Home

      Comment post English
x

Select your language

EnglishEspañol

Satélites de Brasil


Be the first to like it


Artículo actualizado por última vez el 25 de junio de 2019
 
Brasil siempre fue un país fuertemente vinculado al fútbol, y en materia de satélites sería una de las causas que hicieron plantearse a ese país la posibilidad de contar con su propio satélite. Brasil era uno de los países miembros de la organización de satélites intergubernamental Intelsat, que podía hacer uso -cuando estuviese disponible- de alguno de los satélites de dicha constelación (Intelsat fue un consorcio de administración intergubernamental, creado en el año 1964 y que hasta el 2001 -cuando fue privatizado- estaba formado por países miembros que hacia el año 2000 llegaron a ser 144). Sin embargo, en 1982 el pueblo brasileño no pudo ver la clasificación de su selección de fútbol para el Mundial de España de aquel mismo año, ya que no se pudo conseguir un espacio de transmisión por TV a través de satélites de Intelsat, así que que solamente se transmitió el relato, pero sin las imágenes. Por lo tanto, el Gobierno pensó que era hora de tener un satélite propio, al menos para ver fútbol.

 
El estado brasileño encargó a la empresa canadiense de soluciones aeroespaciales Spar Aerospace (empresa que ya no existe), la construcción de dos satélites, el Brasilsat A1 y el Brasilsat A2. El A1 fue lanzado el 8 de febrero de 1985 desde el Puerto Espacial Kourou de Guayana Francesa, mientras que el A2 fue lanzado el 28 de marzo de 1986, también desde el mismo lugar en Guayana Francesa. Ambos tenían una masa de 671 kg. Los dos brindaban servicios de comunicaciones en telefonía, radiodifusión, transmisión de señales televisivas en vivo y transmisión de datos. El Brasilsat A1 tuvo una vida que se extendió hasta 2002, mientras que la del Brasilsat A2 se prolongó hasta el 2004. De esta forma, en 1985 Brasil se convirtió en el primer país de Latinoamérica en tener su propio satélite.

El 22 de enero de 1990 fue lanzado el satélite Dove-OSCAR 17, construido en los laboratorios de AMSAT en Boulder, Colorado, Estados Unidos de América por encargo de radioaficionados de AMSAT Brasil.

El 9 de febrero de 1993 se produjo el lanzamiento del satélite SCD 1 (Satélite de Coleta de Dados 1, que significa Satélite de Recopilación de Datos 1) desde el Centro Espacial Kennedy en Estados Unidos de América. Se trata del primer satélite construido en Brasil. Desarrollado por INPE (Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais, que significa Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales), tiene una masa de 115 kg y su órbita se encuentra entre 719,9 y 781,4 kilómetros de altura. Con una velocidad de aproximadamente 27.000 km/h, su período es de alrededor de 99,7 minutos (el período orbital es el tiempo en que tarda un objeto en completar una vuelta alrededor del planeta).
 
Luego se encargó la construcción de los satélites BrasilSat-B1, BrasilSat-B2, BrasilSat-B3 y BrasilSat-B5 a la empresa estadounidense de soluciones aeroespaciales Hughes Electronics Corporation, aunque con participación de ingenieros brasileños en el proyecto de desarrollo. Los BrasilSat de la serie B tenían más masa y eran de mayor potencia que los dos de la generación anterior (serie A) y su principal objetivo era sustituir los servicios de comunicaciones brindados por el A1 y el A2. El BrasilSat-B1 fue lanzado el 10 de agosto de 1994 desde el Puerto Espacial Kourou en Guayana Francesa. El BrasiSat-B2 fue lanzado también desde Guayana Francesa, el 29 de marzo de 1995. Luego, en 1998 lanzaron al BrasilSat-B3, para cubrir las necesidades de la región amazónica. Finalmente, el 16 de agosto de 2000 fue el turno del BrasilSat-B4. Tanto el BrasilSat-B3 como el BrasilSat-B4 fueron lanzados desde Kourou, en Guayana Francesa.

