Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Qué son los linfocitos y cómo funcionan


Be the first to like it


<< Volver a Qué son los glóbulos blancos y cómo funcionan - (Qué es la sangre y cómo funciona Parte 2)

Cuando ninguno de los mecanismos de defensa del sistema inmunitario innato descritos en el capítulo anterior, es decir de la segunda línea de defensa del cuerpo, son suficientes para combatir a los antígenos, se requiere que entre en acción la tercera línea de defensa del sistema inmunitario, el sistema inmunitario adquirido, las tropas de elite del cuerpo. Los principales soldados del sistema inmunitario adquirido (también conocido con el nombre de sistema inmunitario adaptativo) son los linfocitos.

  
Los linfocitos son células complejas que dirigen al sistema inmunitario del cuerpo humano. Son un tipo de glóbulo blanco (es decir un tipo de leucocito) y se dividen en linfocitos B y linfocitos T. Los linfocitos T nacen en la médula ósea a partir de células madre hematopoyéticas y luego viajan hasta el timo (un órgano situado en el pecho detrás del esternón) donde maduran. En cambio, los linfocitos B nacen y maduran en la médula ósea.

Los linfocitos T son los responsables de la inmunidad celular, es decir la respuesta inmune llevada a cabo por células (o sea glóbulos blancos) ante la invasión de bacterias y virus. En cambio, los linfocitos B son los responsables de la inmunidad humoral. La inmunidad humoral se refiere a la respuesta inmune llevada a cabo por moléculas como los anticuerpos (también llamados inmunoglobulinas o de forma abreviada Ig) y moléculas del sistema del complemento (un sistema adicional que ayuda al sistema inmunitario a combatir a antígenos en mecanismos como la inflamación y la fagocitosis).

Todo elemento ajeno al organismo de una persona se denomina antígeno. Se llama así porque sus genes son distintos a los genes de la persona. Ejemplos de antígenos incluyen a bacterias invasoras o virus. Es por eso que cada vez que un elemento que el organismo no reconoce genéticamente como propio, ingresa al cuerpo, el sistema inmunitario se activa inmediatamente para expulsarlo.
  
Si hacemos una analogía con el mundo del ejército, podemos considerar a los glóbulos blancos como todos los efectivos que forman parte de un ejército (o sea, tanto los soldados de todos los rangos, así como los líderes del ejército). Mientras que los neutrófilos vienen a ser soldados de batalla, los linfocitos pueden considerarse como los jefes de batallones de elite que dirigen cada una de las operaciones. A su vez, los anticuerpos y moléculas del sistema del complemento pueden considerarse como armamentos sofisticados que asisten a los glóbulos blancos y les hacen más fácil el combate contra los antígenos.
  
Aproximadamente, el 75% de los linfocitos son del tipo linfocitos T. Los linfocitos se diferencian de los demás glóbulos blancos en que recuerdan y pueden reconocer a tipos de bacterias y virus a través del tiempo. Por ejemplo, si alguna vez un tipo de bacteria invadió al cuerpo y fue destruida, y luego de varios años este mismo tipo de bacteria vuelve a invadir al cuerpo, los linfocitos T pueden reconocerla y aplicar los mismos mecanismos de defensa que aplicaron durante la primera invasión. Es por este motivo que si por ejemplo una persona alguna vez sufrió sarampión, los linfocitos recordarán para siempre al virus del sarampión y no volverá a padecer esa enfermedad, ya que el sistema inmunitario adquirido ya sabe cómo vencer a dicho virus.

Los linfocitos pasan continuamente de un lado al otro entre la sangre, el tejido linfático y la linfa (el líquido que circula por los vasos linfáticos). Cuando los linfocitos se encuentran en el torrente sanguíneo pueden permanecer allí por varias horas. Cada linfocito puede vivir semanas, meses o incluso años.

