Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Carruaje a vapor de David Gordon - Año 1824

Ver en modo diapositivas

 

Carruaje a vapor de David Gordon - Año 1824

 

Fotos en el album: 299

 

Un caso muy particular fue el del ingeniero británico, David Gordon, quien no confiaba plenamente en el empuje generado por la fricción entre las ruedas y el suelo, ya que sostenía que las ruedas desperdiciaban gran parte de la energía generada por el motor a vapor -especialmente al ascender por pendientes-, por lo que en 1824 construyó un carruaje a vapor, que además de tener tres ruedas, contaba con seis patas de empuje. Estas patas consistían en tubos de hierro con madera en su interior, para combinar la robustez del metal con la liviandad de la madera. Las patas estaban distribuidas en dos filas de tres a cada lado. Cada pata tenía en su extremo inferior una especie de pie con forma de segmento circular, cuya planta dentada tenía especies de dientes de hierro y hueso de ballena. Estas patas no se clavaban en el suelo sino que se movían hacia adelante y atrás alternadamente y en movimiento semicircular, proporcionando empuje adicional al vehículo. El movimiento alternado de las patas era generado por los mismos dos motores que propulsaban a las ruedas y que este carruaje tenía en su parte frontal. Este gigantesco automóvil fue bautizado con el nombre de Comet. Aunque el vehículo funcionaba, era muy pesado, al igual que sus patas, por lo que el rendimiento no era muy bueno.

<< Volver a Historia del automóvil

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit