Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Electrobat I y II

Ver en modo diapositivas

 

Electrobat I y II

 

Fotos en el album: 299

 

El ingeniero mecánico Henry G. Morris y el químico Pedro G. Salom de la ciudad estadounidense de Filadelfia, diseñaron y construyeron en 1894, el que podría considerarse el primer automóvil eléctrico con éxito comercial, el Electrobat. Lo patentaron el 31 de agosto de 1894 y se trataba de un atomóvil a batería que podía alcanzar los 24 km/h, pero que en su primera versión era pesado y poco práctico, dado que tenía que cargar una enorme batería de gran peso y sus ruedas eran de acero. En 1895, este vehículo entró en producción, aunque tiempo después fue rediseñado y rebautizado con el nombre de Electrobat II.

El Electrobat II era una versión mejorada y más liviana, con automóviles que presentaban ruedas neumáticas, suspensión por amortiguadores elicoidales y carrocerías construidas por la empresa fabricante de carruajes de la ciudad de Camden, Nueva Jersey; Caffery Carriage Company. Los nuevos Electrobat tenían tracción trasera y contaban con dos motores de 1,5 HP (1,1 kilowatts) que le brindaban una autonomía sin necesidad de recarga de 40 kilómetros a 32 km/h. Morris y Salom construyeron aproximadamente 12 modelos cabriolé para taxi, con el fin de competir con los carros taxis tirados a caballos que operaban por aquel entonces en la Ciudad de Nueva York. Estos taxis llegaron a operar en Boston y Nueva York.

El Electrobat II participó en la primera carrera automovilística de la historia de Estados Unidos, la Chicago Times-Herald Race, llevada a cabo el 28 de noviembre de 1895 en la ciudad de Chicago. En esta carrera corrieron entre otros, un Duryea de la Duryea Motor Wagon Company (primera marca estadounidense de automóviles con motor de combustión interna de venta comercial exitosa), tres modelos Benz alemanes con motores de combustión interna construidos por Karl Benz y un Morrison eléctrico. Sin embargo, dado que nevaba y la temperatura estaba cercana a los 0 ºC, la batería dejó de funcionar y tanto el Electrobat II como el automóvil de Morrison tuvieron que abandonar la carrera. El primer premio lo obtuvo el Duryea (primer campeón de una carrera automovilística de la historia de Estados Unidos) y el segundo puesto fue para uno de los Benz alemanes. Este evento representó un duro golpe para los automóviles eléctricos que ya comenzaban a perder la puja por el liderazgo tecnológico de propulsión ante los incipientes automóviles con motores de combustión interna, que resultaban ser los más económicos, eficientes y potentes de las tres tecnologías de propulsión (combustión interna, electricidad y vapor).

No obstante, en 1896 el Electrobat II, junto a otro vehículo eléctrico construido por el diseñador de automóviles Andrew Riker vencieron a los Duryeas en una serie de carreras de 8 kilómetros, llevadas a cabo en caminos de tierra y en condiciones climáticas favorables.

En la esquina superior izquierda de la imagen se muestra un Electrobat I de 1894 con Morris y Salom a bordo. En la esquina superior derecha se muestra un Electrobat II en 1896, también con Morris y Salom a bordo. Abajo se muestra un Electrobat II en la actualidad.
 
<< Volver a Historia del automóvil - Parte 3

Crédito de las fotos: http://www.kcstudio.com/electrobat.html

A 1 persona le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit