Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

El rol de la ósmosis en la diabetes

Ver en modo diapositivas

 

El rol de la ósmosis en la diabetes

 

Fotos en el album: 21

 

Cuando una persona consume alimentos con hidratos de carbono (por ejemplo pizza), durante la digestión estas cadenas de carbohidratos son separadas en las moléculas de glucosa que las componen y que son absorbidas en el intestino delgado de donde pasan al torrente sanguíneo. El páncreas reconoce este aumento de glucosa en sangre y comienza a liberar insulina en el torrente sanguíneo. La insulina permite el ingreso de las moléculas de glucosa a las células donde son quemadas para generar energía.

La insulina es una hormona que regula la cantidad de glucosa en sangre, estimulando la generación de glucógeno a partir de las moléculas de glucosa que sobran en el torrente sanguíneo. De esta manera, el exceso de glucosa en sangre se almacena en forma de glucógeno en el hígado y los músculos. Por el contrario, si el cerebro detecta una reducción en los niveles de glucosa en sangre, le ordena al páncreas liberar una hormona llamada glucagón. El glucagón estimula la conversión del glucógeno almacenado en el hígado y músculos en glucosa que se libera en el torrente sanguíneo hasta equilibrar los niveles de glucosa en sangre a valores normales. La diabetes es una enfermedad que provoca la producción de una cantidad insuficiente de insulina. Como resultado, la glucosa en sangre aumenta por encima de los valores normales. Este exceso de concentración de glucosa en sangre causa la salida de agua desde las células hacia el torrente sanguíneo por ósmosis, produciendo la deshidratación de las células, así como un aumento de la presión sanguínea (debido al exceso de agua en los vasos sanguíenos). Es por eso que algunos de los síntomas son sed (por falta de agua en las células) y constantes ganas de orinar (por exceso de agua en el torrente sanguíneo).

1. En la parte de arriba de la imagen se muestra un ejemplo de una persona sin diabetes, en la que el páncreas genera insulina. La insulina ayuda al ingreso de las moléculas de glucosa al interior de las células. Allí dentro, las moléculas de glucosa se queman en unos orgánulos llamado mitocondrias donde a través de una serie de reacciones químicas en cadena se convierten en energía y dióxido de carbono (CO2). Con esta energía las células siguen funcionando, o sea viviendo.

2. En la parte de abajo de la imagen se muestra un ejemplo de una persona con diabetes, en la que el páncreas no genera insulina (diabetes tipo 1), o genera poca insulina o insulina que no funciona correctamente (diabetes tipo 2). Esto provoca que las moléculas de glucosa no puedan ingresar a las células, por lo que no pueden producir energía para seguir funcionando correctamente. Asimismo, al no poder ingresar las moléculas de glucosa al interior de las células, se produce un exceso de glucosa en el torrente sanguíneo. Estas moléculas de glucosa en sangre atraen por ósmosis al agua de las células, deshidratando a estas últimas. La falta de agua en las células provoca la sensación de sed, mientras que el exceso de agua en la sangre provoca constantes ganas de orinar, además de aumentar la presión sanguínea debido a que mayor volumen de agua en sangre ejerce mayor presión sobre las paredes de los vasos sanguíneos.

<< Ir al artículo de Ejemplos de la importancia de la ósmosis en seres vivos

 
Fuentes de información:

A 1 persona le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit