Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Células vegetales en medios hipotónicos, isotónicos e hipertónicos

Ver en modo diapositivas

 

Células vegetales en medios hipotónicos, isotónicos e hipertónicos

 

Fotos en el album: 21

 

A diferencia de las células animales, las células vegetales están encerradas por una pared celular rígida que las protege. Cuando la célula vegetal se encuentra en un medio hipotónico (o sea un medio con menor concentración porcentual de solutos disueltos), comienza a ingresar agua a la célula desde dicho medio extracelular. La célula comienza a aumentar de tamaño debido al agua que ingresa, sin embargo la pared protectora evita que la célula estalle. Por lo tanto, las células vegetales se vuelven turgentes.

La célula vegetal, para funcionar correctamente debe mantener su turgencia. La turgencia es el fenómeno de total expansión de una célula vegetal debido a la presión ejercida por el fluido interior de la célula sobre su membrana celular, tensando a esta última. La turgencia ocurre cuando la membrana de la célula se encuentra tensa y estirada, tocando a la pared celular, en equilibrio, y permitiendo así el normal funcionamiento de la célula. Si la célula pierde agua por encontrarse en un medio hipertónico, pierde turgencia, o sea que se contrae, se vuelve flácida y arrugada, deja de funcionar y muere.

Por ejemplo, debido a la turgencia, la plantas se mantienen erguidas, ya que sus células contienen en su interior suficiente agua para mantenerse expandidas. Cuando una planta se marchita, es que sus células no tienen suficiente agua y sufren plasmólisis.
 
Para comprender bien qué es la plasmólisis, es necesario señalar que la célula vegetal, además de tener una membrana celular que la recubre, así como un citoplasma en el interior (el citoplasma es el espacio intracelular ubicado entre el núcleo celular y la membrana celular, compuesto por agua, sustancias disueltas y orgánulos dispersos), también tiene una pared protectora compuesta por celulosa. La membrana permite el paso de moléculas de agua, de algunos iones, de nutrientes, de oxígeno, de dióxido de carbono, pero no permite el paso de otras determinadas sustancias, por lo que se trata de una membrana semipermeable que favorece un comportamiento osmótico. Cuando la célula tiene la cantidad apropiada de agua en su interior y está turgente, su membrana toca a la pared protectora. Sin embargo, cuando no tiene la cantidad de agua apropiada, el citoplasma y la membrana celular se contraen y terminan separándose de la pared protectora, lo que genera la muerte de la célula vegetal. Eso es plasmólisis.

Sin agua las células mueren porque al estar flácidas y con un citoplasma denso, todas las partes del interior de la célula quedan muy concentradas y disfuncionales. El agua es el medio donde ocurren o se facilitan las reacciones químicas de la célula, así como el medio de transporte para iones, proteínas, glucosa, oxígeno y otras sustancias en el interior de la célula.

Cuando la mayoría de las células de la planta pierden agua y se contraen, esto da como resultado una planta que pierde rigidez, que se dobla y que no puede mantenerse en pie (por falta de turgencia de sus células) es decir, la planta se marchita.
 
En la imagen de arriba se muestra que cuando la célula vegetal se encuentra en un medio hipotónico, o sea que está rodeada por un medio extracelular con menor concentración porcentual de solutos disueltos que en su interior, el agua ingresa a la célula y se expande hasta tocar a la pared celular que la protege. El agua deja de ingresar cuando la presión ejercida por la pared que impide mayor ingreso de agua se iguala a la presión ejercida por el agua entrante, es decir la presión osmótica. Este equilibrio se denomina punto de turgencia.

En el segundo ejemplo, la célula se encuentra en un medio isotónico, o sea con igual concentración porcentual de solutos disueltos que en su interior, sin embargo, a diferencia de las células animales, las células vegetales requieren estar en un medio ligeramente hipotónico así les ingresa más agua y se mantienen turgentes, ya que el límite de expansión de las células vegetales -debido al agua entrante- lo establece la rigidez de la pared protectora que las rodea.

En el tercer ejemplo, la célula se encuentra en un medio hipertónico, o sea un medio extracelular con mayor concentración porcentual de solutos disueltos, por lo que pierde agua hasta el punto de deshidratarse, contraerse, despegarse de la pared protectora, volverse flácida y por lo tanto morir. En otras palabras, sufre plasmólisis.
   

<< Para aprender más sobre el tema, ir al artículo de Qué son las soluciones hipotónicas, hipertónicas e isotónicas

Fuentes de la información:

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit