Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Primer automóvil híbrido de la historia

Ver en modo diapositivas

 

Primer automóvil híbrido de la historia

 

Fotos en el album: 299

 

En 1898, el mecánico e inventor Fedinand Porsche se incorporó en la empresa fabricante de carruajes de lujo de Viena, Jakob Lohner & Company, uno de cuyos dueños, Jakob Lohner estaba convencido que los automóviles serían el medio de transporte del futuro. Su primer automóvil fue el Egger-Lohner, un vehículo eléctrico presentado al público en Viena, Austria, el 26 de junio de 1898. Contaba con dos motores eléctricos colocados junto a las ruedas delanteras, con una potencia de 2,5 a 3,5 HP (1,9 a 2,6 kilowatts) cada uno, que podían tener breves picos de hasta 7 HP (5,2 kilowatts). El primer encargo lo realizó en 1900, el fabricante de carrozas británico, E. W. Hart, quien además pidió que tuviera dos motores adicionales en las ruedas traseras. En diciembre de 1900, fue presentado en la Exposición Mundial de París bajo el nombre de Toujours Contente (siempre satisfecho), como ridiculización al Jamais Contente (Nunca Satisfecho), el automóvil eléctrico de Camille Jenatzy, que en 1899 había roto el récord de velocidad al ser el primer vehículo construido por el ser humano en superar los 100 km/h. Sin embargo, la gran desventaja del Egger-Lohner era el gran peso del automóvil, con 4 toneladas, peso que en gran parte era proporcionado por su batería de 1.800 kg, 44 celdas, la cual lo hacía muy lento a la hora de ascender por pendientes, además de tener una baja autonomía de funcionamiento.

En 1901, Porsche desarrolló el Lohner-Porsche Mixte Hybrid, el que se considera el primer automóvil híbrido de la historia. Venía en versiones de dos o cuatro pasajeros, un motor de combustión interna a gasolina de marca Daimler, que movía un generador de electricidad para dos motores eléctricos (uno para cada rueda) con potencias de entre 10 y 14 HP. Gracias a esto, no le era necesario tener una batería tan grande, por lo que solamente incluía una pequeña batería suplementaria y el peso total del vehículo era de aproximadamente 1.500 kg. En 1901, Ferdinand Porsche ganó el Rally Exelberg, conduciendo él mismo un Mixte Hybrid y en 1905 ganó el Premio Pötting al "Ingeniero Automotriz más Destacado de Austria". Hacia 1906, ya se habían vendido más de 300 unidades de este automóvil híbrido, que podía alcanzar velocidades de hasta 56 km/h.

<< Volver a Historia del automóvil - Parte 3

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit