Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Agricultura - 10.000 AC

Ver en modo diapositivas

 

Agricultura - 10.000 AC

 

Fotos en el album: 58

 

Aproximadamente en el 15.000 AC (hace unos 17.000 años), comenzaron a domesticarse los primeros animales, y alrededor del 10.000 AC (hace unos 12.000 años); comenzó la domesticación de plantas. Hasta ese entonces, desde su aparición, los humanos eran cazadores y recolectores, y no plantaban sus alimentos, simplemente se mudaban de una zona a otra, en búsqueda de alimentos, por lo que además eran nómades.

Este paso fue crítico y revolucionario para la especie humana y su desarrollo cultural. En lugar de seguir siendo una especie nómade, cuyos miembros debían mudarse de un sitio a otro, en búsqueda de zonas ricas en frutos para recolectar y animales para cazar; desde el desarrollo de la agricultura pudieron instalarse en un lugar determinado.

Esto propició la formación de comunidades agrícolas que con el tiempo se convirtieron en poblaciones y ciudades; en otras palabras; estas granjas fueron la base de la civilización humana y un punto de inicio para la evolución acelerada de conocimientos que aún continúa en nuestros día.

De hecho no es casualidad que la etimología de la palabra civilización defina al proceso que convirtió a los humanos en civiles, del latín civis que significa ciudadanos, o sea miembros de una ciudad o comunidad; a su vez, la voz latina civis proviene de la palabra indoeuropea (idioma prehistórico que originó a la mayoría de las lenguas europeas) keiwis, que también significa ciudadano; y por su parte keiwis proviene de la palabra indoeuropea kei; que significa establecerse o instalarse. Entonces, las civilizaciones nacieron en el momento en que el ser humano dejó de ser nómade, dando lugar a las primeras comunidades sedentarias.

Gracias a que ahora se podía cultivar la comida y domesticar el ganado en cantidades acordes a las necesidades de la población de cada comunidad, y a que se podían almacenar estos alimentos, dejando reservas para un futuro; ahora las personas disponían de más tiempo y energía para dedicarse a otras cosas, además de simplemente cazar, recolectar, criar animales, cultivar y cosechar alimentos. Ahora se podía investigar más para el desarrollo de técnicas de cultivo más eficientes o de construcción de viviendas más confortables o de herramientas que hicieran las vidas de las personas más fáciles. También, con lo que sobraba de la producción, se podían efectuar intercambios de productos sobrantes con otras comunidades que disponían otros productos que a una comunidad le faltaban, nacía así el intercambio comercial.

Con la especialización técnica de estas comunidades y el intercambio comercial, distintas comunidades comenzaron a entrar en contacto, intercambiando ideas, propiciando un gran aumento en la cantidad de herramientas e innovaciones que comenzaron a ser desarrolladas. El progreso de la civilización humana comenzó a acelerar su paso, haciendo que en tan sólo los últimos 12.000 años, logramos crecer de manera exponencial y nunca vista durante los 5 millones de años anteriores de evolución humana.

A este fenómeno se lo denomina revolución agrícola y su período es el Neolítico. Con el paso del tiempo estas comunidades fueron creciendo y uniéndose con otras comunidades vecinas -a veces por voluntad propia de todas y otras veces por la fuerza de una o varias que se imponían sobre las otras-, formando ciudades, los primeros reinos y culturas, estas a su vez llegaron a formar imperios, naciones y países modernos.

Todo esto se lo debemos a un simple hecho, la domesticación de animales y plantas que permitieron la sedentarización de tribus, la fundación de las primeras comunidades, la aparición del comercio y el tiempo necesario a miembros inteligentes de la población, para desarrollar nuevas tecnologías, que harían la vida de sus habitantes más placenteras.

A 9 personas les gusta
Compartir


Sigue a Youbioit