Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Fidel Castro con Ángela y Ramón en 1934

Ver en modo diapositivas

 

Fidel Castro con Ángela y Ramón en 1934

 

Fotos en el album: 127

 

A la derecha de la fotografía, Fidel Castro a los 8 años de edad junto a su hermana Ángela de 11 años (izquierda) y Ramón de 10 años (centro), el 29 de diciembre de 1934 en Santiago de Cuba.

De vuelta en Birán, Fidel se percató que había sido objeto de un negocio de la maestra Eufrasia Feliú y que habían cometido una injusticia contra ellos. En la casa todos hablaban en contra de la maestra, la describían como a un monstruo y decían que cuando volviera a Birán se lo harían pagar. Sin embargo, cuando pasó un poco el tiempo y la situación se calmó, las cosas volvieron a la normalidad. Eufrasia pidió perdón, hubo un convenio de paz y prometió que si volvían los niños a Santiago, las cosas cambiarían y no pasarían más hambre. Había comenzado así nuevamente a manipular a Lina y Ángel.

Pero Ramón y Fidel no perdonarían tan fácilmente, y ya con la total libertad que tenían en Birán decidieron tomar represalia contra la maestra Eufrasia por todo lo sufrido, así que le declararon la guerra y la venganza no tardaría en llegar. Una noche, cuando la maestra estaba por acostarse a dormir, aprovechando que era una mujer que se irritaba fácilmente, fueron hasta la zona de la escuela de Birán, se escondieron y desde un lugar seguro comenzaron a arrojar piedras con un tirachinas (honda o resortera) al techo de zinc, lo que causaba un ruido tremendo y que la maestra gritara como loca.

Finalmente, la maestra Eufrasia volvió a convencer a Lina y Ángel y en diciembre de 1934, Fidel y Ángela fueron enviados nuevamente a Santiago de Cuba para retomar sus estudios, pero esta vez sería con mayor supervisión familiar y planes más específicos en lo que respecta su educación.

Al principio Ramón no fue, pero al poco tiempo, luego de recuperarse de unos padecimientos físicos, los acompañaría.

Esta vez algunas cosas habían cambiado, ya que Emerenciana Feliú, se había casado con el cónsul de Haití, Luis Hibbert, por lo que los Feliú se mudaron a una mejor casa que la anterior. Además, el trato y la alimentación de los niños mejoraron.

La casa a la que se mudaron los Feliú estaba justo al lado de la anterior casa pequeña de madera y pertenecía a un comerciante que les alquiló la parte de abajo a los Feliú, mientras que él se quedó en la parte de arriba. La edificación se encontraba en una loma, tenía muy buena vista y se bajaba por una escalera.

Durante el primer mes, Fidel no fue matriculado en ninguna escuela, por lo que recibía clases particulares en la casa de los Feliú, aunque se trataba de una educación bastante básica y rudimentaria. Recién el 8 de enero de 1935, luego de 1 año y 6 meses de tiempo perdido, con 8 años de edad, fue matriculado en el Colegio La Salle, para completar el primer grado que no había terminado y pasar al segundo grado.

Sin embargo, como se trataba de una escuela católica, era necesario que Fidel estuviera bautizado, cosa que no había sucedido hasta el momento debido a que el padrino escogido por Ángel Castro, su amigo y socio en muchos negocios, Fidel Pino Santos, no había coincidido hasta entonces en sus visitas a Birán con la presencia de algún sacerdote. Recordemos que según varios testimonios, fue en honor a aquel amigo de su padre, escogido para ser su padrino, que Fidel Castro lleva dicho nombre de pila.

Por otro lado, Cuba por aquellos días se trataba de una sociedad muy católica y tradicional, por lo que el pequeño Fidel Castro solía ser foco de burlas por parte de otros niños por no estar aún bautizado.

Así, debido a que debía comenzar a cursar en la escuela católica La Salle, Fidel fue bautizado casi de apuro el 19 de enero de 1935 y como el padrino escogido por su padre, Fidel Pino Santos no se encontraba en Santiago de Cuba en aquel momento, los padrinos sustitutos fueron Emerenciana Feliú y su flamante cónyugue, el cónsul haitiano Luis Hibbert. Al parecer, dado el apuro, tampoco estuvieron presentes en la ceremonia de bautismo de Fidel Castro sus padres Lina y Ángel.

