Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Paisajes de la provincia de La Pampa

 

1

Campos ubicados en las afueras de la ciudad de Santa Rosa, provincia de La Pampa.

La provincia de La Pampa se subdibide en tres zonas geográficas principales, siendo el tercio Este (donde se encuentra Santa Rosa y el paisaje de esta foto) perteneciente a la Región de la Pampa Húmeda; el tercio central a los extensos bosques de caldenes (especie autóctona que no crece en ninguna parte del mundo salvo en La Pampa y algunas zonas fronterizas de provincias circundantes a La Pampa, por lo que dichos bosques representan un paisaje único en el planeta), y el tercio oeste de la provincia que pertenece a la zona de montes, serranías y tierras altas.

En el fondo de la foto se pueden ver los comienzos de los primeros bosques de caldenes, que luego en la región central de la provincia se convierten en protagonistas del paisaje.

Los campos del este de La Pampa son muy ondulados debido a su relieve y en el paisaje se manifiestan diversas colinas y pequeños cerros.

2

El Parque Nacional Lihué Calel se compone de un importante sistema serrano perteneciente a las Sierras Mahuidas de la Provincia de La Pampa, sitios de interés histórico, culturales y naturales.

Aquí se pueden encontrar diversos sitios arqueológicos que prueba la existencia de habitantes prehistóricos que se instalaron en la región de estas sierras pampeanas desde hace miles de años. En El Valle de las Pinturas hay muestras de arte rupestre tardío, que cuentan con representaciones de motivos geométricos en colores negro y rojo y que se calculan fueron pintadas hace unos 4000 años (2000 años aC).

Las Sierras de Lihué Calel cuentan con grandes reservas de agua dulce, una flora y fauna específica de la zona.

Estas sierras se generaron en el precámbrico hace unos 240 millones de años, a partir de erupciones de la lava, ya que se trataban de grandes volcanes que abundaban en la zona y que con el tiempo fueron desgastándose y convirtiéndose en el sistema serrano de Mahuida.

Su rica fauna cuenta con vizcachas, cuises, guanacos, maras, zorros, hurones, pumas, armadillos y lagartos colorados así como unas 150 especies de aves autóctonas.

El Parque Nacional Lihué Calel tiene numerosos senderos para recorrerlo.

Sin duda alguna otro lugar escondido de la Provincia de La Pampa y de la Argentina que hay que conocer.

3

El Parque Nacional Lihué Calel se compone de un importante sistema serrano perteneciente a las Sierras Mahuidas de la Provincia de La Pampa, sitios de interés histórico, culturales y naturales.

Aquí se pueden encontrar diversos sitios arqueológicos que prueba la existencia de habitantes prehistóricos que se instalaron en la región de estas sierras pampeanas desde hace miles de años. En el Valle de las Pinturas hay muestras de arte rupestre tardío, que cuentan con representaciones de motivos geométricos en colores negro y rojo y que se calculan fueron pintadas hace unos 4000 años (2000 años aC).

Las Sierras de Lihué Calel cuentan con grandes reservas de agua dulce, una flora y fauna específica de la zona.

Estas sierras se generaron en el precámbrico hace unos 240 millones de años, a partir de erupciones de la lava, ya que se trataban de grandes volcanes que abundaban en la zona y que con el tiempo fueron desgastándose y convirtiéndose en el sistema serrano de Mahuida.

Su rica fauna cuenta con vizcachas, cuises, guanacos, maras, zorros, hurones, pumas, armadillos y lagartos colorados así como unas 150 especies de aves autóctonas.

El Parque Nacional Lihué Calel tiene numerosos senderos para recorrerlo.

Crédito de la foto: Hernán Tolosa
 

4

En la fotografía de arriba se observa el Cerro Negro, que con 1.125 metros sobre el nivel del mar (1.188 metros según otras fuentes), es el segundo pico más alto de la Provincia de La Pampa, detrás de la serranía de El Peralito.

A diferencia de lo que popularmente se piensa, la Provincia de La Pampa no es tan llana, de hecho, gran parte del territorio provincial se encuentra por encima de los 300 metros sobre el nivel del mar, en formato de mesetas. Su relieve presenta muchas variaciones y suelos ondulados. De este a oeste la provincia va aumentando en altura. La región circundante a la Ciudad de Santa Rosa en el este provincial, está cerca de los 200 metros sobre el nivel del mar, y a poca distancia de allí supera ampliamente esa altura.

Hacia el centro de la provincia, se encuentran las Sierras Mahuidas, entre las que sobresalen las sierras de Carapacha Grande, Carapacha Chica, Lihué Calel, las Sierras Chicas, las Sierras de Choique Mahuida, las Sierra de Pichi Mahuida y las Lomas de Olguín. A esta zona de serranías le sigue una de meseta. El tercio oeste de la provincia es un territorio de transición hacia la Payunia cuyana en la mitad norte y hacia el Comahue en la mitad sur. La zona donde se encuentra el Cerro Negro es la que corresponde a la de transición hacia el altiplano basáltico conocido como la Payunia.

