Principal

           Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Cómo son las paredes interiores de las vías aéreas

Ver en modo diapositivas

 

Cómo son las paredes interiores de las vías aéreas

 

Fotos en el album: 38

 

Cuando se fuma, lo primero que ocurre es que una mezcla de gases es liberada alrededor de los ojos, nariz y garganta. Esto ocurre dentro de los primeros segundos de encendido un cigarrillo de tabaco. Los ojos pueden incluso lagrimear si se trata de una persona muy sensible al humo, mientras que la garganta se irrita. Luego unas células con aspecto de pequeños pelitos que recubren la superficie interna de las vías respiratorias llamadas cilios, comienzan a atrapar a todas las partículas extrañas que ingresan al organismo por el aparato respiratorio y las expulsan del cuerpo, como si se tratase de los barrenderos del cuerpo que protegen al organismo de todo tipo de agente externo perjudicial manteniendo limpias las vías aéreas. El humo del tabaco paraliza e incluso destruye a los cilios que nos protegen. Sin embargo aquellos cilios que no se paralizan trabajan para expulsar a todas las partículas del humo del cigarrillo que quedan atrapadas. Es por eso que muchas veces los fumadores se despiertan tosiendo, dado que los cilios continúan trabajando juntando a todas las partículas de humo que quedaron atrapadas en los conductos aéreos del sistema respiratorio, encerrándolas en flema que queda atorada en las vías respiratorias y haciendo que la persona tenga que toser para expulsar mecánicamente del cuerpo a la flema que contiene atrapadas a estas partículas. Luego de fumado el primer cigarrillo del día los cilios que nos protegen vuelven a paralizarse, haciendo que la tos desaparezca -cuando en realidad es muy necesaria ya que ayuda a quitar a todos los agentes externos atrapados-.
 
<< Volver a Efectos del tabaco

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit