Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

George Selden y su automóvil

Ver en modo diapositivas

 

George Selden y su automóvil

 

Fotos en el album: 299

 

El inventor y abogado estadounidense, George Baldwin Selden, inspirado por el motor de Brayton exhibido en 1876, en la Exposición del Centenario de la Independencia, llevada a cabo en la ciudad de Filadelfia, decidió desarrollar una versión más pequeña y liviana de este motor e instalarla en un vehículo de cuatro ruedas de diseño propio. Entre 1877 y 1878, Selden trabajaba durante el día en el estudio de abogados de su familia, en la ciudad de Rochester, estado de Nueva York, mientras que por las noches y en sus tiempos libres se lo podía encontrar en su taller, ocupado en el diseño de un automóvil y del motor Brayton adaptado a las necesidades del vehículo.

En 1878, logró terminar con la ayuda del mecánico Frank Clement, un motor de aproximadamente 180 kg, capaz de lograr más de 500 RPM y 2 HP de potencia. En el diseño original, el motor debía tener 3 cilindros, pero finalmente se lo construyó con 1 cilindro. Una de las razones principales que permitían que este motor fuera mucho más liviano que otros de formato Brayton, era que incluía un cigüeñal incorporado en su interior. En mayo de ese año fue probado, pero su rendimiento no era tan alto. 

Algunos sostienen que Selden construyó también, entre 1877 y 1879, un automóvil prototipo al que instaló este motor de ciclo Brayton adaptado, aunque no hay suficientes pruebas o documentos históricos que demuestren su existencia. En esos años, solamente construyó el motor y diseñó los planos del automóvil que recién construiría aproximadamente dos décadas más tarde.

El 8 de mayo de 1879, Selden realizó una solicitud de patente del automóvil a gasolina y del motor de cobustión interna a gasolina para automóviles (el número de esta patente es 549.160, un número que se volvería muy famoso en la historia de patentes del país norteamericano, no por los beneficios que brindaría a la tecnología sino por los problemas que causaría, como ya se verá más adelante). A su automóvil -que solamente era un diseño en papeles y del que no existen suficientes pruebas de que haya construido hasta unos veinte años más tarde- lo describió como una "mejorada máquina de caminos, propulsada por un motor que funciona a hidrocarburos líquidos (derivados del petróleo)". Sin embargo, como había que pagar una suma alta por la patente y los automóviles aún no tenían un lugar importante en el mercado local, si bien Selden estaba seguro que serían los vehículos del futuro, decidió a través de artimañas y trucos legales, ir posponiendo la adjudicación de la patente del automóvil a gasolina en Estados Unidos, hasta que se volviera un negocio rentable, pero aún así reservarla bajo su nombre.

Finalmente, la patente se la adjudicaron en 1895. Durante esos 16 años buscó inversores para la producción industrial de su diseño, pero la mayoría no se vieron interesados y de los cuatro empresarios que sí se sintieron atraídos por su proyecto, uno murió repentinamente, el segundo entró en bancarrota, otro se enfermó y el último murió en un accidente. De esta manera, su proyecto, al igual que la adjudicación de su patente, se fue cancelando hasta 1895.

A pesar de que los diseños de George Selden no tienen demasiado de especial y que hasta principios del siglo XX no construiría automóviles, su historia llama la atención porque traería muchísimos problemas al progreso de la industria automotriz estadounidense veinte años después, ya que al momento de adquirir la patente en 1895 y sostener que era el "inventor" del automóvil a gasolina (algo que definitivamente no es cierto, como ya se ha visto), obligaría legalmente a los verdaderos fabricantes de automóviles americanos de finales del siglo XIX y principios del XX a solicitarle una licencia o permiso para construir vehículos automotores y pagarle un porcentaje del valor de cada automóvil vendido. Esto representaría un gran inconveniente para los mayores fabricantes de automóviles de aquel país y surgiría un gran conflicto judicial entre ellos y Selden. Más adelante, cuando hablemos del desarrollo de la industria automotriz americana se analizará este tema con mayor detalle.

Arriba se muestra una fotografía del automóvil de Selden construido a principios del siglo XX siguiendo el diseño original de 1878-1879. Sin embargo, es curioso ver estampado a su costado el año 1877, ya que ese fue el año en que comenzó a trabajar en el desarrollo de su motor y que él consideraba que fue el año en que supuestamente "inventó" al automóvil a gasolina. En realidad esta fue una medida más bien promocional para sostener legalmente su posición durante el litigio judicial con los fabricantes de automóviles. A la derecha se muestra una fotografía de George Selden.

<< Volver a Historia de los Automóviles - Parte 4

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit