Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Qué son el solvente y el soluto

Ver en modo diapositivas

 

Qué son el solvente y el soluto

 

Fotos en el album: 40

 

Una disolución (solución química) es una mezcla homogénea en la que las moléculas de una sustancia se distribuyen de manera uniforme a lo largo y lo ancho de un medio o sustancia que se encuentra en mayor cantidad. Las sustancias de menor cantidad -o sea que son minoría- en una solución, se conocen con el nombre de solutos. La sustancia de mayor cantidad -o sea que es mayoría- en una solución, se conoce con el nombre de solvente (también se lo denomina disolvente y significa exactamente lo mismo).

Si se disuelve una cucharada de sal en un litro de agua, la sal es el soluto de la disolución, mientras que el agua es el solvente, ya que se encuentra en mayor proporción que la sal.

En una disolución, las moléculas de soluto se distribuyen uniformemente en un solvente que se encuentra en mayor concentración (la concentración es la proporción de una sustancia sobre el total de la solución). En una solución de sal en agua, las moléculas de sal se distribuyen de forma uniforme por todo el recipiente con agua, por lo que si se toma una muestra de la solución de cualquier parte del recipiente y en cualquier cantidad, la concentración de sal disuelta en relación a la concentración de agua siempre es la misma, independientemente de la cantidad que se toma como muestra.

Ej: si se toma una muestra de 1 mililitro de cualquier parte de la solución, la concentración de soluto que se registra en cada mililitro de la solución es la misma.

El soluto puede ser sólido, líquido o gaseoso. Sal en agua, o azúcar en agua son ejemplos de solutos sólidos, mientras que oxígeno en aire es ejemplo de soluto gaseoso.

El soluto puede disolverse en un solvente cuando las fuerzas de atracción entre las moléculas de soluto y solvente son suficientemente fuertes como para que las moléculas de solvente rodeen a las moléculas de soluto (en la última parte del artículo Qué son las disoluciones y cómo se forman, se explica qué ocurre a nivel molecular cuando se forman las disoluciones). Por lo tanto, la solubilidad de un determinado soluto en un tipo de solvente específico depende de las fuerzas de atracción entre las moléculas que forman al solvente y al soluto. Si las fuerzas de atracción entre las moléculas de soluto y solvente no son suficientemente fuertes o sencillamente no hay fuerzas de atracción, se dice que el soluto es insoluble en aquel solvente. Ej: la sal es soluble en agua, por ende se puede formar una disolución, mientras que el aceite es insoluble en agua, por lo tanto no se puede formar la disolución. Aquí se explica cómo determinar si una sustancia es soluble en otra.

El solvente es la sustancia en la que uno o más compuestos químicos se disuelven para formar una solución. El solvente ocupa la mayor porción de la solución. Normalmente, los solventes son líquidos aunque también pueden ser sólidos o gaseosos, por ejemplo el aire es una solución gaseosa en la que el solvente es el nitrógeno (78,08% del aire está compuesto por nitrógeno) y en la que hay disueltos una variedad de gases (Oxígeno, Argón, Dióxido de Carbono, vapor de agua).

El agua puede disolver a una enorme variedad de sustancias, por lo que se la considera un excelente solvente. El agua suele ser definida como el solvente universal porque puede disolver más sustancias que cualquier otro líquido. Es por eso que el agua es tan importante para la vida, ya que al circular en el interior o a través de los cuerpos de seres vivos, lleva disueltas sustancias químicas (nutrientes, minerales, etc) que son indispensables para el funcionamiento de las células que componen a los organismos vivos.

Lo que convierte al agua en un excelente solvente es su composición química. Las moléculas de agua (H2O) presentan polaridad eléctrica, en la que los átomos de Hidrógeno tienen carga eléctrica positiva y el átomo de Oxígeno tiene carga eléctrica negativa. Esto causa la atracción de moléculas de compuestos químicos con polaridad o diferencia de carga eléctrica.

Por ejemplo, en la sal común (Cloruro de Sodio, NaCl), el Sodio (+Na) tiene carga positiva, mientras que el Cloro (-Cl) tiene carga negativa. Esto provoca que la atracción del Oxígeno (O) del agua hacia el Sodio (+Na), y de los átomos de Hidrógeno hacia el Cloro (-Cl) resulte en que las moléculas de agua rodeen al Sodio y al Cloro de la sal, y así se genere la disolución de sal en agua. Aquí se explica con mayor detalle cómo ocurre esto.  

 
<< Ir al artículo: Qué son las disoluciones y cómo se forman
 
 
Fuentes de información:

Sé el primero al que le gusta
Compartir


Sigue a Youbioit