En el certificado de bautismo figura lo siguiente: "En la Parroquia de la Santa Iglesia Catedral de la ciudad y Arzobispado de Santiago de Cuba, a 19 de enero de 1935, fue bautizado Fidel Hipólito, que nació en Birán el 13 de agosto de 1926, hijo de Lina Ruz González, natural de Pinar del Río, abuelos maternos: Francisco y Dominga. Padrinos: Luis Alcides Hibbert y Emerenciana Feliú".

Algunos detalles a destacar de lo que dice el certificado de bautismo son: primero que no se menciona el nombre de su padre ni de sus abuelos paternos. Esto se debe a que a pesar de vivir juntos en concubinato desde hacía años, sus padres aún no estaban legalmente casados (ya que Ángel aún no había logrado el divorcio de su primera esposa, María Luisa Argota Reyes) y el niño Fidel todavía no estaba inscripto como hijo de Ángel Castro, por lo tanto figura únicamente como hijo de Lina Ruz.

En segundo lugar, cabe destacar que su segundo nombre figura como Hipólito y no Alejandro como se lo conoce en la actualidad. Al parecer, dentro del apuro ese segundo nombre fue elegido por sus padrinos Emerenciana Feliú y Luis Hibbert, muy probablemente con motivo de que Fidel nació un 13 de agosto y dicha fecha corresponde al día de celebración de San Hipólito, que vendría a ser su santo protector. Según testimonios de la época, el padre de Fidel, Ángel Castro, se enfureció al enterarse del bautizo de su hijo sin el padrino escogido por él, su amigo Fidel Pino Santos.
 
Ese bautismo en Santiago de Cuba, en una sociedad tradicional como la cubana de aquellos tiempos, pudo haber facilitado su relación social con otros niños de su edad. Casi seis meses más tarde, el 2 de junio de 1935, Fidel Castro tomó la Primera Comunión (una especie de ingreso a la vida católica de una persona) en la Santa Iglesia y Arzobispado de Santiago de Cuba.

El 1 de septiembre de 1935, con 9 años de edad Fidel Castro comenzó a cursar el segundo grado del Colegio La Salle en Santiago de Cuba. Ese año, su hermano mayor Ramón también comenzó a estudiar en esa misma escuela.

Cabe destacar, que a través de protestas, rebeldías y un mal comportamiento en la casa de los Feliú, el pequeño Fidel fue internado en el Colegio La Salle. Según declaraciones del propio Fidel Castro en entrevistas, todo lo hizo adrede porque su intención era ser interno de la escuela y vivir allí para poder disfrutar de paseos al aire libre y otras actividades en las que se le prohibía participar durante su estancia en la casa de los Feliú. En aquella casa solían amenazarlo que si seguía con sus rebeldías lo internarían en la escuela. Al parecer eso era lo que buscaba Fidel en realidad, por lo que continuó rebelándose y logró su objetivo en 1936 mientras cursaba el segundo grado.

Es bien sabido que de pequeño, Fidel disfrutaba mucho de las excursiones, las salidas y los viajes. En el Colegio La Salle también se le despertó el interés por el deporte.

Cuando entró como alumno interno del La Salle, la vida de Fidel cambió radicalmente, comía lo mismo que comían otros alumnos internos, los jueves y domingos los llevaban a bañarse al mar, por lo general a una pequeña península llamada Renté que se encontraba dentro de la bahía de Santiago de Cuba, donde también solían pescar.

Fuentes de información:

  • Todo el tiempo de los cedros, paisaje familiar de Fidel Castro Ruz, biografía publicada en Cuba en 2003, por Katiuska Blanco Castiñeira
  • Diario para Uchiram: (Cuba, 1962-1969) - Por Julia Miranda. Publicado en 2008. Editorial Verbum
  • La Cuba de Castro y después. Entre la historia y la biografía. Publicado por Grupo Nelson - Escrito por Marcos Antonio Ramos
  • Fidel Castro Ruz GUERRILLERO DEL TIEMPO - Escrito por Katiuska Blanco Castiñeira
  • Cronologías de Fidel Castro: http://www.fidelcastro.cu/es/cronologias
Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit