Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Satélites de Ecuador


Sé el primero al que le gusta


Artículo actualizado por última vez el 25 de junio de 2019

Ecuador tuvo su primer satélite gracias a una iniciativa de la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana, una organización no gubernamental dedicada al desarrollo de la investigación aeroespacial en Ecuador. El proyecto de construir un nanosatélite comenzó en el año 2010 y tenía principalmente fines educativos en la formación de los ingenieros y científicos ecuatorianos del futuro. El diseño y construcción del satélite que se llamaría NEE-01 Pegaso fueron llevados a cabo en Ecuador por un equipo de ingenieros liderados por Ronnie Nader, director de la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana.
 
El resultado fue el nanosatélite NEE-01 Pegaso, de formato CubeSat, un tamaño de 10 cm por arista, y masa de 1,266 kg. Pero con los paneles solares desplegados (dos alas de tres paneles por lado), su tamaño sería de 10 cm x 10 cm x 75 cm, o sea la estructura cúbica con los paneles solares desplegados.

El 25 de abril de 2013 (26 de abril de acuerdo al huso horario chino), se produjo el lanzamiento del NEE-01 Pegaso desde el Centro Espacial Jiuquan en China, a bordo de un cohete Chang Zheng-2D como carga secundaria, junto a otros nanosatélites que también eran transportados como carga secundaria de un satélite chino de 1050 kg, el Gaofen-1, que era la carga primaria de este lanzamiento. La colocación en órbita de los nanosatélites transportados -incluyendo el Pegaso- fue coordinada por la empresa neerlandesa Innovative Solutions In Space, que provee desplegadores orbitales de nanosatélites, que los expulsan en el espacio en la órbita deseada. El NEE-01 Pegaso fue colocado en una órbita de entre 629 y 660 kms de altura y período de 97,45 minutos (el período orbital es el tiempo en que tarda un objeto en completar una vuelta alrededor del planeta).

En su interior tenía una cámara HD (720 pixeles) que podía tomar fotografías, así como transmitir videos en vivo desde el espacio.

El 23 de mayo de 2013 el NEE-01 Pegaso, tuvo un encuentro cercano con un objeto calificado como basura espacial, que provocó la pérdida de la señal del satélite. Luego de unos meses, tras muchos intentos por retomar contacto con el satélite, se logró detectar que aún seguía en órbita transmitiendo, aunque la antena no apuntaba de forma correcta y estable hacia tierra, por lo que la señal no podía ser decodificada en la estación terrena. La solución llegaría en noviembre de ese mismo año, cuando se puso en órbita al satélite gemelo del Pegaso, el NEE-02 Krysaor.

También construido por la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana, el NEE-02 Krysaor era un nanosatélite con las mismas especificaciones técnicas que el Pegaso. El lanzamiento de este segundo satélite ecuatoriano se llevó a cabo el 21 de noviembre de 2013 desde la base Yasny en Rusia, a bordo de un cohete Dnepr. Al igual que el Pegaso, el Krysaor fue transportado como carga secundaria, mientras que las cargas principales en el cohete eran un satélite de Corea del Sur y otro de Dubai.

El NEE-02 Krysaor fue colocado en una órbita de entre 598 y 718 kilómetros de altura. Lo interesante de este segundo satélite es que se le incorporó un módulo retransmiror de señales llamado PERSEO, que estaba compuesto por una repetidora de señales recibidas y antenas. A través del módulo PERSEO, el NEE-02 Krysaor podía captar las señales del NEE-01 Pegaso -siempre que se encontraran a una distancia inferior a los 2000 kms entre sí- y retransmitirlas a la estación terrena. De esta forma, gracias al Krysaor se pudo recuperar la señal del Pegaso. No obstante, es necesario mencionar que solamente se recuperaron las señales de audio, pero no las de video.

El tercer satélite de Ecuador, el UTE-UESOR, también es un proyecto universitario. Desarrollado de forma conjunta por la Universidad Tecnológica Equinoccial y la Universidad Estatal del Suroeste de Rusia, este nanosatélite de formato CubeSat, aproximadamente 1 kg, y un tamaño de 10 cm x 10 cm x 10, fue lanzado el 14 de julio de 2017 desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán. Fue transportado en un cohete Soyuz-2.1a junto a otros 71 satélites pequeños, todos ellos carga secundaria, mientras que la carga principal transportada fue el satélite ruso Kanopus-V-IK.

El desarrollo del nanosatélite UTE-UESOR comenzó en el año 2015 y la parte ecuatoriana de su construcción fue dirigida por Fausto Freire, director del Centro de Investigación de Mecatrónica de la Universidad Tecnológica Equinoccial. Con fines principalmente educativos, este satélite puede obtener datos sobre la densidad de partículas en la ionósfera (capa de gases ionizados debido a la radiación solar ubicada aproximadamente entre los 80 y 1000 kilómetros de altura) para ampliar los conocimientos sobre las condiciones en las que están expuestos los nanosatélites y sus componentes al encontrarse en el espacio exterior.

Hasta junio de 2019, Ecuador ha tenido y puesto en órbita 3 satélites (de estos satélites, 1 fue construido en cooperación con una universidad rusa). Todos ellos han sido nanosatélites de formato CubeSat.

 
Fuentes de información:


Sé el primero al que le gusta

Compartir
Publicaciones recomendadas
Sigue a Youbioit