Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Mecanismos naturales anticoagulantes

Ver en modo diapositivas

 

Mecanismos naturales anticoagulantes

 

Fotos en el album: 34

 

Los coágulos sanguíneos son necesarios para tapar fugas en vasos sanguíneos rotos. Sin embargo, cuando los vasos sanguíneos están intactos, los coágulos no hacen falta, de hecho deben ser evitados, ya que si comienzan a formarse, pueden llegar a bloquear la normal circulación de la sangre. Para evitar que las plaquetas se adhieran a las paredes de los vasos sanguíneos sanos e impedir que los factores de coagulación generen a la fibrina que completa a los coágulos sanguíneos, el cuerpo cuenta con una serie de mecanismos anticoagulantes naturales.
  
  
1- Las células endoteliales que componen a la parte más interna de la pared del vaso sanguíneo, o sea la que está en contacto directo con la sangre, secretan moléculas de óxido nítrico (simbolizado NO) y de una sustancia química llamada prostaciclina (simbolizada PGI2 porque también se la conoce como prostaglandina I2). Estas moléculas de óxido nítrico y de prostaciclina inhiben a las plaquetas que circulan por la zona y las mantienen inactivas. Esto significa que inhiben la capacidad de adhesión de las plaquetas a la pared del vaso sanguíneo. Por lo tanto, a causa de estas moléculas de óxido nítrico y de prostaciclina que liberan las células endoteliales, las plaquetas no se pueden adherir a la pared del vaso sanguíneo, evitando así la formación de un tapón plaquetario que es la base de la formación de un coágulo.
  
A
simismo, tanto el óxido nítrico como la prostaciclina son importantes vasodilatadores, ya que relajan a los músculos lisos de la capa media en la pared del vaso sanguíneo.

En la imagen de arriba, las moléculas de óxido nítrico y de prostaciclina están representadas como un montón de pequeños puntitos negros que se dirigen hacia las plaquetas.
  
  
2- Las células endoteliales tienen en su superficie unas estructuras químicas llamadas heparán sulfato. Al heparán sulfato se adhieren las moléculas de una sustancia química llamada Antitrombina III que es producida en el hígado. Al unirse al heparán sulfato de las células endoteliales, las moléculas de Antitrombina III se activan. Una vez activadas las moléculas de Antitrombina III, inactivan a los factores de coagulación IIIX y X que circulan por allí. La Antitrombina III activada, es como si se tratara de un filtro por donde pasan los mencionados factores de coagulación y quedan inactivos, por lo que no pueden participar en la cadena de reacciones químicas necesarias para la generación de la fibrina que forma a la red que refuerza a los coágulos sanguíneos. En la imagen de arriba se muestra que los factores de coagulación IIIX y X que están activos (representados en un color rojo oscuro) al pasar por la Antitrombina III, quedan inactivos (representados en un color azul oscuro).
  
E
n otras palabras, al quedar inhibidos los factores de coagulación IIIX y X; no se puede formar la fibrina, y por lo tanto, al no formarse la fibrina no se puede terminar de formar un coágulo.
  
  
3- Las membranas de las células endoteliales tienen en su superficie una estructura química llamada Trombomodulina. A la trombomodulina se unen moléculas de trombina que circulan por la sangre. La trombina es una proteína que al ser atrapada por la trombomodulina de una célula endotelial, adquiere la capacidad de activar a las moléculas de Proteína C que pasan por donde está la trombina atrapada. La proteína C es sintetizada en el hígado, y al entrar en contacto con la trombina unida a la trombomodulina de la células endoteliales, se activa. Las moléculas de proteína C activas tienen la capacidad de inactivar a los factores de coagulación V y VIII, esenciales para la formación de coágulos. Esto significa que la proteína C es un anticoagulante natural, ya que inhibe a los factores de coagulación V y VIIIy así estos últimos no pueden participar en la cadena de reacciones químicas necesarias para la generación de la fibrina que forma a la red que refuerza a los coágulos sanguíneos.
  
E
n la imagen de arriba se muestra a la proteína C inactiva (representada en un color gris oscuro) que al entrar en contacto con la trombina unida a la trombomodulina, es activada (representada en un color gris más claro). Luego se muestra que los factores de coagulación V y VIII activos que circulan por allí (representados en rojo oscuro), al entrar en contacto con la molécula de proteína C activa (representada en un gris claro), quedan inactivados (los factores de coagulación V y VIII se representan en azul oscuro). 

<< Volver a Cómo funciona la hemostasia y cómo se forman los coágulos  

  
Fuentes de información:
 
Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit