Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Nicolás Joseph Cugnot inventor del automóvil

Ver en modo diapositivas

 

Nicolás Joseph Cugnot inventor del automóvil

 

Fotos en el album: 299

 

Nicolás-Joseph Cugnot, nacido el 25 de septiembre de 1725 era un ingeniero militar oriundo de la ciudad de Void-Vacon en Lorraine, Francia. Se especializaba en el diseño de fortificaciones militares e incluso escribió dos libros al respecto. Estudió en la Escuela de Ingeniería del Ejército Real en Mezieres, Francia. Luego de terminar sus estudios fue transferido a Viena, Austria para servir como oficial de la Armada Austríaca entre 1743 y 1763, donde alcanzó el rango de Capitán. Sirvió durante la Guerra de los Siete Años y diseñó un rifle especial para los soldados de la caballería.

En Austria, Cugnot demostró sus aptitudes como ingeniero, comenzó a realizar investigaciones y a idear diversas máquinas que podrían ser de gran utilidad para el desarrollo militar. Se vio especialmente interesado en la tecnología basada en la fuerza producida por el vapor, que en aquel entonces estaba en pleno desarrollo. Las máquinas de vapor hasta los años 1760s eran utilizadas principalmente para propulsar bombas de agua en minería y recién en esa década, el ingeniero e inventor británico James Watt, comenzó a perfeccionarlas para darles usos alternativos que automatizaran distintas tareas; un proceso que finalmente llevaría al inicio de la llamada Revolución Industrial. Si bien, James Watt tiene la fama de haber impulsado la tecnología que convierte el movimiento lineal de su máquina a vapor en movimiento rotacional, según algunos documentos, Nicolás Cugnot lo lograría antes, cuando en 1769 construiría su primer automóvil a vapor.

En Austria también, Cugnot conoció al General de artillería Jean-Baptiste Vaquette de Gribeauval y al Embajador de Francia en Austria Étienne-François Duque de Choiseul, quienes se interesaron mucho en las ideas innovadoras de Cugnot.

Se retiró del ejército de Austria en 1763 para dedicarse a escribir sobre diseños de distintos inventos que había ideado. Luego de una breve estancia en Bruselas volvió a París, donde empezó a trabajar para el Ejército Francés como profesor de ingeniería del Arsenal de París (el Arsenal era un gran complejo de edificios industriales y militares, donde se producían cañones y otros armamentos para el Ejército Real). En 1766 publicó un libro titulado Éléments de l'art militaire ancien et moderne (Elementos del Arte Militar Antiguo y Moderno) y en 1769 publicó otro libro titulado Fortification de campagne théorique et pratique (Fortificación de Campaña Teórica y Práctica), obra que tuvo gran repercusión en círculos militares.

Durante esos años en París, también trabajó en el diseño de concepto de un vehículo autopropulsado a vapor y según algunas fuentes había llegado a construir una pequeña maqueta del fardier à vapeur (carreta de carga pesada a vapor).

Por aquellos tiempos, el General De Gribeauval logró obtener el puesto de Inspector General de los Cuerpos Reales de la Artillería y quería impulsar técnicas innovadoras que modernizaran al ejército de Francia. Por su parte, Étienne-François Duque de Choiseul, quien ahora se desempeñaba como Secretario de Guerra del Estado Francés, estaba buscando métodos alternativos para el transporte de artillería pesada, sin tener que depender de caballos que en muchos casos se cansaban, enfermaban o simplemente se negaban a avanzar. Los fardiers (carretas de carga pesada) autopropulsados que había ideado Nicolás Cugnot podían ser la solución a este problema y además eran muy congruentes con las ideas modernizadoras del ejército que proponía el General De Gribeauval.

El Duque de Choiseul, le pidió entonces a De Gribeauval que nombrara a Nicolás Cugnot director del proyecto de fardier à vapeur, con la intención de llevar a cabo la construcción de un vehículo autopropulsado que podría tener usos militares, principalmente para el transporte de cargas pesadas.

Bajo las órdenes del General De Gribeauval, Nicolás Cugnot diseñó y dirigió la construcción de un carro autopropulsado que fue armado por el mecánico del ejército y futuro colaborador de la Revolución Francesa, Michel Brezin.

El vehículo era un pequeño fardier à vapeur que fue probado exitosamente el 23 de octubre de 1769 en los terrenos del Arsenal de París ante el Duque de Choiseul, el General De Gribeauval y otros importantes oficiales del gobierno. El vehículo anduvo durante 12 a 15 minutos alcanzando una velocidad de 3,8 km/h. De esta forma, a partir de las ideas de un humilde ingeniero como Cugnot y un simple proyecto militar del ejército francés, había nacido el vehículo que en un futuro cambiaría para siempre la manera de transportarse de las personas, acercando las grandes distancias más que nunca y condicionando nuevos estilos de diseños urbanos, había nacido el automóvil.

<< Volver a Historia del automóvil

Crédito de la imagen izquierda: http://www.vanderkrogt.net/statues/object.php?webpage=CO&record=frlo025 

A 2 personas les gusta
Compartir


Sigue a Youbioit