Recién se mencionaron el tejido linfático y los vasos linfáticos. Si bien este no es un artículo dedicado al sistema linfático, en forma resumida se puede decir que el sistema linfático consiste en una red de vasos linfáticostejidos linfáticos y órganos linfáticos. El sistema linfático es el encargado de devolver a la sangre al fluido que se pierde cuando el plasma sanguíneo atraviesa las paredes de los capilares sanguíneos para viajar entre las células en el intersticio celular y llevarles oxígeno, glucosa, aminoácidos y otros nutrientes a las células que forman a los tejidos de los órganos del cuerpo. Este plasma sanguíneo cuando atraviesa las paredes de los capilares, pierde gran cantidad de su concentración de proteínas y pasa a llamarse líquido intersticial. A pesar que gran parte de este líquido vuelve rápidamente al torrente sanguíneo, una parte de él se queda en los tejidos y debe ser recolectado por el sistema linfático que lo transporta por los vasos linfáticos y lo devuelve al torrente sanguíneo, evitando así un desbalance de líquidos en el cuerpo que podría causar la muerte.

Cuando el líquido que se devuelve al torrente sanguíneo circula por los vasos linfáticos se lo denomina linfa. Cada tanto, los vasos linfáticos son interrumpidos por pequeños nodos de tejido linfático llamados nódulos linfáticos, donde la linfa es filtrada y liberada de materiales extraños y de microorganismos que pueden generar infecciones. Así, cuando el líquido vuelve al torrente sanguíneo está totalmente limpio y libre de antígenos.

Relacion entre el sistema circulatorio y el sistema linfatico
Relación entre el sistema circulatorio y el sistema linfático - Cliquear para ampliar imagen

Además de servir como red de drenaje para devolver el líquido perdido al torrente sanguíneo, el sistema linfático también es el encargado de producir linfocitos en sus órganos, más precisamente en la médula ósea que se considera como parte del sistema linfático. Los linfocitos T luego maduran en otro órgano que también se considera parte del sistema linfático, el timo (situado en el pecho justo detrás del esternón). Es justamente en la corteza del timo donde los linfocitos T se desarrollan y diferencian en sus distintos tipos. En cambio, como ya se mencionó, los linfocitos B nacen y maduran en la médula ósea.

Existen distintos tipos de linfocitos T. Cada uno de estos tipos de linfocitos T realiza funciones específicas:

  • Linfocitos T colaboradores: Son los encargados de dirigir al resto del sistema inmune, es decir al resto de las células del sistema inmune, mediante la liberación de moléculas de una sustancia llamada citocina (recordemos que las citocinas son proteínas utilizadas como medio de comunicación entre las distintas células del sistema inmunitario). Además, los linfocitos T colaboradores tienen en su membrana celular unas proteínas llamadas CD4. Las citocinas que liberan los linfocitos T colaboradores estimulan a los linfocitos B a que produzcan células plasmáticas, a partir de las cuales se forman anticuerpos. Las citocinas producidas por los linfocitos T colaboradores también estimulan la producción de linfocitos T citotóxicos y de linfocitos T reguladores. Asimismo, las citocinas producidas por los linfocitos T colaboradores activan a los macrófagos. Precisamente, el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) es la enfermedad a través de la cual el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) ataca y destruye a los linfocitos T colaboradores, algo que puede tener resultados muy perjudiciales para el cuerpo, ya que se trata de las células encargadas de dirigir al sistema inmunitario.
      
  • Linfocitos T citotóxicos: Liberan sustancias químicas capaces de destruir a células invadidas por antígenos, es decir a células del cuerpo infectadas por antígenos invasores.
      