El 23 de octubre de 1998 lanzaron desde el Centro Espacial Kennedy en Estados Unidos de América, al segundo satélite fabricado en Brasil, el SCD-2. Desarrollado por INPE, fue colocado en una órbita de entre 733 y 757 kilómetros de altura.

En octubre 14 de 1999, fue lanzado en un cohete Long March 4 desde el Centro Espacial Taiyaun en China, el tercer satélite construido en Brasil, el SACI-1 (Satélite de Aplicações Científicas). El SACI-1 fue diseñado, ensamblado y testeado por INPE. Se trataba de un microsatélite de 60 kg destinado a analizar el entorno espacial cercano o circundante a la Tierra. Pero a pesar de haber sido colocado correctamente en su órbita de aproximadamente 778 kilómetros de altura, no se logró la comunicación con la estación terrena.
 
En 1998, la empresa de telecomunicaciones Embratel, encargada de administrar a los satélites brasileños, fue privatizada y vendida a la compañía estadounidence de telecomunicaciones MCI, (la cual quebró en 2003, por lo que desde entonces pasó a manos de la mexicana TelMex). En el año 2000, el área de satélites de Embratel adquirió nombre de empresa independiente, pasándose a llamar Star One. El 19,99% de Star One pertenecía a SES S.A. (empresa internacional con sede en Betzdorf, Luxemburgo). En 2014, Star One fue rebautizada Embratel Star One.


En junio de 2003, Star One encargó a la compañía de soluciones aeroespaciales Alcatel Alenia Aerospace, la fabricación de los satélites de comunicaciones Star One C1 y Star One C2, con el objetivo de reemplazar al BrasilSat-B2, y brindar servicios de Internet de alta velocidad a todo el territorio brasileño (con el C1). Ambos con una masa de 4100 kg y una vida útil pronosticada de 15 años, fueron colocados en órbita geoestacionaria. El lanzamiento del Star One C1 ocurrió el 31 de agosto de 2007 desde el Puerto Espacial Kourou en guayana Francesa. El lanzamiento del Star One C2 se llevó a cabo el 18 de abril de 2008, también desde Guayana Francesa, y cubre todo el territorio latinoamericano y partes del sur de Estados Unidos.
 
En marzo de 2010, Star One encargó a la empresa estadounidense de soluciones aeroespaciales Orbital Sciences Corporation, la construcción del satélite Star One C3 para sustituir al BrasilSat B3 y cubrir las necesidades en lo que respecta a comunicaciones de la región amazónica. Con un costo de US$ 260 millones y una vida útil pronosticada de 15 años, el C3 fue lanzado el 10 de noviembre de 2012 desde el Puerto Espacial Kourou en Guayana Francesa.

El 19 de junio de 2014 se produjo el lanzamiento del primer nanosatélite brasileño de formato CubeSat, desde Oremburgo, Rusia. Su tamaño es de 10 cm x 10 cm x 11,3 cm y tiene una masa de 1,33 kg. Fue desarrollado por el Centro Regional Sur de Investigaciones Espaciales (perteneciente a INPE) y la Universidad Federal de Santa María. La estructura del satélite consiste en un kit comprado a la compañía neerlandesa de soluciones satelitales Innovative Solutions In Space BV (especializada en satélites de pequeñas dimensiones), mientras que el interior, es decir la carga útil del nanosatélite, fue desarrollada en Brasil.

El 15 de julio de 2015 se produjo el lanzamiento del Star One C4 desde el Puerto Espacial Kourou en Guayana Francesa, y su colocación en órbita geoestacionaria. Se trata de un satélite de comunicaciones de 5635 kg y una vida útil de aproximadamente 15 años. Brinda servicios de transmisión de señales de telefonía, televisión, radio, datos e Internet. Fue fabricado por la compañía estadounidense SSL, susidiaria de Maxar Technologies.