El Cerro Negro se ubica al noroeste de la provincia, donde predominan la pediplanicie de alturas mayores a los 1.000 metros y los cerros erosionados por el agua y el viento a lo largo de millones de años. En este territorio tan heterogéneo, abundan las rocas volcánicas y graníticas, así como formaciones arenosas. El suelo del Cerro Negro es de tipo basáltico, lo que indica su origen volcánico. La flora está compuesta por cactus y flores que solamente crecen en lugares rocosos.

La zona del Cerro Negro es un área natural protegida de alrededor de 40.000 hectáreas (400 km2), rodeada de puestos rurales y propiedades privadas alambradas. Se pueden realizar visitas guiadas a la región

Fuentes de información:

5

Toay es una localidad vecina a la Ciudad de Santa Rosa, y está ubicada a 11 kilómetros hacia el sudoeste del centro de la capital provincial. De hecho, las dos forman una misma área metropolitana.

Hasta 1878, la zona fue territorio de tolderías. Hay más de una versión sobre el significado de su nombre. Por lo general, se suele decir que Toay significa rodeo, es decir, dar vueltas. De acuerdo al profesor e historiador, Armando Forteza, éste sería un topónimo en lengua pampa, mientras que el lingüista e historiador, Enrique Stieben, hace referencia a lo que el coronel Álvaro Barros, menciona en su libro Fronteras y Territorios Federales (1872), refiriéndose a Tuay como vuelta o volverse. Stieben también se refiere al concepto de rodear, debido a un manantial que había a 4 kilómetros de la población actual y que había que esquivar o rodear.

En 1881, había en este lugar un almacén de campaña, propiedad de Joaquín Llorens, uno de los pioneros en la población del lugar. En 1882, llegaron las fuerzas militares encabezadas por el Coronel Ernesto Rodríguez e instalaron el Fortín Toay, naciendo así lo que hoy es la localidad homónima. Mientras tanto, el futuro Senador Nacional, Benito Villanueva, compró tierras en Toay con el propósito de que allí se armara la futura capital provincial, cosa que no ocurrió.

Por esos tiempos, el británico Juan Guillermo Brown, llegó a la Argentina y trabajaba como representante de la compañía de Benito Villanueva, The Estancia Company Limited. Juntos planificaron la urbanización del pueblo con formato de damero español, es decir, de manzanas rectangulares, con una plaza central y amplias calles. Un formato de planificación urbana muy utilizado en los pueblos de la Región Pampeana en general.

Finalmente, en 1894, la localidad de Toay quedó fundada oficialmente.

Asimismo, Juan Guillermo Brown se encargó de las gestiones para que el tren llegara a Toay, cosa que ocurrió en 1897. El proyecto era que el ferrocarril de Bahía Blanca llegara hasta las provincias cuyanas, y que Toay fuera el nodo comunicador entre dicha ciudad portuaria y ciudades como San Luis y Mendoza, pero eso nunca se concretó y el ramal ferroviario llegó únicamente hasta Toay, dejando inconclusa la continuación a San Luis y Mendoza.

Toay conserva muchas edificaciones antiguas, testigos de su historia, y conserva un ambiente apacible.

El paisaje de Toay es encantador, dominado por un relieve ondulado desde donde se obtienen magníficas vistas. Asimismo, estas colinas están decoradas por densos bosques de caldenes.

Crédito de la fotografía: ANDY ABIR ALAN

Fuentes de información:

6

Paisaje de Toay con sus coloridas colinas y los bellos bosques de caldenes. Toay se encuentra a 11 kilómetros hacia el sudoeste de la Ciudad de Santa Rosa.

Crédito de la fotografía: ANDY ABIR ALAN
 

7

Típica postal rural de campos y ovejas pastando en Toay.

Crédito de la fotografía: ANDY ABIR ALAN

8

Colinas en Toay.

Crédito de la fotografía: ANDY ABIR ALAN

9

Sierras en el Parque Nacional Lihué Calel, que llegan a alcanzar los 590 metros de altura. Ubicado aproximadamente a 120 kilómetros al sudoeste de la Ciudad de General Acha, este parque nacional cuenta con 35.514 hectáreas (355,14 km2) de áreas naturales protegidas.

El clima aquí es templado seco. En invierno, las temperaturas promedian los 7°C (con temperaturas mínimas bajo cero), mientras que en verano promedian los 24°C (aunque se han registrado máximas que superaron los 40° C). Anualmente se registran en promedio 400 mm de lluvia, principalmente en invierno. La mejor época para visitarlo es primavera y principios de otoño.

Crédito de la Fotografía: El autor de esta fotografía es Alejandro Gordillo

Fuente de información:

10

Tranquera y paisaje pampeano en la estancia turística A Puro Campo, ubicada a unos 11 kilómetros al oeste-sudoeste del centro de la ciudad de General Acha, en el Departamento de Utracán.

Crédito de la fotografía: Pablo Cagnasso

11

Paisaje de los alrededores de la estancia turística A Puro Campo, ubicada aproximadamente a 11 kilómetros al oeste-sudoeste del centro de la localidad de General Acha, Departamento de Utracán.

Crédito de la fotografía: Pablo Cagnasso

12

Nubes y típico paisaje pampeano cercano a la Ruta Nacional 152 al oeste-sudoeste de la localidad de General Acha, en el Departamento de Utracán.

Crédito de la fotografía: Juan D. Porfiri