  • Linfocitos T de memoria: Durante la exposición a antígenos invasores en una infección, se activan linfocitos T que pueden atacar a antígenos específicos de dicha infección. Una vez que los antígenos son vencidos, la mayoría de estos linfocitos T se mueren porque ya no son necesario. Sin embargo, algunos sobreviven en la forma de linfocitos T de memoria, para poder recordar y reconocer a este tipo específico de antígeno en caso de una nueva exposición a él en el futuro. La existencia de linfocitos T de memoria que pueden recordar a un determinado tipo de antígeno, permite la rápida respuesta ante un caso de nueva exposición a dicho antígeno. Justamente, son los linfocitos T de memorialos responsables de hacer que la vacunación sea un método tan efectivo para combatir a enfermedades, ya que la vacunación consiste en exponer al cuerpo a determinados antígenos de una enfermedad que la persona aún no ha tenido, para la generación de linfocitos T de memoria (aunque estos antígenos se encuentran muertos o debilitados para no enfermar a la persona). Luego, si la persona alguna vez es infectada por este mismo antígeno, ya cuenta con los linfocitos T de memoria específicos que pueden reconocerlo rápidamente y combatirlo efectivamente. Por ejemplo, la vacuna de una enfermedad determinada consiste en inyectar al virus debilitado de dicha enfermedad en una persona, luego el sistema inmunitario reacciona como si se tratase de la verdadera enfermedad, destruyendo al virus debilitado (se podría decir que es como un ejercicio de entrenamiento del sistema inmunitario), esto deja como resultado la producción de linfocitos T de memoria que recordarán y reconocerán a ese virus específico en caso de darse en el futuro una infección real por parte de ese tipo de virus.
      
  • Linfocitos T reguladores: Se encargan de suprimir la respuesta inmune una vez que ya no es necesaria, para evitar que se salga de control y destruya a células saludables del cuerpo.

  
Siguiendo con la analogía del ejército, podríamos comparar a los linfocitos T colaboradores con los generales del ejército del sistema inmunitario que dirigen todo. Los linfocitos T de memoria vienen a ser los jefes de inteligencia, ya que tienen la información necesaria para reconocer a viejos enemigos (antígenos) que ya atacaron al cuerpo. Los linfocitos T citotóxicos forman tropas que cumplen un rol bastante sucio, ya que se encargan de destruir a células del propio cuerpo que están invadidas por antígenos, para evitar así su dispersión. Los linfocitos T reguladores son como los capitanes de batallón que dan la orden de retirada cuando el enemigo ha sido derrotado, es decir, suprime la activación de linfocitos T, para evitar que ataquen a células sanas del cuerpo y la situación se salga de control.

Los linfocitos B dan origen a las células plasmáticas cuando se exponen a organismos invasores o cuando son activados por los linfocitos T colaboradores a través de la citocina que liberan estos últimos (eso ya se explicó arriba). Las células plasmáticas luego producen anticuerpos. A través de las células plasmáticas, los linfocitos B producen una gran cantidad de anticuerpos (también conocidos con el nombre de Inmunoglobulinasy de forma abreviada Ig). Existen cinco tipos de inmunoglobulinas o anticuerpos: IgG, IgM, IgE, IgA, e IgD. Los anticuerpos son moléculas con forma de letra Y con un segmento o pata variable, que según cambia, sirve para unirse a un antígeno diferente. En función de ese segmento variable, cada anticuerpo puede unirse a un antígeno específico. Al unirse a un antígeno, el anticuerpo puede dañar, neutralizar o romper al antígeno. Los anticuerpos, también activan al sistema del complemento (un sistema adicional que ayuda al sistema inmunitario a combatir a antígenos invasores).

El sistema del complemento consiste en una serie de enzimas que ayudan o complementan a los anticuerpos y a otros componentes del sistema inmunitario en la destrucción del antígeno invasor, atrayendo y activando a neutrófilos y macrófagos, neutralizando a virus, y causando el rompimiento de organismos invasores. 

También existen las células B de memoria que pueden recordar a antígenos específicos, y en caso de una nueva infección llevada a cabo por ese mismo tipo de antígenos, puede iniciar una respuesta rápida y la inmediata producción de anticuerpos específicos para combatir a ese tipo específico de antígeno.
  
  
Fuentes de información:


Be the first to like it

Share
Related Articles

Photo Gallery
Photoalbum: 

Cómo funciona la sangre


Suggested posts
Follow Youbioit






Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.