Otro satélite de Embratel Star One -esta vez, uno que dio inicio a la cuarta generación de satélites Embratel Star One, la familia D-, es el Star One D1. Construido por la compañía estadounidense SSL, este satélite de aproximadamente 6300 kg fue lanzado el 21 de diciembre de 2016 desde Kourou en Guayana Francesa, a bordo de un cohete Ariane 5, y colocado en órbita geoestacionaria. Este satélite de comunicaciones requirió una inversión de más de US$ 400 millones.

El proyecto del Satélite Geoestacionario de Defensa y Comunicaciones Estratégicas (SGDC 1), fabricado a partir de 2013 por la empresa francoitaliana de soluciones aeroespaciales Thales Alenia Space, y administrado por Visiona Tecnología Espacial (una empresa creada en forma conjunta por la compañía de telecomunicaciones Telebras y la fabricante de aviones Embraer, ambas brasileñas) por un costo de entre 600 y 700 millones de dólares, fue lanzado el 4 de mayo de 2017 desde Kourou en Guayana Francesa y colocado en órbita geoestacionaria. Con una masa de aproximadamente 5700 kg, este satélite de comunicaciones permite el acceso a Internet en zonas remotas de Brasil y en comunidades donde de otra forma la conectividad sería muy difícil de lograr.
 

Programa de satélites CBERS

Desde el año 1988, Brasil y China han trabajado en forma conjunta en el desarrollo de una serie de satélites de observación terrestre, a través del programa CBERS (China Brazil Earth Resources Satellite, que significa Satélite de Recursos Terrestres de China y Brasil). Hasta junio de 2019 se han lanzado y puesto en órbita exitosamente cuatro satélites de este programa binacional: CBERS-1 (14 de octubre de 1999), CBERS-2 (21 de octubre de 2003), CBERS-2B (19 de septiembre de 2007) y CBERS-4 (7 de diciembre de 2014). El 9 de diciembre de 2013, también fue lanzado el CBERS-3, aunque una falla en el cohete provocó la pérdida del satélite. Todos los satélites CBERS fueron construidos de manera conjunta por la Academia China de Tecnología Espacial e INPE, fueron lanzados desde el Centro Espacial Taiyaun en China, y se encuentran en una órbita aproximada de 778 kilómetros de altura. Hacia junio de 2019, se estaba llevando a cabo la última etapa de construcción del CBERS-4A.

Los satélites CBERS proveen imágenes de la superficie terrestre que son utilizadas en sectores como: la agricultura, geología, estudio del medio ambiente, análisis de recursos hídricos y oceánicos, estudios forestales, entre otros.

En el caso de los satélites CBERS 1, CBERS 2 y CBERS 2B, Brasil tuvo una participación en su financiamientos del 30%, mientras que el restante 70% del financiamiento fue chino. En el caso de los CBERS 3, CBERS 4 y CBERS 4A, el financiamiento fue de un 50% para cada país.

Los satélites CBERS 1, 2 y 2B tenían masa de 1450 kg, tasa de transferencia de datos de 100 megabits por segundo (o sea 100 millones de
bits por segundo, mega es el prefijo que representa 1 millón). Los CBERS 3 y 4 eran de 2080 kg, y su tasa de transferencia de datos era de 300 megabits por segundo, el CBERS 4A tiene masa de 1980 kg y su tasa de transferencia de datos es del orden de los 900 megabits por segundo.

Por junio de 2019, continuaba la construcción en INPE del satélite Amazonia 1, un satélite de observación terrestre que estará destinado a monitorear el nivel de deforestación de la región Amazónica, así como al desarrollo agrícola diversificado en todo Brasil.
 

Cuántos satélites tiene Brasil

Hasta junio de 2019, Brasil ha tenido y puesto exitosamente en órbita 17 satélites propios (21 si se incluyen los satélites de la serie CBERS desarrollados en cooperación con China), de estos satélites, 4 fueron construidos en Brasil (8 si se incluyen los CBERS construidos junto a China). Hacia junio de 2019 se encontraba en desarrollo el satélite Amazonia 1 y el CBERS 4A (en cooperación con China). 

 
Fuentes de información:


Be the first to like it

Share
Suggested posts

Follow Youbioit