Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Cómo viaja el dióxido de carbono de las células a los pulmones

Ver en modo diapositivas

 

Cómo viaja el dióxido de carbono de las células a los pulmones

 

Fotos en el album: 34

 

El dióxido de carbono (CO2) producido en las mitocondrias de las células, luego de la combustión pasa de las células a la sangre a través de la pared de los vasos capilares (la pared de los vasos capilares se denomina endotelio) donde es capturado por los glóbulos rojos que lo transportan a los pulmones, desde donde se lo exhala finalmente al exterior del cuerpo.

El 70% del dióxido de carbono (CO2) producido en las células entra a los glóbulos rojos donde se combina con agua (H2O) y se forman moléculas de ácido carbónico (H2CO3), a través de la reacción CO2 +H2O ==> H2CO3 (el ácido carbónico está compuesto por dos átomos de hidrógeno provenientes del agua, un átomo de carbono proveniente del dióxido de carbono y tres átomos de oxígeno, dos de los cuales provienen del dióxido de carbono y uno del agua). Dentro de los glóbulos rojos existe una enzima llamada anhidrasa carbónica (las enzimas son proteínas producidas por las células para acelerar o favorecer reacciones químicas), que favorece la formación de ácido carbónico y al inmediato rompimiento del ácido carbónico recientemente formado en dos iones (un ión es un átomo o un grupo de átomos con una carga eléctrica neta positiva o negativa), quedando un ión de hidrógeno H+ (con carga positiva) y un ión bicarbonato HCO3- (con carga negativa). El ión de hidrógeno H+ se une a una de las moléculas de hemoglobina del glóbulo rojo, mientras que el ión bicarbonato HCO3- sale del glóbulo rojo y se disuelve en el plasma por donde va a viajar hasta los pulmones. Es bueno aclarar que para abreviar, en bioquímica (ciencia que estudia la composición química de los seres vivos), la hemoglobina se suele simbolizar como Hb.
 
Luego, al circular por los capilares sanguíneos que rodean a los alvéolos pulmonares, los iones bicarbonato HCO3- disueltos en el plasma vuelven a penetrar en los glóbulos rojos, donde las moléculas de hemoglobina sueltan a los iones hidrógeno H+ para tomar en su lugar moléculas de oxígeno capturadas de los alvéolos pulmonares. De esta manera, los iones de cargas eléctricas opuestas, hidrógeno H+ y bicarbonato HCO3- se atraen entre sí y forman nuevamente ácido carbónico (H2CO3) dentro del glóbulo rojo. No obstante, inmediatamente con la ayuda de la anhidrasa carbónica que contienen los glóbulos rojos, se revierte el proceso y el ácido carbónico (H2CO3) se separa en moléculas de dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O). A continuación, las moléculas de dióxido de carbono (CO2) salen de los glóbulos rojos y traspasan las paredes de los capilares sanguíneos (endotelio) para penetrar a los alvéolos pulmonares y finalmente desde allí ser exhalados fuera del cuerpo al medio ambiente.

Ya dijimos que el 70% del dióxido de carbono (CO2) producido por las células es desechado del cuerpo mediante este proceso descrito en los dos párrafos anteriores. El 23% del dióxido de carbono (CO2) se combina directamente con moléculas de hemoglobina (Hb) de los glóbulos rojos que lo transportan hasta los pulmones y el 7% restante de dióxido de carbono (CO2)es transportado hasta los pulmones disuelto directamente en el plasma. Sin embargo, como se puede ver, la mayor parte es expulsado mediante el proceso de conversión a ácido carbónico (H2CO3) y bicarbonato HCO3-.
 

<< Volver al artículo de Qué es la sangre y cómo funciona

A 7 personas les gusta
Compartir


Sigue a Youbioit