Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Ford 999 - Año 1902

Ver en modo diapositivas

 

Ford 999 - Año 1902

 

Fotos en el album: 11

 

Tras la disolución de la Detroit Automobile Company en enero de 1901 y la victoria de Henry Ford en una carrera automovilística contra el campeón del momento con un automóvil construido por el propio Henry, el Sweepstakes; los inversores quedaron atraídos a los proyectos de Ford; por lo que nuevamente intentó rearmar una nueva empresa fabricante de autos, la Henry Ford Company, en noviembre de 1901. Sin embargo Ford tuvo varios desacuedos con los inversores por lo que dejó la empresa en marzo de 1902 llevándose consigo su nombre. La compañía siguió funcionando pero quedó a cargo del ingeniero Henry M. Leland, quien la rebautizaría con el nombre de Cadillac en honor a Antoine de la Mothe Cadillac, nombre del hombre que fundó la ciudad de Detroit hace más de tres siglos; pero esa es otra historia y sin duda también tendría mucho éxito ya que ese nombre se convertiría en sinónimo de automóviles de calidad.

Henry Ford por su parte en junio de 1903 fundaría finalmente la Ford Motor Company, empresa que se convertiría en una de las mayores compañías automotrices del planeta. Pero mientras tanto durante 1902 se dedicaría a diseñar y desarrollar nuevos proyectos, uno de ellos, y tras los exitosos resultados del coche de carreras Sweepstakes se abocó a la construcción de dos nuevos automóviles de carreras junto a un equipo de asistentes y del entonces campeón en ciclismo Tom Cooper, quien ahora también se dedicaba a las incipientes, y aún novedosas, carreras de automóviles.

Uno de los automóviles sería rojo y el otro amarillo; ambos tenían un enorme motor sobre un rústico chasis y carecían de carrocería. El motor era tenía 4 cilindros en línea, 18.9 L, y generaba entre 80 y 100 caballos de fuerza. No tenían suspensión trasera ni diferencial. El costo total del proyecto fue de US$ 5000.

Aunque el nombre de Ford estaba colocado en ambos automóviles, Henry Ford se retiró del proyecto dos semanas antes de la carrera vendiendo su parte a sus socios Barney Oldfield y Tom Cooper. Además rescindió el derecho de cobrar el dinero de la carrera si llegaban a ganarla aunque se reservó los derechos de seguir promocionando su nombre a través de estos vehículos para generar la atención de los inversores.

El vehículo rojo se llamó 999 por el número de matrícula de una locomotora a vapor llamada Empire State Express, la cual había roto el record de velocidad de 181,1 km/h el 10 de mayo de 1893, convirtiéndola en el primer vehículo autopropulsado construido por los seres humanos que haya superado los 160 km/h. El auto de color amarillo fue bautizado con el nombre de Arrow (flecha).

A pesar que Oldfield no tenía ninguna experiencia en carreras, aprendió a conducir y controlar bien al 999, ganando así al campeón Alexander Winton (a quien Ford había vencido un año antes). A partir de entonces el 999 lograría numerosas victorias en diferentes carreras; por lo que el nombre de Ford se vería beneficiado.

El coche de carreras amarillo, el Arrow, también participó en varias carreras con éxito aunque en septiembre de 1903 tuvo un accidente matando a su conductor, Frank Day. Tras aquel incidente Henry Ford compró nuevamente al Arrow, lo refaccionó y lo rebautizó con el nombre 999, al igual que a su coche gemelo rojo, el cual ya había sido retirado; y que tanto llamaba la atención de la prensa.

El 12 de enero de 1904, Henry Ford junto a su colaborador mecánico, Ed Huff, rompieron el hasta entonces record automovilístico en New Baltimore, Michigan, Estados Unidos al correr con el ex Arrow rebautizado 999 en una pista trazada en las aguas congeladas del Lago St Clair, alcanzando los 147,05 km/h. Este hecho traería aún más buena publicidad a la nueva compañía de Henry, la Ford Motor Company fundada en junio de 1903.

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit