Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Ford Sweepstakes - Coche de carreras

Ver en modo diapositivas

 

Ford Sweepstakes - Coche de carreras

 

Fotos en el album: 13

 

Hacia finales del año 1900 la empresa de Henry Ford, Detroit Automobile Company estaba a punto de cerrar sus puertas (finalmente la empresa se disolvió en enero de 1901), tras producir 20 vehículos que no se vendieron muy bien. Henry Ford buscaba desarrollar un automóvil de mejor calidad pero los inversores ya no le tenían tanta confianza. La idea de Henry Ford era producir un automóvil sencillo, funcional, que pudiera producirse en masa y venderse a un precio accesible a todas las clases sociales, una especie de coche del pueblo. Se tratataba de una idea revolucionaria para la época, los automóviles aún eran una novedad y no todos querían invetir en un proyecto así; por lo que Henry Ford debía llamar la atención de inversionistas millonarios que quisieran arriesgar parte de su fortuna en las ideas de Ford.

Por aquellos tiempos generaban gran atención de la prensa los fabricantes y corredores de automóviles de carrera que desarrollaban altas velocidades (altas velocidades de la época); entre ellos el campeón en carreras de velocidad de aquellos tiempos, Alexander Winton, así como Frank Duryea, Ransom E. Olds, y corredores europeos como Henri Fournier y Fernand Charron.

Por aquel entonces las carreras eran la mejor manera para que los ingenieros y constructores de automóviles demostraran su talento a través de la velocidad y la confiabilidad de sus productos. Hacia 1901 habían más de 40 compañías fabricantes de autos con una producción total conjunta de apenas unas 4000 unidades y su esperanza de vida no variaba mucho de aquella de la Detroit Automobile Company; solamente los mejores quedarían y ese puñado de empresas que se destacarían serían aquellas que llegaron hasta nuestros días; una de ellas es la de Ford, pero debería pasar algunas pruebas primero.

Hacia finales del siglo XIX la región productora por excelencia de vehículos autopropulsados es Estados Unidos no era Detroit sino Nueva Inglaterra (al noreste del país) y la gran mayoría de los vehículos funcionaban a vapor y no a gasolina.

Henry Ford debía producir un automóvil de carreras que le permitiera destacarse y qué mejor si lograba producir el automóvil más rápido y que le ganara al campeón de la época, Alexander Winton.

Así nació el Sweepstakes; cuya construcción comenzó en mayo de 1901 en el taller de la Avenida Cass (cruce con calle Amsterdam) de la ciudad de Detroit. Junto a Ford trabajaron Oliver Barthel (ingeniero del proyecto) y Ed Huff (responsable de los sistemas eléctricos y de ignición). Además contaban con la asistencia de Ed Verlinden (tornero), Charlie Mitchell (herrero) y George Wettrick (ayudante de tornero y ensamblador de motores).

El cuerpo del automóvil estaba hecho de madera reforzada por placas de acero suspendido sobre los ejes delanteros y traseros del chasis mediante suspensiones. Las ruedas eran de la Diamond Rubber Company (que en un futuro se volvería parte de la BFGoodrich Tires). El motor era de 2 cilindros y estaba montado en el medio del vehículo hacia el lado izquierdo, debajo del asiento del conductor.

El Sweepstakes fue el automóvil en el que Henry Ford corrió su primera y única carrera la cual también ganó. De hecho la carrera fue contra el campeón del momento, Alexander Winton, el 10 de octubre de 1901, en Grosse Pointe, Michigan. Como Ford era el menos favorito ya que se enfrentaba al mejor corredores del país, su victoria representó una gran sorpresa para el público y la prensa de Michigan; además que Henry era de Michigan lo cual atraería a muchos fanáticos locales. Casi instantáneamente comenzaron a lloverle las ofertas de inversió a Ford; por lo que el Sweepstakes, este automóvil que se muestra arriba sería el pasaporte que permitiría que Henry fundara una de las empresas automotrices más grandes de la historia, la Ford Motors Company, una de las mayores responsables de poner al mundo detrás de un volante de automóvil; sin este vehículo la historia del mundo hoy hubiese sido muy distinta.

El motor era de 2 cilindros, tenía 26 caballos de fuerza y según Ford y Barthel, durante la prueba alcanzó los 115 km/h (una velocidad extremadamente alta para aquellos tiempos), y tenía un peso de aproximadamente 996 kg. Podía lograr hasta 900 RPM y tenía transmisión de 2 velocidades más reversa.

Cuando comenzó la carrera Henry Ford se quedó muy atrás inmediatamente por unos 300 metros, pero rápidamente logró recuperar la distancia perdida tocándole los talones a Winton. Luego una pequeña falla mecánica en el vehículo de Winton hizo que Ford lo superara durante su paso por la recta de la pista; fue en ese momento que el público estalló de furor. Clara, la esposa de Henry, en una carta que escribió a su hermano describió la escena de la siguiente manera: "La gente estaba como loca. Un hombre arrojó su sombrero hacia arriba y al caer comenzó a pisotearlo. Una mujer se volvió como loca se subió arriba de su asiento y comenzó a gritar ¡si tuviera 50 dólares los apostaría a Ford!".

Ford vendió el Sweepstakes en mayo de 1902 pero en 1930 lo compraría nuevamente. Hoy se encuentra en el Museo Henry Ford.

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit