Principal

      Comentar publicación Español
x

Elige tu idioma

EnglishEspañol

Cómo funcionan las células

 

1

Estructura de una célula de bacteria Escherichia coli.

<< Volver a Qué son las células

2

Estructura de una molécula de glucosa, compuesta por átomos de los elementos hidrógeno (H), oxígeno (O) y carbono (C).

<< Volver a Qué son las células

3

Proceso de rompimiento de la maltosa. La maltosa está compuesta por dos moléculas de glucosa enlazadas. La enzima de maltasa es una proteína especial que cuenta con una zona que permite romper el enlace de las dos moléculas de glucosa que forman la maltosa. Una vez que la enzima de maltasa entra en contacto con la maltosa, la rompe y suelta las dos moléculas de glucosa que la componen, para que el cuerpo pueda digerirlas. Una enzima de maltosa puede romper más de 1000 enlaces por segundo. Hay que aclarar que la enzima de maltasa solamente puede romper moléculas de maltosa.

<< Volver a Qué son las células

6

Estructura del ADN (Ácido DesoxirriboNucléico). Cada segmento del ADN compuesto por un cierto número de pares de bases nitrogenadas define un gen. Cada gen es la sección del ADN que indica a la célula cómo crear una determinada enzima.

El ADN podría compararse en una analogía con un libro de recetas de cocina, donde cada gen es la receta para la preparación de una comida determinada, y el ADN sería el libro con todas las recetas. Esto es así, porque en realidad el ADN no es otra cosa más que un manual con un gran conjunto de "recetas" que le indican a la célula cómo preparar las distintas enzimas que le permiten vivir.

<< Volver a Qué son las células

7

En la imagen se muestra de manera gráfica la estructura de un gen del ADN. Cada gen contiene la información necesaria (la fórmula) para la producción de una proteína (enzima).

Además cada gen está compuesto por codones, que por su parte son cadenas de tres nucleótidos (en total hay 4 tipos de nucleótidos en el ADN, denominados Adenina, Citosina, Guanina y Timina, de los cuales solamente se toma una combinación de tres de ellos para formar un codón). Cada codón indica que aminoácido agregar en la cadena de aminoácidos (proteína o enzima).

<< Volver a Qué son las células - Parte II

8

En la imagen se muestra el proceso de producción de una enzima. La ARN polimerasa va leyendo un gen del ADN y transcribiendo su información genética en una molécula de ARN mensajero. La diferencia entre el ADN y el ARN mensajero es que este último se encuentra formado por una cadena de nucleótidos en lugar de dos.

En el ARNm el nucleótido Timina es suplantado por el Uracilo. Luego el ARNm se dirige hasta un ribosoma, donde este último lee la información que se indica en el ARNm y va tomando los aminoácidos correspondientes a cada codón. Terminada la cadena de aminoácidos (enzima) ésta se pliega dirige a cumplir sus funciones.

<< Volver a Qué son las células - Parte II

9

La división de una célula procariota (célula sin núcleo definido en la que el ADN se encuentra disperso en el citoplasma de manera enrollada, denominándose nucleoide), como por ejemplo las bacterias, se da mediante un proceso denominado fisión binaria.

Primero el ADN de la célula se duplica, después ambas copias producidas del ADN progenitor se separan mientras la célula aumenta su tamaño. A continuación, luego de haberse "inflado" la célula, comienza a partirse en el medio hasta que se obtienen dos células, cada una con una copia de ADN, ribosomas y otros elementos.

<< Volver a Qué son las células - Parte II

10

En la imagen se muestra la estructura de un virus sin envoltura vírica y de otro con envoltura vírica.

Ambos cuentan con el ácido nucleico (ADN o ARN según el virus) con toda la información genética del virus y una capa proteica que protege a dicho ácido nucleico denominada cápside, la cual está compuesta por capsómeros.

En el caso del virus con envoltura vírica, la misma tiene una bicapa lipídica y su función principal es la de ayudar al virus a penetrar en la célula huésped. Las espículas o glicoproteínas (una proteína unida a uno o varios glúcidos o hidratos de carbono) le permiten identificar el tipo de célula huésped y unirse a un determinado punto de la membrana de la célula donde el virus va a introducirse. Finalmente la envoltura se fusiona con la membrana de la célula permitiendo entrar así a la cápside y al genoma viral que contiene.

<< Volver a Qué son las células - Parte II