

Hay que aclarar que esta fórmula sirve para obtener solamente la sensación térmica en función de la humedad sin tener en cuenta la velocidad del viento. Es decir que nos da los resultados de la primera tabla que se mostró arriba para averiguar el índice de calor (heat index). Además hay que dejar bien claro que no sirve para temperaturas bajas como por ejemplo 19 ºC.
-----------------------------------------------------------------------------------------
   
En caso de no encuentrar en las tablas anteriores los valores específicos de temperatura y velocidad del viento que buscan para obtener la sensación térmica en días fríos (wind chill o sensación térmica por viento), a continuación se brinda la fórmula para calcularla y con la que se han obtenido los valores indicados en la última tabla:

Sensación térmica por viento = 13,12 + (0,6215 x T) – (11,37 x V 0,16) + (0,3965 x T x V 0,16)

Donde T es la temperatura en ºC y V la velocidad del viento en kilómetros por hora.
 
Veamos un ejemplo:

Si la temperatura es de 5 ºC y la velocidad del viento de 23 km/h aplicamos la fórmula para obtener la sensación térmica por viento.

13,12 + (0,6215 x 5) - (11,37 x 230,16) + (0,3965 x 5 x 230,16) =

13,12 + 3,1075 - 18,78 + 3,27 = 0,72 ºC

Por lo tanto, si la temperatura es de 5 ºC y la velocidad del viento de 23 km/h, la sensación térmica es de 0,72 ºC.

Se puede usar una calculadora o incluso la calculadora del sistema operativo para hallar la sensación térmica a través de estas fórmulas.
 
 

Fuentes de información


3 people like this

Share
Photo Gallery

Suggested posts
Follow Youbioit






Comments

Yo uso el termostato, es lo

Yo uso el termostato, es lo más fácil. 

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.